[Recap] 7×05 Desperate Housewives, Let Me Entertain You

[spoiler2]

¡Quién lo iba a decir! Desperate Housewives se pone cada vez mejor. La semana pasada, en The Thing That Counts is What’s Inside, tuvimos las sutiles pistas referentes al misterio central de la temporada -- esto apesar del poco tiempo de Paul Young en pantalla --. El hombre se toma su tiempo para llevar a cabo el plan que pondrá a prueba amistades y enturbiará la tranquilidad de Wisteria Lane. Mientras eso sucede, nuevas amistades se "fortalecen", nuevas relaciones tienen que aprender a comunicarse y viejas costumbres deben ser modificadas.

Let Me Entertain You inicia con una ama de casa común y corriente tratando de alcanzar su sueño. Pero su sueño será frustrado gracias a una pelea entre las bellezas de los suburbios, Gabrielle Solis y Renee Perry, lo cual nos obliga a hacer un flashback de una semana. Susan Delfino se encuentra en problemas por terminar abruptamente una sesión privada y es despedida. Renee Perry regresa de Nueva York, después de arreglar la negociación para su divorcio. Bree, la cougar, da un paso en la relación con su contratista -- algo de lo que se arrepiente por momentos --. Y, en la casa Scavo, Tom llama a su madre para que ayude con Page.

Susan Delfino lleva tiempo trabajando para Maxine, consiente del riesgo que representa. Anteriormente, cuando el sitio web se veía fuera de los Estados Unidos, no existía tanto problema. Ahora, con los espectaculares y la introducción del sitio a su país, Susan debe extremar precauciones. Como vimos la semana pasada, Susan se ve forzada a pagar los 9000 USD que se invertieron en publicidad, todo con tal de protegerse. Cuando Mike se da cuenta de la ausencia de dicha cantidad, Lynette cubre a su amiga sin saber lo que ocurre. ¿Cómo explicarlo? Lynette regaña a Susan por trabajar en un sitio "porno", pero entiende la situación y su desesperación.

El problema que Susan Delfino enfrenta es más grande de lo que ella cree; al menos ahora tendrá con quien platicar. Concentrada en reunir el dinero faltante, la mujer acepta regresar bajo la petición de Maxine. Existe un cliente que pagará un buen dinero para tener una sesión con "Tanya", quien resulta ser Paul Young -- ¿lo vieron venir? --. Young amenaza a Susan en dar a conocer su trabajo secreto si no le vende la casa que le está rentando, así que se encuentra entre la espada y la pared. ¿Venderá la casa a Young?, ¿cómo lo tratará con Mike? Por otro lado,¿qué estará tramando Paul? Su plan destruirá amistades y, por lo que dice Mary Alice, dará resultado.

Pasemos a las bellezas de Wisteria Lane. Renee Perry regresa a un paso del divorcio, así que invita a sus nuevas amigas a celebrar. El grupo se reduce a Gabrielle Solis. Entre copa y copa, las nuevas mejores amigas terminan compartiendo sus "trapitos sucios": Renee se acostó con el abogado de su esposo para llegar al acuerdo de los ocho millones y Gabrielle tiene una nariz operada -- sí, su rostro que alguna vez dijo era prueba de la existencia de Dios --. Renee revela el secreto de Gabs, mientras que ella se lo guarda para el momento justo. Así es como terminan a golpes en plena presentación. Posteriormente, las nuevas mejores amigas se piden disculpas; estas dos juntas son una bomba.

Para Bree tener un galán de treinta y tantos inicia como una bendición para convertirse en un martirio sexual. Durante una reunión con las chicas, Bree cuenta que en su primera noche con Keith tuvieron sexo tres veces. En la siguiente reunión, esas tres veces pasan a ser seis horas. Bree se siente mal en comentar algo porque cree que se verá como "la vieja", así que su modo de solucionar el problema es asignándole una lista de tareas interminables a su contratista... lo cual no funciona. Bree acepta que no puede seguir el ritmo del hombre, mientras Keith confiesa que sólo ofrece sexo porque no se siente al mismo nivel intelectual y la quiere mantener interesada. Bien, solucionado este pequeño detalle...

Lynette Scavo busca una niñera para Page ya que, como vimos la semana pasada, no puede con todo a la vez; además, quiere regresar a trabajar. El genio de Tom encuentra a la mujer que, según él, es indicada para la tarea: su madre. Lynette no acepta la presencia de su suegra, no porque no la quiera, sino por las costumbres que tiene -- porque hay que cuidar de nuestros hombres --. La mujer no permite que ningún hombre de su casa mueva un dedo... ni para servirse café. Lynette es todo lo contrario y de ninguna manera permitirá que su suegra enseñe a sus hijos ese tipo de costumbres. Al final, Lynette pide una disculpa y Penny parece notar algo extraño en su abuela: le está fallando la memoria. Se puede desarrollar una subtrama interesante apartir de esto.

Al final, Let Me Entertain You es un episodio equilibrado, que cuenta con su respectiva dosis de drama, momentos cómicos y el desenlace relacionado con el misterioso plan de Paul Young. ¿Por qué querrá las casas de Wisteria Lane? Recuerden que anteriormente le pidio a la señora McCluskey que le vendiera la suya. Por otra parte, Renee Perry -- increíble Vanessa Williams -- se ha integrado de manera excelente al grupo de amigas; cada vez quiero ver más locuras de Renee.

A ustedes, ¿qué les pareció el episodio?, ¿qué piensan del plan de Paul?, ¿les gusta el rumbo de la temporada?

En TVlia: Desperate Housewives, séptima temporada