Law & Order: Los Angeles necesita de buenos invitados especiales

Los procedurals, por excelencia, siempre gozan de enorme atracción en la sociedad norteamericana. Esa necesidad de ver drama, acción, crímen, policías y más de la vida misma, es algo que les encanta y que consumen al por mayor; no en vano actualmente tenemos un sin fin de opciones de este género. La NBC en mi opinión no se caracteriza por producir grandes procedurals, pero tiene una franquicia llamada Law & Order, que es autosuficiente y ha dado algunas variaciones por varios años, la más reciente: Law & Order: Los Angeles.

Al parecer el éxito de esta nueva serie no ha sido el esperado y ha llegado la hora de buscar otras opciones antes de recurrir a una posible cancelación, por ello en esta ocasión optan por contratar como personaje invitado a un actor que es reconocido principalmente por Breaking Bad, ese producto maravilloso que AMC nos ha entregado a lo largo de un par de años. Dean Norris ha llegado a un acuerdo para aparecer en el episodio que llevará por nombre Westwood, en él veremos al actor dar vida a un padre de familia.

Fiel a los procedurals ya conocemos la temática: en esta entrega Norris será parte de un crimen, ya que el hermano de la amiga de su hija en la Universidad es asesinado, por lo que deberán comenzar las investigaciones para deliberar culpabilidad. Law & Order es un producto rentable en esta vertiente de Los Angeles, recordemos que ha sido elegible para temporada completa, pero con todo y ello deberán mejorar, ya que a mi parecer la historia está quedando a deber, ¿no creen?

Foto: TV Guide