[Recap] 4×08 The Big Bang Theory: The 21-Second Excitation

[spoiler2]

The Big Bang Theory se vuelve a enfocar en la trama central de la temporada -- las relaciones humanas y afectivas en geeks, caso de estudio: Sheldon Lee Cooper -- y, a su vez, rescata elementos de la cultura geek, ensamblados en un gran episodio. Comencemos con el regreso de Mayim Bialik como Amy Farrah Fowler y Melissa Rauch, interpretando a una menos desesperante Bernadette. Después, tomen un evento cinematográfico al cual un cinéfilo geek no podría faltar, como la proyección especial de Raiders of the Lost Ark, con 21 segundos de material inédito. Y, como la cereza del pastel, la reaparición del malvado Wil Wheaton. En conjunto queda los mejores 18 minutos y fracción de la cuarta temporada.

The 21-Second Excitation inicia en el departamento de Sheldon y Leonard, durante el visionado de Raiders of the Lost Ark. Mientras que Howard, Raj, Sheldon y Leonard disfrutan de la película, Penny no entiende cómo un profesor de arqueología se vuelve tan bueno utilizando el látigo. A raíz de esta pregunta, así como las siguientes intervenciones, activan los comentarios adicionales de Sheldon a.k.a. "la enciclopedia viviente de Indiana Jones" Cooper. Durante la escena se hacen acertadas referencias, entre lo geek y lo popular, como el libro Eat, Pray, Love, la sugerencia de un mash-up por parte Leonard -- muy al estilo Pride and Prejudice and Zombies o Abraham Lincoln: Vampire Hunter.

Los chicos deciden comer en The Cheesecake Factory antes de la función, a pesar de lo que opina un nada contento Sheldon. Después de una sesión de Knock, knocks y la actualización en el marcador de sarcasmos mensuales, Sheldon se levanta de la mesa para dirigirse al cine donde se proyectará la película. Su preocupación: son las 17:00hrs, la función inicia a media noche y ¡no están formados!. Por consecuencia, no tendrían lugares aceptables… eso en caso de lograr acceso a la función. Por su parte, Amy Farrah Fowler (quien originalmente iría con ellos), al ser chica, cambia de planes para unirse a la noche de chicas con Penny y Bernadette -- claro, con su mejor amiga Penny, con la que tiene sincronizado su ciclo --. Nada como ver a Penny intentando evitar a Amy sin éxito.

Cuando llegan al cine se encuentran con una gran fila de personas que esperan entrar -- ¡oh!, esas kilométricas y eternas filas --. Mientras que Sheldon se queja -- hasta cambia su frase clásica, "se los dije" --, caminan hasta al final. Sheldon se acomoda para dormir, mientras Leonard y Howard hablan sobre la problemática de encontrarse ahí, guardando sus lugares, con la dificultad de ir al baño; algo que Howard parece tener bajo control. Raj complica la situación al notar que, tomando en cuenta el tamaño de la sala y el número de personas formadas, probablemente no lograrían entrar. Al escuchar esto, Sheldon se levanta exaltado. Él tiene que ver esa película, esos 21 segundos extra -- créanme cuando les digo, he sentido la misma desesperación y angustia --.

Para Sheldon, lo peor que le pudo pasar es encontrarse a su archienemigo, el malvado Wil Wheaton. El Jar-Jar Binks de Star Trek, al ser una celebridad, logra entrar como VIP ¡sin hacer fila! Como resultado, Sheldon, Leonard, Howard y Raj se quedan fuera, algo que no impediría que Sheldon se saliera con la suya: entra por una puerta de lateral y le pide a su *sidekick,"Short Round", que le siga -- referencia al lindo niño asiático que acompaña a Jones en Indiana Jones and the Temple of Doom. Como todo un Indiana Jones, Sheldon roba los carretes de la película, se burla de Wil Wheaton y sale corriendo, tarareando el tema de Indiana Jones -- composición del legendario John Williams (está bien, le bajo a mi intensidad cinéfila) --, perseguido por una multitud. ¿Por qué nunca hay un aeroplano cuando se necesita?

En el departamento de Penny, la noche de chicas se convierte en una pijamada cuando la anfitriona se dispone a abrir la segunda botella de vino -- después de escuchar las inadecuadas declaraciones de Amy, ¿quién no lo haría? --. Amy no se encuentra familiarizada con las fiestas en pijama, pues nunca ha sido invitada a una. La primera actividad que sugiere, pelea de almohadas; posteriormente, una sesión de manicura tras la que pide a Penny le retire el color de sus uñas; luego, llamadas chistosas, donde la víctima resulta Sheldon. La siguiente actividad, sugerida por Wikipedia, es el clásico de las pijamadas: Verdad o Reto -- para preguntas vergonzosas, ¿cuál es la circunferencia de tu areola? --.

Después del reto que Bernadette asigna a Amy, contar una historia obscena -- The Miller's Tale, de Chaucer --, Bernadette hace la pregunta del millón: ¿por qué Penny pasa tanto tiempo con Leonard cuando ya no son novios? -- vamos, hasta Amy está de acuerdo con la pregunta --. Penny confiesa que aunque Leonard es un gran chico, la relación empezó a ser seria, algo para lo cual no estaba preparada. Amy realiza la siguiente pregunta, ¿cómo reaccionaría si, en un futuro, llega a estar lista para la relación pero Leonard no está disponible porque otra chica se da cuenta que -- usando sus palabras -- es un gran chico? Entre Bernadette y Amy molestan a Penny, quien se va a refugiar a su cuarto -- por cierto, ni se nota que Kaley Cuoco no puede caminar --. Para finalizar, Amy sugiere la siguiente actividad: experimentar con el lesbianismo. ¡Que tal, Penny!

The 21-Second Excitation es un cúmulo de grandes momentos, lleno de referencias y con situaciones que no habíamos visto. Logra un equilibrio con todos los personajes, ahora con el bando de las chicas -- dejaré de pensar en Alvin y las ardillas, en serio; nada que ver, lo sé --. Las líneas de Raj, como siempre, arrancan carcajadas -- de cómo Eat, Pray, Love cambió su vida. Además de Amy, que en este episodio queda genial, mi favorita es Bernadette. Ambas actrices se han vuelto regulares para esta temporada, ¿qué más nos podrán ofrecer? Por último, Sheldon Indiana Cooper Jones es lo mejor.

¿Les gustó el episodio?, ¿cuál es su parte favorita?

En TVlia: The Big Bang Theory, cuarta temporada