[Lo mejor (y peor) de 2010] Decepciones del año

Continuamos repasando lo que marcó época para bien o para mal en este año televisivo. Ya mis compañeras se han encargado de dar especial énfasis a las mejores comedias, dramas y series novatas. Ahora haremos lo propio con las decepciones, que como siempre proliferan en cualquier temporada. ¿Qué es lo que marca que una serie sea decepcionante? a mi parecer varios factores, entre ellos pésimas audiencias, historia sosa, argumento estéril y personajes tímidos; todos estos son la sumatoria de algo mediocre, y por ende termina siendo una decepción.

Regularmente soy una persona sumamente positiva cuando el pilot season o temporada de estrenos comienza, y me es complicado pronosticar que serie está destinada al fracaso. Por mencionar un ejemplo a esto que les menciono, esperaba que Undercovers fuese un éxito. Ya que contaba con todo para hacerlo, como enorme director (J.J. Abrams) e historia que pretendía ser una mezcla entre las películas Bourne Identity y Mr. and Mrs. Smith. Al final fue un menudo fracaso y por ello lidera esta tabla de cartuchos quemados. Comencemos.

FlashForward (ABC)

En TVlia desde que conocimos de la existencia de FlashForward, nos dedicamos a darle la importancia debida ya que desde un principio se le considero como la sucesora de Lost. Al final la serie no fue tan mala pero con las pésimas audiencias que se cargaba termino siendo cancelada, en un season finale que estremeció a propios y extraños. Decepción porque como de costumbre se prometen series históricas, y al final sólo se entregan producciones normales y corrientes.

El principal factor que creemos afectó a FlashForward fue el aumento de la orden original de diez episodios a una temporada completa. Si la televisora y los productores ejecutivos hubieran estado en el mismo plano con respecto a FlashForward, la historia sería otra. Algo similar pasaría con V, otra serie que sufre del efecto Lost, aunque de manera más discreta -- no por que sean similares, sino porque la cadena las relacionó por medio de la publicidad.

Undercovers (NBC)

Ya lo explicaba en párrafos anteriores, se esperaba mucho de ella y resultó ser un híbrido extraño que no tenía demasiada gracia. Los personajes eran meras caricaturas si ninguna profundidad, algo que no hubiese sido importante de no ser porque los casos eran aburridos. A diferencia de otras series de JJ Abrams, esta serie no destacaba por nada, el adjetivo que la definiría mejor sería mediocre. Si bien no ha sido cancelada de forma definitiva, se sabe que al no habérsele ordenado episodios adicionales a la primera temporada es la primer señal de que las cosas no van bien.

La segunda señal: la cancelación directa. No dudo que esté muy lejano este anuncio.

Running Wilde (FOX)

Prometía ser la heredera natural de Arrested Development porque compartían guionistas, directores e incluso actores. A pesar de contar con los mismos ingredientes el resultado no puede ser más diferente, si con una no podías parar de reír incluso sintiendo vergüenza ajena, en esta a menudo no se pasa de la sonrisa. Y lo peor es que la química de los protagonistas es pésima. Ya FOX ha tomado medidas drásticas contra esta serie, primeramente eliminandola de la parrilla tradicional. Será cuestión de días, quizá semanas para que se oficialice la cancelación.

Persons Unknown (NBC)

Al inicio captó nuestra atención, pero al final se convirtió en una liga que estiraron hasta reventar. Creo que la propuesta fue descuidada por completo: trama enredada que resultó en algo mayor, para variar sin explicación alguna; personajes poco convincentes; preguntas que daban como resultado más preguntas.

$#! My Dad Says (CBS)

Sólo combo entre William Shatner y una cuenta de Twitter crearían tal expectación. A lo mejor estos dos elementos fueron suficientes para los productores, pues lo demás queda sobrando -- en especial el resto del reparto y estas alturas no sé ni a quién culpar: a los actores o a los guionistas. Pésima comedia, y lo peor de todo es qué si ha tenido buenos números de audiencia. Pareciera que a la CBS ya le gustó las historias compradas en Twitter y como sabemos producirán hasta cuatro más para la próxima temporada.

Happy Town (ABC)

Fue una decepción de las grandes. Llegó vendiendo humo como posible continuación de Twin Peaks pero terminó siendo una tontería de serie. Un fiasco en todos los sentidos.

Cabe mencionar que este análisis ha sido un resumen de todo lo que pensamos el equipo de editores de TVlia, y así como series marcaron la pauta en lo decepcionante también consideramos que fue triste que algunas producciones que si merecían la pena fueron canceladas, aquí resaltamos Rubicon. Sin duda queda la espina de crear ese puñado de series herederas al primetime. Quizá el problema de las grandes televisoras es enfocarse a crear, o fabricar la idea de, sustitutos de Lost, o el nuevo The X Files o Twin Peaks, en lugar de innovar con ideas originales. Tenemos muchos ejemplos esta temporada... por desgracia.

Para ustedes... ¿cuál es la serie más decepcionante?

Foto: MySpace | Deadline | Luisgarciafanlo