¿Eres demócrata o republicano?

La semana pasada comenté la existencia de un estudio realizado a partir de una muestra amplia de consumidores de televisión que extraía diferentes tipos de personalidad en función de su serie favorita. Y dado el gusto de los americanos por los estudios y las listas, esta semana se ha publicado otro estudio que analiza los gustos de los espectadores en función de su tendencia política, o lo que es lo mismo, divide a los espectadores entre demócratas y republicanos en función de las series que miran.

Por lo visto, y todo según el estudio realizado por Experian Simmons, los espectadores republicanos o conservadores suelen ver los programas de televisión de mayor audiencia, mientras que los demócratas preferirían programas con audiencias más modestas pero aclamadas por la crítica. Esto no quiere decir que unos y otros no vean series del otro bando sino que, a la hora de elegir, se decantan más por un tipo de programa que por otro. Por ejemplo, series de cable como Mad Men, Damages, Dexter, Entourage o Breaking Bad tienen una audiencia mayoritariamente demócrata pero no le podemos echar la culpa al cable ya que White Collar también lo es y gusta mucho a los republicanos, y es que, evidentemente, la razón no la debemos buscar en el medio sino en el contenido.

Según John Fetto, director de manager de Experian Simmons, a los demócratas, a diferencia de los republicanos, parece que les gusta ver programas sobre personas dañadas (supongo que con esto se refiere a personajes torturados o directamente perturbados). Como ejemplo habla de la alta polaridad a favor de los demócratas de las series que conforman la noche de comedia de la NBC (compuesta por 30 Rock, Community, The Office y Outsourced) de la que, curiosamente, sólo se salvaría The Office. ¿Será porque es la única que (casi) nunca alude a temas políticos?

La edad también es un factor importante a tener en cuenta ya que los programas para jóvenes y las comedias de animación como Family Guy o los docusoaps tipo Jersey Shore suelen ser más populares entre los demócratas, y en cambio, los republicanos prefieren los concursos-reality tipo The Amazing Race y American Idol o las sitcoms mainstream tipo Two and a Half Men porque supuestamente son programas que hacen sentir bien a la gente.

Y muchos diréis, si yo soy fan de Dexter pero también veo The Big Bang Theory, ¿tengo personalidad múltiple? Pues no necesariamente porque, como he dicho antes, la lista habla de tendencias pero lo que sí es cierto es que si echamos una ojeada a la lista de programas más populares entre los republicanos veremos que la mayoría de las series se dirigen a un público más amplio y familiar, que las series de la lista demócrata que tienen un target mucho más definido y excluyente salvo excepciones tipo Law & Order: SVU aunque, casualmente, se trata de la franquicia de Law & Order centrada sobre todo en crímenes sexuales y cuyas víctimas suelen ser mujeres. Otro caso curioso es el de la serie de ciencia ficción V que, apriori, no encajaría con los gustos republicanos pero seguramente les gusta porque muchos consideran la serie un ataque a la administración de Obama.

El problema de este tipo de estudios y sus generalizaciones es que nada es blanco o negro y, además, no tienen (ni pueden tener) en cuenta a los seriefagos (que es como llamo a los que devoramos una serie detrás de otra) así que espero que nadie se enfade por verse incluido en el bando que no toca. A continuación os dejo las listas para que saquéis vuestras propias conclusiones.

Vía: A.V. Club | Foto: West Wing Continuity Guide