¿Qué ve… Álex González (Basura and TV)?


Seguimos con nuestras etnrevistas a blogueros del mundo de la televisión. Hoy os traemos a Álex González, el autor de Basura and TV, una bitácora muy recomendable sobre series de televisión, con críticas muy bien construidas y con toques muy buenos de humor. ¿Queréis saber cuáles son las preferencias seriéfilas de Álex?

Tres series actuales que recomendarías

  1. Sin dudarlo la primera en la lista sería Treme, la serie sobre la situación de la ciudad de Nueva Orleans después de la catástrofe del huracán Katrina.  Creada por David Simon (responsable de las también altamente recomendables The Corner, The Wire o Generation Kill), es un drama en el que por encima de todas sus virtudes destacan dos aspectos: la fidelidad del estilo de vida de los habitantes de la ciudad y el uso del mundo de la música como hilo conductor de todo. Por eso no solo se convierte en una delicia para el espectador televisivo habitual, sino que además, su visionado es toda una experiencia reveladora para los amantes de la música.
  2. Cambiando totalmente de registro, mi segunda recomendación sería Louie. Es una comedia creada por Louis C.K., cómico stand up estadounidense con mucha experiencia en la televisión y que hace unos años ya intentó trasladar su particular forma de comprender y aplicar su humor en Luckie Louie, una sitcom de estructura clásica pero rompedora en las formas y el mensaje. Ahora, con Louie, se aleja de ese formato para crear una falsa realidad de la que hace uso para desarrollar una ficción donde sus rutinas como monologuista toman forma.
  3. Y por último, recomendaría Misfits, serie británica que es una suerte de mezcla de subgéneros: el drama adolescente y los superhéroes. Una producción que bebe mucho de Skins, serie con la que comparte cadena, pero de la que se diferencia gracias a un humor bastante más afilado, y que suma a todo el asunto la adquisición de súper poderes a sus protagonistas que, lejos de arreglarles la vida, son el inicio de la mayoría de los conflictos de la historia. Una deconstrucción en sí misma en cuanto a los géneros que representa y que, además, cuenta con una banda sonora que mezcla con una alegría pasmosa grandes clásicos con muchos hits del momento.

Tres series que crees que son imprescindibles:

  1. The West Wing, de Aaron Sorkin. La serie sobre una administración ficticia de La Casa Blanca que, sin embargo, posee cataratas de realidad por cada episodio. Diálogos frenéticos que dan pie a momentos cómicos y dramáticos que se mezclan con una facilidad pasmosa, todo ello en una network (NBC) que consiguió que la política y sus entresijos fueran atrayentes para un gran número de espectadores.
  2. South Park. La serie de animación que mejor evolución ha tenido manteniendo la esencia original de unos personajes perfectamente construidos. Vamos, todo lo contrario de lo que le ha acabado pasando a The Simpsons. Es brutalmente honesta y sorprendentemente equitativa a la hora de lanzar sus dardos envenenados y posee una regularidad en la calidad de sus episodios difícilmente explicable. Una serie que todo el mundo debería ver por el mero hecho de ser la que mejor desgrana la actualidad y los tiempos en los que nos ha tocado vivir. Y por los chistes de pedos, claro.
  3. Por último Seinfeld, el alfa de la comedia moderna. Hasta su estreno, las sitcoms se basaban en desarrollar distintas situaciones en un grupo de personajes con un conflicto diferenciador de partida (cuatro ancianas se ven obligadas a compartir apartamento, una nueva vecina cambia la vida de cuatro genios con problemas de adaptación social...). Pero en Seinfeld todo eso suprime y se llega a la conclusión de que en las vidas de unos cuantos personajes rutinarios ya existen, de sobra, motivos y detalles para desarrollar una comedia. A eso se le suma buenas raciones de surrealismo, diálogos frenéticos y un nivel de autorreferencia que va aumentando con el pasar de las temporadas y el resultado es la más grande comedia, hasta la fecha, jamás producida.

Tus tres gags/escenas favoritas

  1. El final de la segunda temporada de The West Wing, con Brothers in Arms de fondo, que además es uno de los cliffhangers más tensos y mejor (y rápidamente) resueltos que he tenido el gusto de ver:
  2. Esta escena del especial de Navidad de Doctor Who The Voyage Of Dammed (entre la tercera y cuarta temporada) en la que, en cuestión de un minuto se muestra como es el personaje de The Doctor y su historia:
  3. Y, por supuesto, si he hablado de Seinfeld tengo que elegir el gag de "El Sopero Nazi".

Tus tres personajes favoritos

  1. El favorito, sin pensarlo, es The Doctor, de Doctor Who. Sobre todo por la facilidad de reinvención que sufre dada la longevidad de la serie, y de la que siempre sale ileso. Y aunque los aspectos de su carácter cambian a ritmo de cada regeneración siempre existe una constante en el personaje que me sorprende y maravilla. Y no es otra cosa que nos encontramos ante un ser que, por composición y características, es casi divino, pero es capaz de emocionarse con los aspectos más sencillos y vacuos de la vida. Y no sólo eso, si no que es capaz de conseguir que el espectador  experimente la misma sensación. Es la principal razón por la que Doctor Who puede romper todos los records de longevidad en televisión. Mientras que la costumbre de creación de cada nueva personalidad de The Doctor se siga haciendo con tanto mimo y cariño, la serie seguirá sin problemas durante muchos años.
  2. Para el segundo, George Constanza, de Seinfeld. La bajeza moral hecha personaje por obra y gracia de la mente de Larry David. Egoísta, manipulador y capaz de rebajarse a cualquier nivel con tal de salirse con la suya. ¿Cómo no adorarle?
  3. Y por último Eric Cartman, de South Park. La voz de la provocación de la serie en el cuerpo inocente de un niño regordete y racista (entre otras muchas peores cosas). Todos los males reconocibles de un adulto aplicados con la simpleza a la hora de actuar de un infante. Cada vez que una asociación de algo pone el grito en el cielo por cualquier cosa que el personaje de Cartman ha dicho en el alguno de los episodios de la serie, estamos de enhorabuena, porque eso significa que ha metido el dedo en la llaga adecuada.

Tres series sobrevaloradas:

Aquí no puedo decir nada, me temo, porque soy totalmente contrario al concepto de sobre o infravaloración. No solo porque no dice nada útil sobre las cualidades de un producto en cuestión, en este caso series, sino porque además su utilización se ha convertido en un cliché bastante detestable que, en pocas palabras, se resume en “algo es mejor o peor por el mero hecho de que a mí me gusta más o menos”.

Me explico, claro. Y lo haré con el ejemplo más significativo del momento. “Lost es una serie sobrevalorada” creo que es una frase que leo unas cuantas veces al día. Bien, podríamos discutir si el fenómeno que ha generado la serie es desmedido o no, pero cualquiera de las conclusiones que sacáramos no diría absolutamente nada sobre la composición de sus personajes o su enrevesada estructura narrativa, por ejemplo. Es un comodín que simplifica hasta el absurdo la discusión y el análisis.

Nuestras entrevistas:

  1. Chicadelatele
  2. Lorenzo Beteta
  3. AgenTV
  4. Juan Polo

Foto: TVClash.com