[Primera Impresión]: Undercovers

[spoiler2]

Le tenía muchísimas ganas a Undercovers, muchas, al fin y al cabo, no deja de llevar el prometedor sello de J.J. Abrams en la portada. Pues bien, una de tres, o el señor Abrams ha rebajado muy mucho los mínimos de calidad que le pone a todo lo que hace, o bien no Undercovers no la creado él y todo ha sido una broma de mal gusto o está jugando con nosotros como ya hizo con la primera temporada de Fringe y ha decidido otorgarnos unos capítulos iniciales más bien flojitos para luego deleitarnos cuando la serie esté más avanzada como sólo él sabe hacerlo.

Y es que en esta primera impresión, y a falta de devorar algún capítulo más, qué queréis que os diga, Undercovers me ha parecido flojita, muy flojita. También tiene sus cosas buenas, no digo que no, pero vayamos por partes y examinemos poco a poco y con cuidado la nueva creación de Abrams, porque tiene algunos detalles realmente interesantes. En primer lugar y si tengo que destacar una cosa en general, es el casting, vistos sobre el papel y en las imágenes promocionales la verdad es que tampoco prometían mucho, pero en la pequeña pantalla hay que reconocer que la química entre los dos protagonistas principales, interpretados por Gugu Mbatha Raw y Boris Kodjoe, es innegable, a mí parecer el punto fuerte de toda la serie, al menos por el momento.

Lo malo de este primera capítulo no son entonces los personajes, ni siquiera lo es la fotografía ni las escenas de acción, que están, por lo general, muy bien conseguidas, lo malo en mi opinión es que es una sucesión de tópicos y una ración de películas de espías típicas tan condensadas que no es que sea algo malo en sí es que simplemente, no aporta nada nuevo.

A un lado vamos a dejar la lamentable descripción de Madrid, de la que ya habló mi compañero José Manuel y que básicamente lo que hace es describir la ciudad casi como un reducto tercermundista donde se habla español latino (con todo el respeto del mundo que se merece, pero que simplemente aquí no se habla), y que encima, es algo que puede notarse fácilmente, ni siquiera está rodada en Madrid, de vergüenza.

El comienzo de Undercovers sólo se puede calificar como 'tibio', y el futuro a priori no parece demasiado prometedor, insistiendo de nuevo en que el mago Abrams siempre parece tener un as guardado debajo de la manga. Como algunos sabéis, el criterio que sigo para las series nuevas es dividirlas en las que sigo viendo después del primer piloto y las que deshecho completamente, por fortuna, Undercovers pertenece a la primera, seguiré viéndola e informandoos puntualmente de cómo va mejorando. Ahora os pido vuestra opinión ¿qué os ha parecido? ¿Vais a seguir viéndola?