[Recap] 7×06 House: Office Politics

[spoiler2]

Sexto episodio. Sólo se me ocurre abrir con las preguntas: ¿qué ocurre con House?, ¿qué pasó con los misterios médicos?, ¿las diferenciales interesantes? Esta temporada nos topamos con un House distinto y no sólo se trata del personaje que le da nombre a la serie: mientras que Gregory House enfrenta sus dilemas laboral/personal -- siendo que Cuddy es su jefa/novia --, su equipo tiene problemas sin el "verdadero hombre" -- a.k.a. Thirteen -- y Wilson cae en segundo plano -- quizá su mejor momento ha sido en Unplanned Parenthood --. Ahora que la serie tomó un receso forzado de tres semanas, regresa con un nuevo personaje el cual, personalmente, creo que no funciona del todo bien.

En Office Politics, House y su equipo reciben como paciente a Joe Dugan, 42 años, consultor político quien dirige la campaña de re-elección de un senador de Nueva Jersey. Como se ha visto antes en la serie, los pacientes políticos tienden al "tratamiento de la ética" en la trama, postura rescatada por la estudiante de medicina Martha M. Masters -- actriz invitada, Amber Tamblyn --. Y, de nuevo, la relación entre House y Cuddy depende de una decisión a nivel profesional.

El episodio inicia con la clásica presentación del paciente de la semana. En este caso, Dugan se encuentra en una reunión con su cliente para tomar una decisión importante: sacar o no un spot que expone al candidato de la oposición. En un momento el consultor encuentra lecciones en su brazo, una especie de erupción. Cuando se expone el caso entre los integrantes del equipo de diagnóstico, nos enteramos de que el paciente llega con un daño a nivel hepático y a su vez, Gregory House presenta a la nueva integrante, contratada bajo las ordenes de Cuddy, Martha M. Masters.

Masters es una estudiante de medicina, en tercer año. Chica prodigio que cuenta con postrados en matemáticas y arte, su constante favorita -- número de Euler -- y tiene un impecable código de ética. Inteligente, introvertida, casi del tipo Sheldon Cooper pero tímida. Personalmente creo que el personaje peca de exagerado a tal grado que resulta odiosa. Gracias a ella se resuelve el caso, con tropiezos, pruebas falsas y todo. Ahora el reto de House es lograr que la señorita quiera mentir con el fin de salvar las vidas de sus pacientes. Conocemos el típico trato al paciente de House: los pacientes mienten, el médico también. Veremos como se adapta Martha Masters al proceso.

Otro obstáculo que tiene el caso de la semana es la actitud de los doctores ante la presencia de una nueva integrante: Foreman toma un papel de protector, hasta comenta que necesitan dar tips a la estudiante, para que logre manejar a House; Taub toma una posición de indignado que no puede con ella; Chase sólo espera el momento en el que la chica salga llorando de ahí, o termine como conejito descuartizado por una navaja. Lo que llama la atención es la obsesión de los doctores por saber el misterio de Taub y Masters -- vamos, hasta en los separos --. Tanto "misterio" para que salgan con que Taub entrevistó a Masters cuando ella quiso ingresar a Hopkins. Ajá, ¿y? Lo único que rescato es la escena donde Foreman y Taub juegan baloncesto.

Mientras que la dinámica entre el equipo es distinta y extraña, House tiene problemas con la ética de la chica a nivel práctico. Después de despedirla ene cantidad de veces, Masters ayuda a House a encontrar un diagnóstico. Ella propone el tratamiento a seguir: infectarlo con Hepatitis A. El reto es, primero, conseguir la aprobación de Cuddy -- gracias a su posición cobarde --; después, exponer el tratamiento para que el paciente lo acepte. A pesar de los porcentajes, Masters logra convencer al paciente e inician con el tratamiento; todo sin mentiras y respetando el código de ética.

En cuanto a la relación entre Greg House y Lisa Cuddy, hay problemas, vaya que los hay. Antes de tomar alguna decisión, House pide asesoría a Wilson, quien le advierte sobre lo que podría pasar si miente a Cuddy en el trabajo. House necesita una prueba de que Dugan tiene hepatitis C. Debido a que su paciente da un "falso negativo", no hay manera de probarlo… sin embargo, House tiene un plan para lograr el positivo: sacar una prueba al candidato. Cuddy confía en él, es más, se siente feliz de que por fin House la respete. Este estado no dura mucho tiempo pues, al final, se da cuenta de todo. ¿Hay algún problema? Sí, sí hay problema. Cuddy camina hacia su oficina con una cara de decepción -- como si House no le hubiera mentido anteriormente y ¿cree que lo hará cambiar?--.

A pesar de todas mis quejas, Office Politics cuenta con ciertos momentos para recordar: Taub preguntando a Martha si es vampiro, mientras la invita a entrar a la casa; la reta de baloncesto entre Taub y Foreman; Martha diciendo a Cuddy que su postura es cobarde, pues trata de evitar una demanda en lugar de dar la elección a su paciente. Lo que menos me gustó fue el final: Cuddy con cara de decepción -- casi soltando la lagrimita --; en serio, más Grey's Anatomy no pudo ser.

A ustedes, ¿les gustó el episodio?, ¿qué me dicen del nuevo personaje?, ¿cuál fue su momento favorito?

En TVlia: House, séptima temporada