[Recap] 7×06 Desperate Housewives: Excited and Scared

[spoiler2]

Mientras que los vecinos de Wisteria Lane se esfuerzan para decorar sus casas de la manera más tenebrosa posible, sin olvidar los disfraces adecuados para Halloween, nuestras mujeres desesperadas afrontan problemas que significan el mayor de sus temores. El miedo es justo el tema que Mary Alice Young toma para introducirnos a este nuevo episodio de Desperate Housewives; ya el sexto de la temporada.

En Excited and Scared... Paul Young recibe el consejo de cortejar a Beth, su esposa, invitándola a salir en una cita. Susan revela a Mike su sexy trabajo secreto después de que Paul se entera de ello. Juanita Solis comienza a sospechar sobre la actitud de Gabrielle con Grace. Lynette nota los problemas de memoria de la madre de Tom. Bree descubre un secreto perturbador de Keith.

Comencemos con Paul Young y la frustración que siente al no poder acercarse a su esposa. La pareja asiste con un especialista, escena donde nos revelan que Beth tiene 30 años y es virgen, además de recordar el hecho de que ella no pensaba que Paul saldría de la cárcel. Al tratarse de una relación con origen atípico -- intercambio de correspondencia --, les sugieren empezar de cero con una cita. Así lo hacen pero, cuando Paul intenta besar a su esposa, recibe una bofetada; al instante, Paul le advierte a Beth que la quiere fuera de la casa para el fin de semana. De ahí viene la intrigante -- ¿o no? -- llamada de Beth a su madre; insisto, ¿tendrá algo que ver con Felicia Tilman? o ¿por qué más quedarse con ese hombre? Eso sí, parece que Beth recupera la confianza de Paul y vaya de que forma.

En la casa Delfino, los problemas financieros (y las amenazas) van de mal en peor. Cuando Mike se entera de que Susan trabajó en el dichoso sitio web, se molesta por no tomar las decisiones adecuadas para su familia... y se enoja aún más cuando se entera de que Paul chantajea a Susan con hacerlo público. Lo que queda en juego es su preciada casa en Wisteria Lane y la reputación de Susan. Pero la mujer no se quedaría tranquila y hace otro de sus clásicos movimientos que en lugar de mejorar la situación termina empeorando todo. Paul comienza a correr el rumor sobre el "trabajo" de Susan, lo que le cuesta su trabajo en la escuela. No hay más, Mike decide irse a Alaska a trabajar, mientras que Susan se queda en Fairview, con el miedo de quedarse sola ante Paul Young.

En este episodio también se retoma la línea de Gabrielle Solis, su relación con Grace y el efecto que produce en Juanita. Continuando con el acuerdo al que se llegó con los Sánchez, las niñas pasan tiempo juntas. Mientras que Grace se maravilla con las cosas hermosas de Gaby, Juanita comienza a sentir celos por el trato que su madre le da a la niña, entre regalos costosos, besos y abrazos. Se nota más el día de Halloween: Grace se disfraza de princesa, Juanita de perro y Celia de gatito. Al regresar a casa, Juanita se ofrece a quitarle la corona a Grace y termina cortándole el cabello con unas tijeras. Gabrielle termina regañando a Juanita por su actitud y lo que no entiende la niña es por qué tiene que pasar tiempo con Grace. El miedo de Gaby es ese, que su hija se entere que fue cambiada al nacer. ¿Cuándo les dirán la verdad a las niñas?, ¿qué tiene que pasar para hacerlo?

La madre de Tom continúa de visita para ayudar con la bebé. Pero esa ayuda se convierte en temor cuando Lynette nota que su suegra está perdiendo la memoria. Comenzó con detalles sutiles en el episodio anterior; ahora la señora se ve más afectada. Lynette le hace el comentario a Tom, quien como siempre se pone a la defensiva sin darle un poco de crédito a su esposa -- predecible --, La señora se tenía que perder para que Tom reaccionara; y quizá todavía lo dudaría si no fuera por la manera que encontró a su madre. Al final, se toma la decisión de internar a la señora en una casa de retiro, lugar donde le darán el mejor de los cuidados. Algo difícil para Tom pero resulta la decisión correcta.

Por último, no menos importante, Bree da un paso más en su relacción con Keith; empezó con los celos hacia la compañera de cuarto -- Mimi --, quien se encarga de dar una pista a un "oscuro" secreto. Bree consulta con Renee sobre la actitud de Keith, pues resulta que tiene problemas de violencia; después de un asesoramiento al estilo Renee Perry, Bree se tranquiliza. Todo va bien hasta que en la fiesta de Halloween, Keith se pone violento con un hombre que intentó acercarse a su novia. Bree confiesa que ella también tiene sus secretos, que además de ser una controladora, es alcohólica. Un obstáculo más que la pareja supera. ¿Cuánto tiempo más permanecerán juntos?

Excited and Scared muestra algunos avances en los personajes de Desperate Housewives; eso sí, nada radical. Quizá lo más sorprendiente viene por parte de Beth Young, de quien sabemos poco aún... -- en serio, tiene que estar relacionada de alguna forma con Tilman o ¿qué opinan? --. En el caso de Paul Young, mantiene el bluff tanto para las mujeres desesperadas como para nosotros como espectadores; me encantaría saber qué es lo que trama este villano. Y aunque tuvimos muy poco de Renee, sus intervenciones fueron adecuadas -- amé la escena donde Lee llega a la fiesta disfrazado igual de Marilyn Monroe --.

¿Qué les ha parecido el episodio?, ¿qué opinan sobre Beth Young?, ¿creen que Mike hace lo correcto al irse a Alaska? y ¿qué me dicen sobre Gaby y su trato a Grace?

En TVlia: Desperate Housewives, séptima temporada