[Recap] 1×02 Boardwalk Empire: The Ivory Tower

Después de aclimatarnos a Atlantic City, de conocer a sus principales personajes, sus lugares más reconocibles y sus aficiones al licor, la trama en Boardwalk Empire empieza a desarrollarse. El primer lugar que nos propone este segundo episodio, titulado The Ivory Tower, es el funeral del afable don Colosimo, el primer jefe criminal de Chicago. Mediante la buena ambientación creada para la escena, veremos a Johnny Torrio y a su protegido, hasta el momento un desapercibido Al Capone, zafarse del acoso de la prensa, que intentará sacar algo de información sobre los misterios que envuelven la muerte de Colosimo.

Mientras tanto, nuestro Nucky Thompson, sigue dándole vueltas al asalto al camión de contrabando cuyo destinatario iba a ser Arnold Rothstein. Un tipo bastante rudo, que tras descubrir al autor de la muerte de Colosimo utilizara toda su verborrea mafiosa para instar al asesino a indicarle quien le ha encargado dicha acción, o a intentar digerir una sabrosa bola de billar. Aunque de momento no sabemos quien realizó tal encargo. Nucky, recibirá la visita de varias personas en su despacho, entre ellas la de Margaret para devolverle su dinero, debido a problemas de conciencia tras la muerte en extrañas circunstancias de su marido y a la visita de su hermano Elias para coaccionarla; O la de Nelson Van Alden, agente del gobierno, que empezará a hacer presión sobre Nucky y sus actividades extracurriculares. No faltarán las apariciones esporádicas de su mayordomo, las cuales pueden convertirse en un clásico en este show, que gracia me hace este hombre.

No le faltará tiempo al bueno de Nucky, para sacar tajada del error cometido por Darmody en el asalto al camión, exigiendole tres mil dolares como compensación. Algo, que el joven Jimmy no se esperaba, y tras gastarse la mayoria del dinero en regalos para su mujer, hijo y madre, intentará recurrir a Capone para que le ayude con algo de dinero. Sin embargo, el gordito de Capone está demasiado ocupado reventando botellas en cabezas de periodistas y jugueteando con las mozas de su local, y le da calabazas. Jimmy deberá recurrir entonces a robarle a su propia madre el collar que le habia regalado previamente, para poder saldar su deuda con Nucky. Lo que no se podia imaginar, era que tras saldar su deuda, Nucky iba a apostar los tres mil al negro en la ruleta de su casino, y que, circunstancias de la vida, iba a salir rojo. La carita que se le queda a Darmody es digna de mención. No le toques los "nuckys" a Thompson, o habrá consecuencias.

Este hecho es palpable en otra escena del episodio, en la cual Rothstein se pone en contacto con Nucky para comentarle que su camión no ha llegado, y que exige diez mil dolares como compensación, y pese a que Nucky no tiene muy claro si el mismo se cree lo que va a decir, las palabras que salen de su boca son "Si quieres saber como hago negocios, vuelve a traer tu cara a Atlantic City y lo veras.", ya tenemos la guerra servida.

En otro plano temporal podremos ver a Van Alden indagando y llegando a la conclusión de que Nucky Thompson es en realidad el pez gordo de Atlantic City, como así le dira a sus jefes. Tratará de sacar provecho a un encuentro con la joven Margaret, y sufrira mientras escribe una carta a su amada mujer.

Por otro lado, el capítulo cuenta con bastantes dosis de contenido sexual, que se lo digan a Jim, después de que su hijo se despierte en el mejor momento del día, o a la pareja que se detiene en medio del bosque tras la insistencia del hombre, y acaba siendo interrumpida por un desaliñado personaje que sale de entre los arboles pidiendo ayuda. ¿Quién es este personaje? ¿Tal vez un superviviente del asalto al camión? De ser así, me parece que nuestros amigos de Atlantic City van a sumar algún que otro problemilla más a su lista cuando Rothstein se entere. Todo esto, lo descubriremos en el próximo episodio, el cual promete desatar muchos acontecimientos y aquí seguiremos para contaroslo.

En Tvlia: Boardwalk Empire