Alcohólicos nada anónimos

En Nochevieja nos reunimos con la familia y/o amigos para celebrar juntos la entrada de año. Pero a veces la realidad es muy aburrida y nos imaginamos, como os comentaba mi compañera Rebeca ayer, que organizamos una fiesta a la que invitaríamos a nuestros personajes favoritos.

Pero la tarea de elegir a los invitados no es nada fácil ya que si os descuidáis e invitáis a según quién os podéis quedar sin vuestra reserva de alcohol en un periquete y los demás se van a enfadar. Para evitar conflictos, los personajes a evitar serían los siguientes:

  • Don Draper (Mad Men): el publicista de Maddison Ave. es capaz de tomarse cinco martinis mientras espera a que le sirvan la comida y se paseará por tu salón flirteando con todas las mujeres invitadas a la fiesta. Si te despistas se marchará con tu mujer y tu mejor botella de whisky, pero eso sí, con mucho estilo.

  • La troupe de Cougar Town: mientras tengas vino no tendrás ningún problema porque mantendrán animada la fiesta contando anécdotas absurdas e inventándose juegos para poder beber. Jules seguramente se llevará a Big Carl pero si se acaba corres el riesgo de que rompan todos tus muebles.

  • Hank Moody (Californication): lo suyo es el whisky escocés pero cuidado con dejarle campar a sus anchas por la casa porque es capaz de destrozar tu valioso cuadro o algo bastante peor. Como con Draper, las mujeres son su perdición así que lo mejor es tenerle bien vigilado.

  • Karen Walker (Will & Grace): criticará tu ropa, tu pelo y la pobre decoración de tu casa pero mientras que sigas llenando su copa con margaritas la mantendrás bajo control, de lo contrario, gritará y te formará una pataleta como si de una niña malcriada se tratase.

  • Bender (Futurama): No lo puede evitar, necesita alcohol para funcionar porque si no bebe entra en un estado similar a la intoxicación etílica que le puede llegar a matar. Además, si se le cruzan los cables puede que decida matar a todos los humanos así que mejor no enfadarle.

  • Patsy y Eddy (Absolutely Fabulous): son incapaces de funcionar sin un martini en sus manos y te gastarás un dineral porque son dos esponjas con patas. En contrapartida, probablemente te redecoren la casa aunque no tendrán en cuenta tu gusto y probablemente te parecerá horrendo.

Foto: Hollywood Hills