[Recap] 7×03 Grey’s Anatomy, Superfreak

[spoiler2]

Los médicos de Grey's Anatomy llegan al tercer episodio de su periodo de recuperación. Todos nuestros personajes han sido dados de alta, mientras que Cristina Yang se encuentra irreconocible al no querer regresar al quirófano. Para Meredith Grey es preocupante, su mejor amiga se deja vencer ante los terroríficos recuerdos del ataque; ¿será que su alma gemela se repondrá? Por su parte, Derek Shepherd hace todo lo posible para sacarla adelante. Afortunadamente el neurocirujano parece entender a su esposa y a la mejor amiga, su extraña y fuerte amistad; ¿podrá ayudarla a superar su trauma?

Superfreak inicia con las clásicas palabras de Meredith, quien sostiene que los doctores son freaks desde pequeños, creciendo como personas aisladas. Pero llega un momento en el que los freaks reconocen a otros y forman estas amistades extrañas, encuentran el amor o, bien, siguen alimentando sus traumas solos. El arco central de este episodio lo lleva Derek, quien hace una reflexión sobre la familia y la importancia que se le debe de dar en dos casos: Cristina Yang, mejor amiga casi-hermana de su esposa post-it, y Amelia Shepherd, su hermana con la que no tiene una buena relación.

La carrera de Cristina está en peligro, pues no es considerada apta para regresar al quirófano, sin tener para cuando regresar. En junta, Perkins sugiere que Yang se dedique a labores administrativas; Shepherd se niega y la elige como asistente. Al mismo tiempo, Derek recibe -- no en buena gana -- a su hermana menor, Amelia Shepherd, quien llega con un tumor como oferta de paz. Derek lo recibe pero se niega a trabajar con Amelia. Mientras tanto, Meredith le señala a su esposo post-it que se trata de su hermanita; su actitud la comprenderá más adelante.

Derek estudia el caso con Cristina y Amelia, aunque se niega a trabajar con su hermana. Para Yang parecer ser un suplicio; se niega a contestar las preguntas que se le realizan, no parece importarle su carrera, ni su futuro. Amelia no entiende por qué Derek trabaja con una interna con "problemas de aprendizaje" como ella señala -- no conoce a la verdadera Cristina Yang, queda el fantasma de ella --. Durante la cirugía, Cristina se aparta; queda irreconocible, en una esquina del quirófano. Derek corre del quirófano a Amelia por hablar mal de Yang, siendo que ella le salvó la vida.

Todos se encuentran preocupados por Cristina: Meredith no sabe que hacer y Owen se preocupa aún más cuando se entera de que su esposa durmió con Meredith y Derek -- la analogía con ET es genial --. Derek quiere devolverle la vida a Cristina; ahora es familia y se preocupa por ella, así que tomará varios intentos pero hará lo posible para que supere su trauma. Con Amelia, su hermana de sangre, tiene una conversación recordando los eventos que cambiaron su relación: la muerte de su padre y la sobredosis de Amelia. Y es que Derek, al ser el hombre de la familia tras el fallecimiento de su padre, queda al pendiente de la pequeña. Quiso que permaneciera pequeña e inocente para protegerla siempre; en cambio, casi la pierde cuando adolescente. La familia realmente le importa.

En segundo plano, tenemos a Lexie Grey y Mark Sloan. Puede ser Little Grey haya superado su trauma, pero se sigue sintiendo acosada por Sloan. Ambos trabajan en un caso único, un señor lleno de verrugas. Mientras que Lexie batalla para superar el asco que le da su paciente -- con ayuda de Bailey --, Sloan deja de mirarla. Lexie sigue pensando que Mark la ve como una lunática; no entiende que el hombre en realidad la ama. Por su parte, Mark sufre porque no puede expresar su amor; cuando esto ya no es suficiente, es hora de pasar a lo siguiente... Pero ¿Amelia Shepherd? Si, algo de una vez; para Lexie cae como bomba.

En esta ocasión Meredith Grey trabajo con April Kepner, la mercy wester que nadie soportaba la temporada pasada. El tratamiento que le dan a April va por buen camino; nos muestran a esta mujer tímida, que resulta ser virgen a los 28 años. El tema justifica una conversación entre los residentes, algo que nos recuerda a los inicios de la serie. Al final, en el bar, April pone a todos en su lugar, diciendo que hay cosas de las que no se hablan. Al fin está encajando en el grupo y, les confieso algo, al igual que ha Mer, Aprol me está cayendo cada vez mejor.

Como complemento, tenemos la línea de Karev -- no tan relevante, pero que señala los efectos post traumáticos -- y a nuestra attachment barbie favorita, Teddy Altman, terminando su relación fugaz con Andrew Perkins. De la última, nos quedamos con las últimas palabras del experto: Teddy tiene una tendencia a sentirse atraída por hombre no disponibles, ya sea porque se encuentran comprometidos o porque se tienen que ir. De paso se justifica la salida de James Tupper, invitado especial que interpreta a Perkins.

Superfreak da continuidad a los personajes y, de paso, es un evento crossover con Private Practice -- aunque no hay mucho que rescatar de lo que ocurre en California, fue extrictamente sobre el reencuentro Shepherd --. Siento que la situación de Yang está comenzando a cansar; simplemente sigo sin creer como una doctora de su nivel se deje vencer tan fácilmente. Por lo demás, sale bien librado el episodio: drama, toques de comedia y presumen su gran presupuesto en efectos especiales.

En TVlia: Grey's Anatomy, séptima temporada