[Recap] 7×10 Grey’s Anatomy: Adrift and at Peace

[spoiler2]

Grey's Anatomy nos debía un episodio para cerrar el 2010, un año que los médicos del Seattle Grace Mercy west recordarán de por vida. Como lo hemos visto en las últimas entregas, la vida de los doctores evoluciona. Continuamos con la metáfora, como sobrevivientes de un evento traumático: para algunos, la recuperación ocurre en horas; para otros tantos, se requiere de días, semanas, meses, tal vez años.

En Adrift and at Peace, Meredith Grey plantea una metáfora entre los pacientes y la observación post operatoria después de las primeras 24 horas críticas. Para algunos de nuestros "pacientes", las heridas están a punto de sanar aunque con algunas complicaciones; en otros, se requiere más cuidados intensivos.

Derek Shepherd invita a Cristina Yang a pescar, aún con la desaprobación de Meredith Grey -- quien tiene roces con Owen Hunt en el trabajo. Una triste Callie Torres se reconforta con trabajo, donde es una maravillosa especialista -- e intenta adoptar a Karev bajo su tutela. Teddy Altman se preocupa por la vida de un paciente, su sentimiento de "pérdida" con respecto a Yang. Bailey se encuentra a un paso de curar las fístulas.

Iniciamos con el caso más grave entre nuestros médicos, la ex-residente, ex-bartender Cristina Yang. Owen se encuentra preocupado por su esposa, no quiere dejarla sola, así que Derek Shepherd se ofrece a llevarla de pesca. Meredith, por su parte, cree que todo está mal, pues el único lugar al cual pertenece su mejor amiga es el quirófano. La situación tiene como resultado, un glorioso día para Yang -- como hace mucho no tenía -- y roces en medio de una cirugía.

En el lago, en medio de la nada, Cristina Yang demuestra que no puede parar de pensar; necesita mantenerse activa de alguna manera. Por un lado, Derek la entiende y trata de ayudarla; por otro, trata de que encuentre la calma que necesita para pescar. Es como si fuera otra bonita metáfora, donde Yang atrapa el gran pez y se relaja después de tantos días, meses en estado crítico. La catarsis que necesitaba se encuentran en las 21 libras de trucha que lleva a la casa y la fotografía que la hará recordar que puede continuar con su vida sin miedo. ¿Habrá valido la pena?

Mientras Yang se vuelve una pescadora "profesional", Owen Hunt pierde la cordura a media cirugía. Desde el inicio del día, Meredith Grey presiona a Hunt sobre lo que hace con su esposa: encontrarle pasatiempos. Después de sugerirle una tarde de bolos con Bailey -- hay que admitirlo, sería chistoso --, ambos médicos reciben a una pareja que caen de una montaña, en pleno viaje de luna de miel. El caso crítico es el esposo, quien es admitido a cirugía inmediatamente. La cirugía inicia bien, pero la insistencia de Meredith hace que Hunt la corra del quirófano.

¿Qué no conoce a Grey? Se comportó como lo hace regularmente en una cirugía. Meredith es como su madre en ese sentido, se enfoca en las soluciones, en la medicina, en la vida del paciente. En mi opinión, Owen Hunt malinterpreta la presión de Grey y lo lleva a nivel personal. Al final, cuando Meredith quiere aclarar su comportamiento, Hunt le dice que su problema es que no tiene miedo; por el contrario, Cristina vive petrificada del miedo. Fue fuerte para Grey escuchar que ella y su mejor amiga no son iguales. ¿Habrá bastado el día de pesca para Yang?, ¿la veremos de regreso pronto? Lo veremos en el próximo episodio.

El drama de Yang no es el único. Callie Torres sigue afectada por la partida de Arizona, quien se encuentra salvando pequeños humanos en Malawi. Torres busca refugio en Sloan, otro dañado por su amor hacia la pequeña Grey. Después de recordar su pasión por el sexo, Torres canaliza su energía a demostrar lo maravillosa que es en la medicina y Sloan busca acercarse a Lexie. Con ayuda de Karev, Torres comprende que puede ser exitosa, puede ser feliz, puede hacer reemplazos de caderas poco invasivas y, por un momento, se olvida de Arizona… para después encontrarla en su puerta. Era de esperarse, pero… ¿de esta forma?

Caso contrario, Mark Sloan ayuda a Lexie a cambio de una salida con Joe. Gracias a Eli, enfermero de las fístulas, Sloan llama la atención de Grey, quien acepta dudosa la cita. Sloan sabe que la quiere y está dispuesto a demostrarlo; Lexie sólo se hace del rogar o se protege de salir herida de nuevo. Con sus debidas precauciones -- que incluye un plan pactado con Avery --, Lexie llega a Joe's para ser recibida por un beso… y la perdimos por completo. Todo queda en manos de Sloan, a ver si quiere dar el paso importante esta vez.

Teddy Altman sigue cargando la "pérdida" de la mejor residente en el Seattle Grace…. Ese sentimiento hace que se preocupe por un paciente que conoce en el elevador, quien está apunto de proponerle matrimonio a su novia -- por las razones equivocadas: el seguro médico. El caso de Henry es delicado, su condición prácticamente lo deja en la banca rota y no tiene otra salida, más que aceptar los términos del hospital: se va a casa con una pulsera y una promesa de seguimiento. Para Altman no es suficiente, así que -- de la nada -- le propone matrimonio a Henry. Teddy y su fijación por los hombres nada apropiados se enfrenta al sentimiento de culpa por el caso Yang. Así es como llegamos a un nuevo "Denny Duquette".

Los toques de comedia se los debemos a la genio Miranda Bailey, quien crea una competencia para sus residentes: el que encuentre el protocolo correcto para disminuir las fístulas post-operatorias, podrá hacer una extracción de vesícula biliar con el método menos invasivo que existe. El ganador resulta el sexy enfermero Eli, quien invita salir a Bailey. La doctora se muestra cambiada, acepta la invitación y deja atrás el trauma que vivió con su anestesista. Ya era hora para Bailey.

Adrift and at Peace es un gran episodio que nos prepara de manera adecuada para el fin de año. Tenemos la evolución de los personajes y el cliffhanger como seguimiento a cada uno de sus "casos". En especial, causa impacto el regreso de Arizona -- con su respectivo azotón de puerta. Sobre Cristina Yang, ¿estará preparada para la adrenalina del quirófano?, ¿será el regreso de la prometedora cardiocirujana en formación?

Me encantaría conocer sus opiniones y sus pronósticos para lo que nos espera en la segunda mitad de la temporada.

En TVlia: Grey's Anatomy, séptima temporada