[Recap] 1×11 Haven: The Trial of Audrey Parker

[spoiler2]

Poco a poco Haven va encontrando su camino. Lo que empezó como una serie de verano con una cierta gracia, a estas alturas de la temporada ha demostrado tener mucho más que eso en la recámara. Y The Trial of Audrey Parker es un excelente ejemplo de lo que digo, porque es un episodio auténticamente redondo. Y ya de paso, retoma el tema FBI, que se había quedado un poco olvidado, y lo resuelve de una vez por todas. ¿O tal vez no?

La historia por fin se atreve a experimentar un poco más y a salir del habitual monster-of-the-week, como ya hiciera previamente As You Were. Sí, hay un monstruo, pero eso es lo de menos. Este episodio elabora la idea de que no todos los troubled son pobres víctimas que merecen nuestra compasión, sino que hay algunos más que dispuestos a utilizar sus habilidades con fines poco éticos, y que deben ser detenidos y tratados como los delincuentes que son. Ser troubled no es una carta para librarse de la cárcel, y eso abre el camino a un montón de nuevas —y esperamos, interesantes— tramas.

Pero quizá lo más interesante es que vemos un lado de la agente Audrey Parker que podíamos intuir desde el principio, pero no acababa de confirmarse. La Parker siente que Haven es el hogar que nunca tuvo y la única posibilidad de acercarse a un pasado que desconoce. Pero lo que es más importante: le ha cogido cariño, y ahora ella es una más. Volvemos a oír aquello de que puede ayudar a la gente con troubles, y se me empieza a ocurrir que tal vez se refiera a algo más que hablar con ellos. Precisamente en este episodio confirmamos también que la incapacidad de sentir del agente Wuornos no es neuropatía idiopática después de todo, sino un ejemplo más de los benditos troubles. Y si Audrey puede hacer que Nathan note su tacto, o puede hacer que la cabeza de un piroquinético vuele por los aires como fuegos artificiales, tal vez sea capaz de hacer más cosas.

Aparte de la historia, que resultó francamente interesante —con referencia a Fox Mulder incluida por el mismo precio— hemos recibido otro pequeño empujoncito en la mitología, y uno que nos hace plantearnos qué más cosas oculta Haven además de los troubles. Porque esas grietas que se abrían en la tierra... ¿Terreno calizo, verdad? Entonces, ¿cómo pudo abrirse una en el barco de Duke?