¿Bree Van de Kamp limpia el mundo de terroristas?

Llevamos varios días conociendo los entresijos de la política mundial gracias a las filtraciones de WikiLeaks, y como era de esperar, algunos de los cables filtrados hablan sobre la influencia de los media. Evidentemente no necesitábamos que WikiLeaks nos dijese que los medios influyen en la población, pero no deja de ser curioso que el Departamento de Estado Norteamericano se preocupe por la imagen que se da de su país en la televisión de su vecina Canadá y aún lo es más cuando se dan cuenta de que cualquier programa de televisión americano es mucho más efectivo para aplacar al yihadismo en Arabia Saudí que una gran campaña de propaganda.

Entre los programas que más parecen ayudar a difundir los valores occidentales entre los saudíes se encuentran el Late Show with David Letterman, Friends y Desperate Housewives que son emitidos sin censura en versión original subtitulada. Según dicen, este tipo de shows provoca que la población se interese por el mundo exterior y occidentalice su manera de vestir además de que despiertan tal fascinación por la cultura norteamericana hasta el punto de desear estudiar allí. ¿No os parece familiar?

Yo no sé si es cierto que Letterman o a las mujeres desesperadas de Wisteria Lane consiguen que haya menos terroristas en el mundo, más bien me parece una idea bastante simplista, pero lo que sí está claro es que llevan muchísimos años difundiendo sus valores de manera consciente. A través de los films y las series norteamericanas, han conseguido modificar los gustos y conductas de medio mundo casi sin que nos demos cuenta y sin que podamos resistirnos. Y esto lo sabía hasta Franco, que por algo prohibió en España la proyección de films en versión original para poder censurar libremente todos aquello que fuese en contra de los valores que promovía el Régimen (aunque a menudo lo acababan empeorando sin querer como en el conocido caso de Mogambo en el que convirtieron un adulterio en incesto).

Pero volviendo a la actualidad, todos estamos sometidos a un continuo bombardeo de ideas a través de los medios de comunicación, que son absorbidas y filtradas por nuestro cerebro queramos o no. ¿Pero quién puede resistirse? La televisión nos muestra una versión distorsionada y agradable de las vidas que nos gustaría llevar y las hay para todos los gustos: los geeks tienen The Big Bang Theory, los adolescentes con las hormonas aceleradas tienen Gossip Girl o los jóvenes que se resisten a madurar tienen How I Met Your Mother, por poner algunos ejemplos.

Aún recuerdo cuando los peluqueros tenían que estar pendientes de los cortes de pelo que Jennifer Aniston lucía en Friends o cuando ciertas marcas de ropa se frotaban las manos al ver que sus diseños aparecían en Sex and the City. Ahora las modas las marcan otras series pero en el fondo es lo mismo, todos buscamos la agradable sensación de sentirnos parte de una comunidad ya sea celebrando Halloween o teniendo un iPhone, somos así de simples. Y ya que estamos, ¿qué serie pensáis que refleja mejor la vida que os gustaría llevar?

Vía: Time | Foto: Tages Annzeiger