[Recap] 2×12 Drop Dead Diva: Bad Girls

[spoiler]

¡Que rápido se pasa el tiempo! En un abrir y cerrar de ojos, Drop Dead Diva llega al final de su segunda temporada con dos episodios: dos arcos importantes, cuatro casos distintos y una nueva cara que llega a imponer su autoridad después de una larga ausencia; 90 minutos en donde la vida de nuestros personajes mete el acelerador y nos deja con un cliffhanger que nos torturará hasta el verano que entra… esto si llega la renovación oficial.

En la primera hora titulada Bad Birls, Jane recibe el caso de una chica que es molestada por la chica más popular de su clase, quien sube una fotografía de ella a su blog. Kim y Parker representan a Claire Harrison — sí, Harrison como en Harrison & Parker —, quien busca quedarse con la mitad del negocio de su marido tras el divorcio. En lo personal, Jane y Grayson crean una conexión especial cuando él rompe su relación con Vanessa después de conocer a sus padres; el regreso de Claire pone en guardia a Kim al enterarse su pasada relación con Parker; Fred se obsesiona unos datos que descubre en research.

Este penúltimo episodio funciona de manera eficiente para establecer el final de temporada. ¿Por qué? Crea el conflicto entre Vanessa y Parker, dando la oportunidad a Jane de acercarse más a su ex — bueno, el ex de Deb —; se presenta un gran personaje, la malvada y nada ética, Claire Harrison; y, en segundo plano, Stacy y Fred, por fin, hablan sobre una relación. Antes de ahondar en esto, veamos los casos presentados.

Jane toma un caso de la típica niña molestada en la escuela por la abeja reina; imaginen Mean Girls, donde la chica mala es realmente cruel y sumen el bully cibernético… una pesadilla. La tímida Abby y su madre quieren que Madison, la chica en cuestión, quite una imagen de su blog donde Abby aparece en bra. Abby quiere evitar el conflicto, pues sabe que es su sentencia a muerte por el resto de la prepa, pero la madre insiste a pesar de enterarse que la fotografía la tomó la misma chica y la envió a su ex-novio — cuando todavía tenían la relación —. Una pesadilla que Jane resolverá con ayuda de la genio espontánea.

A simple vista se trata de un caso sencillo. Se hace una cita, se llega un acuerdo y solucionado. Al menos eso creo que hubiera pasado de no ser por la madre de Madison y sus ideas — no me extrañaría nada que de joven ella fue también la abeja reina de su grupo —. El argumento que emplea para ayudar a su hija para nada es un buen ejemplo para su educación. Abby hizo lo correcto al delatar a su compañera por hacer trampa, pero para la madre esto merecía una revancha. Ambas chicas recibieron una buena lección al llegar a juicio criminal y también a la señora le tocó un escarmiento. Este es otro caso salvado gracias a "la abogada interna" de Stacy.

Para hablar del segundo caso del episodio, empecemos con Claire Harrison. La abogada es fundadora de la firma y dueña del 50 por ciento aunque lleva años sin aparecerse por ahí. Su regreso tiene dos propósitos: 1) pedirle a Parker que la represente para quitarle la mitad de la compañía a su ex-marido y 2) sus intensiones simultáneas de regresar a la firma y, de paso, a los brazos de Parker. Conforme pasan los minutos — y gracias a Fred — nos damos cuenta de que la mujer es una terrible colección de engaños. En fin, una pésima persona. Su presencia hace crecer la empatía con Kim, quien se las ve negras durante el episodio. Aún así, la abogada enseña como se debe de hacer sin faltar a la ética y cruzar los límites de lo profesional y lo personal.

¿Qué tal Grayson? **Les confieso que el personaje ya me harta a estas alturas. El hombre toma una decisión como si nada y, luego, se retracta igual, como si nada. Conclusión: Grayson no sabe que quiere en la vida. Lo que se agradece de esta línea es el inicio del episodio, el número musical / duelo entre Vanessa y Jane cantando I Want You to Want Me. Lo más cliché, el momento meet the parents. Como conclusión, se rompe la relación sentimental, así nada más. Si, perdió a su novia en un trágico accidente... Pero eso no justifica su forma de ser.

En general la primera parte e entretenida e interesante gracia a los casos y a la presencia de Claire. En cuanto a Jane, bueno, como siempre agradable y genial — amo la actuación de Brooke Elliot —. Por último, me gusta mucho como maneja Kim la situación laboral y su relación con Parker.