[Recap] 1×12 The Big C: Everything That Rises

[spoiler2]

La familia Jamison recupera poco a poco la normalidad después de que Paul haya vuelto a casa, lo que implica que Cathy se tiene que acostumbrar a tenerle cerca pendiente de ella. No será nada fácil porque se había acostumbrado a ser ella la que tomaba las decisiones y Paul parece haber tomado el timón, muy a su pesar, para facilitarle la vida. ¿Cuánto tardará la situación en estallar?

Pues parece que no lo hará, por lo menos a corto plazo, porque Cathy está empezando a apreciar los gestos de Paul. Para empezar, fue él quien la convenció de que su actitud no era la correcta y que debía poner algo de su parte para curarse, ya sea con una actitud positiva o con una terapia a base de picadas de abeja (que mal ha hecho Google). Por cierto, el personaje del Bee Man interpretado por Liam Neeson (con el que Laura Linney ha coincidido en varias ocasiones) me ha parecido delicioso en toda su locura, ¿cómo hace está mujer para rodearse de gente más perturbada que ella (que ya es decir)?

Y ya que estamos, ¿cómo es que todos los hombres a su alrededor caen rendidos a sus pies? Lo digo porque finalmente ha sucedido lo que muchos intuíamos y es que la relación entre Cathy y Todd nunca ha sido la típica entre médico y paciente, y por algún lado tenía que estallar. Seguramente su relación no sufrirá ningún cambio, y Cathy bromeará sobre el tema, pero Todd necesitaba verbalizar lo que guardaba desde hacía tiempo en vista de que a Cathy cada vez le queda menos tiempo y él no puede hacer nada.

El tema principal del episodio de esta semana es la comunicación (como en otros episodios anteriormente) y la dificultad de expresar nuestros verdaderos sentimientos. Todd decide superar sus miedos y actuar (tal vea espoleado por el alcohol) pero acaba saliendo escaldado (aunque Cathy es de lo más comprensiva). Como dice la propia Cathy, nos hemos acostumbrado a expresarnos a base de emoticonos porque es más sencillo que emocionar con lo que decimos.

Adam es un claro ejemplo, porque prefiere comunicarse con su amiga Mia vía móvil que en persona pero, en cambio, Marlene que es de la vieja escuela, utiliza una carta (de suicidio) para agradecerle a Cathy lo que ha hecho por ella, y sobre todo, para obligarla a vivir al máximo y dejarse cuidar por los que la quieren. En el fondo, no hay demasiada diferencia entre Adam y Marlene porque tanto uno como la otra son igual de cobardes y se sienten más cómodos utilizando medios que les proporcionen la suficiente distancia como para ser sinceros.

Y con éste episodios llegamos casi al final de la temporada y eso se nota en el ambiente. De hecho diría que se nota demasiado porque este Everything That Rises podría pasar perfectamente como season finale, ¿no os parece? Todo parece demasiado colocado en su lugar, ¿será que la semana que viene nos lo desbaratarán? Y por cierto, ¿alguien sabe en que proceso está la piscina? Es que al inicio de la serie parecía muy importante para Cathy y ya hace mucho tiempo que no sabemos nada. Y siguiendo con el tema, ¿qué pensáis que pasará la semana que viene? ¿Creéis que la salud de Cathy empeorará? Apuesto que sí habrá que ver si las abejas y los murales han funcionado.