[Recap] 1×01 Boardwalk Empire

Lo prometido es deuda. Después de conocer los increíbles datos que nos ha proporcionado nuestra compañera Cèlia sobre el estreno arrollador de Boardwalk Empire, que va camino de hacer historia en televisión de la mano de HBO, vamos a analizar y diseccionar la primera entrega de uno de los shows televisivos de los que más se va a hablar en los próximos meses. Comentemos los primeros trapicheos y tribulidades ocurridos en Atlantic City, ¿os parece?... Vamos allá.

Dejando de lado la exquisita entradilla del show, en la que nuestro amigo Nucky Thompson recibe una "oleada" de botellas de licor directamente del océano, la acción comienza en un barco pesquero, en el que varios marineros empiezan a trabajar en su segundo empleo, el de recoger cargamentos de alcohol para el bueno de Nucky. El cargamento está destinado a fortalecer relaciones con otros jefes de familia de otras ciudades del territorio estadounidense, o eso debería haber sido, sino hubiera un súbito atraco en la carretera que cambiará por completo las circunstancias. La serie nos propone un viaje al pasado tres días antes, donde nos explican perfectamente las acciones que desembocarán en la recepción de dicho cargamento.

Este viaje nos lleva hasta la víspera de la entrada en vigor de la "ley seca" cuando Nucky, nuestro gran Buscemi, nos enseña la esencia de su personaje, primero vendiéndole la moto a un grupo de mujeres en una parroquia defendiendo la prohibición y conseguir su apoyo en año de elección, para posteriormente reunirse con sus socios, y empezar a entramar la tela de araña que le permitirá hacerse con el control del tráfico de licor en Atlantic City. Y no unos socios cualquiera, entre ellos se encuentran el jefe de policia, su propio hermano, el alcalde, y varios cargos de importancia política relevante. Esta es la esencia de Nucky Thompson, un hombre que se mueve entre la legalidad y el crimen, que es capaz de ayudar a una mujer embarazada que no tiene dinero para alimentar a sus pequeños durante el invierno, y a la vez reunirse con los altos cargos de las familias mafiosas más importantes del país. Siempre acompañado por Jimmy Darmody, un joven muchacho recién llegado de la Primera Guerra Mundial. Me temo que el viaje de Nucky nos va a llevar más del lado criminal que del de buen ciudadano modelo, y el de Jimmy ni hablamos, está sediendo de sangre. Quiero resaltar la escena de despedida que le hacen al alcohol, el entierro con la botella, los globos negros y la cuenta atrás para el nuevo día sin licor ("To those beautiful, ignorant bastards"), sinceramente la ambientación de esta serie no deja de sorprenderme.

Tras varias ocupaciones más, exigidas por su mayordomo, un tipo peculiar que se ganó nuestra simpatia desde el primer momento, Nucky debe acometer uno de los momentos más importantes del episodio, su cena con los grandes capos americanos. Entre ellos nombres importantes como Arnold Rothstein, Lucky Luciano, Johnny Torrio o James Colosimo. Los primeros roces surgen, sobretodo con Luciano, el cual forjará su enemistad de manera más intensa después de lo acontecido un día después. Su juventud y ambición, chocan fuertemente con la experiencia y la caballerosidad a la que están acostumbrados Nucky y otros componentes de la mesa. Mientras tanto, los nuevos agentes entrenados en la lucha contra el crimen organizado intentan recabar información util de la reunión, sin demasiado éxito. Genial escena, en la que uno de ellos no se entera de quien es quien, sencillamente genial.

Tras la cena, se pacta el primer negocio por el cual el primer cargamento que recibirá Nucky ira destinado a Lucky Luciano como muestra de sus buenas intenciones a la hora de hacer negocios. Mientras tanto, Jimmy Darmody y un jovencísimo Al Capone estrechan sus manos y comienzan la relación que desembocará en el robo del cargamento de licor. Los planes no marcharán de la manera planeada, liquidando a la totalidad de los hombres de Luciano. Todo esto ocurre a espaldas de Nucky, demasiado ocupado disfrutando con su compañera de juegos, sin embargo, no le vendrá mal, después de que Lucky se encargue de desplumar su casino y hacer que su cargamento de licor salga practicamente gratis.

Al final del capítulo encontramos a un Nucky casi decidido a desnivelar la balanza hacia el lado del crimen, y seguir los consejos que le da el joven Darmody, sin embargo, no perdona una visita a la joven embarazada la cual le produce un sentimiento no desvelado aún, pero intuyo un papel importante para esta tal Margaret. Un detalle que me gustó muchísimo, es la comparación entre la primera escena en que una red de peces es abierta para vender su contenido ante la majestuosa vista de Nucky, y la misma escena repetida más tarde, solo que con un integrante inesperado más en la red, el paso al crimen organizado... detalles. Y para terminar y poner el broche final a un capítulo soberbio, disfrutamos de la escena más valiosa del piloto, puro Scorsese, puro "Godfather", y el asesinato del afable Colosimo, sencillamente magistral amigos mios. Aquí lo dejamos de momento, la semana que viene nueva ración. Recordad, "Primera regla de la política, chico: nunca dejes que la verdad se inmiscuya en una buena historia".

En Tvlia: Boardwalk Empire | Fotos: Poptower