[Recap] 7×09 Desperate Housewives: Pleasant Little Kingdom

[spoiler2]

Desde aquel desastroso día de acción de gracias, no visitábamos Wisteria Lane. En ese entonces, los vecionos mostraban unidad, invitando a otros a unirse a la celebración; abriendo las puertas del hogar a otra familia; o, simplemente, festejando el día como nunca antes lo habían hecho. En medio de esta aparente tranquilidad, una mente perversa está a punto de poner en marcha un plan para acabar con aquellos que alguna vez se negaron a tenderle la mano. Lo peor de todo, es que parece que él sólo disfrutará del espectáculo.

En Preasant Little Kingdom, Paul Young está listo para poner en marcha el plan que acabará con los vecinos de Wisteria Lane. El catalizador, un centro de rehabilitación o, mejor dicho, una casa de readaptación para ex-convictos. Mientras tanto, Lynette y Tom tienen problemas cuando éste se entera de que su esposa no habla sobre su "talento" con sus amigas; Renee cuenta a Susan un oscuro secreto del pasado; y, Gabrielle Solis hace todo lo posible por mantener cerca a su hija biológica; Keith prepara una velada especial para Bree, pero todo sale mal.

El episodio abre con las palabras de Mary Alice Young, donde habla acerca de los vecinos, en especial los grandes vecinos que hacen lo que uno les pide. Precisamente, Paul Young se ha aprovechado de aquellos buenos e indefensos vecinos que le han vendido sus propiedades -- claro, con ayuda del… "inteligente" de Lee --. De entrada sabemos que Young ha comprado casas, pero no entendemos bien el propósito. Posteriormente, Lynette, Bree y la señora McCluskey se llevan una sorpresa al descubrir una casa de segunda oportunidad a criminales, en medio de Wisteria Lane. Esta es tan solo la primera pieza que desencadenará una sucesión de eventos que acabará en tragedia.

Las mujeres desesperadas, preocupadas por la casa que pronto abrirá Young, se reúnen en casa de los Scavo -- donde de cosas más relevantes que el "talento" de Tom, luego lo comentamos --. Lo principal es impedir que Paul se salga con la suya, así que se convoca a una junta de vecinos, para exponer y votar acerca del tema. La sorpresa que nadie se esperaba es que, de las catorce casas que existen en Wisteria, Paul Young ha comprado siete. Siete propiedades, siete votos. De llegar a comprar una casa más -- algo que pasará, lo vemos venir --, Wisteria Lane dejará de ser un sitio seguro. Como dice Young, entre los mismos vecinos se encargarán de acabar con todo. La cara de Lynette lo dice todo, mientras que todos los demás se gritan hasta de lo que se van a morir.

Dejando a un lado el previo al desastre de la temporada, pasemos a lo divertido del episodio. Y nada más divertido que Tom pidiendo a Lynette que le de publicidad a su talento. Todo comienza cuando Susan se encuentra, accidentalmente, a Lynette y Tom en el piso, muy apasionados. Susan -- de indiscreta -- felicita a Lynette por el talento de Tom y le pregunta por qué no lo había comentado antes entre las chicas. Tom escucha y termina haciendo reclamos, uno tras otro, hasta que por fin sale a relucir la verdadera razón: Tom siente que Lynette lo hace menos ante los demás y Lynette cree que los demás piensan que no se merece un esposo como Tom. Que sería de los Scavo si no tuvieran sus luchas de género.

Ya que mencionamos a Susan y su impresión con Tom, añadamos el oscuro secreto del pasado, guardado por veinte años. Todo inicia cuando Susan encuentra llorando a Renee. Para animarla, decide invitarla a cenar para celebrar su cumpleaños. Sinceramente, nunca pensé ver a Renee y Susan conviviendo como amigas -- realmente no sucede sino hasta que interviene el alcohol. La divertida e inteligente Susan lleva a la alcoholizada Renee a su casa. En ese estado, suelta el secreto: su amor verdadero siempre ha sido Tom Scavo. ¿Qué hará Susan?, ¿se lo dirá a Lynette?, ¿hablará con Tom?, ¿cometerá alguna de sus indiscreciones? Vamos, es Susan, algo de eso veremos.

Otra de las mujeres desesperadas que hace cada cosa, ella con tal de salirse con la suya, es Gabrielle Solis. Ahora que Héctor fue deportado, su esposa y la pequeña Grace corren el mismo peligro. Pero Gaby quiere impedir a toda costa separarse de su hija biológica, así que recurre a una de sus grandiosas ideas -- previo a una asesoría hipotética con Bob --. Gaby llama a Migración para que se lleven a la señora y se quede con Grace. A la mera hora, se da cuenta de que todo es un error, así que inicia el plan B: entregarse a la Migra. Todo sale bien: Carlos saca a Gaby de detención, Carmen y Grace parten a un lugar seguro donde se encontrarán con Héctor, el padre. ¿Se enterará Carlos de lo que hizo Gaby?, ¿cuando verá de nuevo a su hija?, y, ¿qué pasará con Juanita?

Para finalizar, tenemos al joven en sus treintas tratando de tener una velada romántica perfecta con su novia de cuarenta y más o menos. Conocemos a Bree. Es una mujer que se desvive en atenciones. Ahora que Richard, el padre de Keith, se encuentra jubilado y separado de su mujer, Bree trata de animarlo. Mientras, el pobre Keith guarda un anillo de compromiso, esperando por el momento indicado. Cuando logran salir solos, Bree se encuentra a una amiga -- interpretada por Cynthia Watros, a quien hemos visto en House y Richard logra encontrar a su hijo en el restaurante.

La suerte de cita doble es una catástrofe y, lo peor, se arruina la sorpresa del anillo. Al final, cuando Bree va a buscar a Keith a su departamento, entiende lo que realmente pasa: Richard está interesado en Bree… Con su propuesta de matrimonio arruinada y las insinuaciones de su suegro, ¿qué hará Bree?, ¿terminará su relación o la llevará a otro nivel?

Estamos ante un episodio que acomoda las piezas, previo a una catástrofe. Con cada episodio compruebo que fue atinado -- y necesario -- el regreso de Paul Young a Wisteria…. En esta ocasión, no supimos nada de Beth. ¿Qué pasará con ella?, ¿será una víctima de Paul? En el caso de los Scavo, el conflicto del episodio cae en lo mismo de siempre con un giro divertido; para Susan, seguro será difícil guardar un secreto de dicha magnitud; Gabrielle tuvo la oportunidad de rectificarse pero, ¿volverá a ver a Grace?; y, Bree… vamos, ¿casarse con Keith? Para empezar, ¿Keith intentará de nuevo pedirle matrimonio?

Veremos lo que ocurre la próxima semana, último episodio del 2010 que contará con el tan esperado cliffhanger. Mientras ¿qué opinan del episodio?

En TVlia: Desperate Housewives, séptima temporada