[Primera Impresión] Off the Map

ShondaLand, la compañía productora a cargo de Grey's Anatomy y su spin-off Private Practice, nos entrega su tercer drama médico, creación de Jenna Bans -- colaboradora de Shonda Rhimes --. En algún lugar de Sudamérica, tres doctores veteranos reciben sangre fresca, tres jóvenes médicos que buscan un nuevo comienzo en medio de la selva tropical. A pesar del aroma de Grey's Anatomy, que es inevitable pasar por alto, Off the Map tiene potencial para llevar las situaciones al extremo. Lástima que su presentación sea una débil muestra de esto.

En su episodio piloto, titulado Saved by the Great White Hope, Off the Map nos transporta a la Clínica Cruz del Sur, el único lugar donde se da atención médica en 200 millas a la redonda. Nada de tecnología de punta, nada de quirófanos esterilizados, esto es el hardcore de la medicina, o al menos eso dice ser. La base de Off the Map es similar a la de Grey's Anatomy: un grupo de médicos humanitarios reciben a tres médicos voluntarios, quienes podrían permanecer, o no, en la clínica. Como si fuera un programa de residencia, en un lugar paradisiaco que promete hermosas playas -- "según su página web".

La división entre los personajes es distintivo. Médicos veteranos y médicos jóvenes, con trazos vagos de personajes que ya conocemos. En Ben Keeton, un médico humanitario encantador, vemos un destello de Derek Shepherd. En Zita Álvarez, la encargada de la clínica, encontramos a Miranda Bailey. Y, en Otis Cole, vemos la firmeza y la enseñanza de Richard Webber. Los personajes recién llegados no libran la comparación: Lily Brenner podría ser Meredith Grey, mientras que Mina Minard y Tommy Fuller podrían ser Izzie Stevens y Alex Karev. Esto es consecuencia de una débil presentación de personajes o, bien, se trata del anzuelo para atraer a los espectadores de la serie desarrollada en el universo Seattle Grace Mercy West.

Si es necesario hacer una diferencial de Off the Map, su principal síntoma a tratar es el débil guión, el cual sigue estrictamente la fórmula tan conocida de ShondaLand: un caso para cada médico, la diagnosis, el tratamiento para el mismo y la recuperación del paciente. La pequeña diferencia es que los médicos se enfrentan barreras importantes como el idioma y el choque cultural. Al final resulta algo que hemos visto con anterioridad, tanto en Grey's... como en Private Practice, sólo que aquí será el pan de cada día. El giro importante lo notamos en el pasado de los personajes, la razón por la cual se ofrecen como voluntarios.

Las deficiencias en el guión son medianamente compensadas por las actuaciones del reparto joven; por su puesto, no es culpa de los actores quedar en este nivel. Caroline Dhavernas trae el respaldo de una larga carrera en cine y televisión. A Zach Gilford lo conocemos por Friday Night Lights, donde interpreta a Matt Saracen. Por último, Mamie Gummer, bueno, con Mamie es inevitable hablar de la vena artística Streep. Esperemos que el equipo de guionistas aproveche el potencial de los actores, que bien vale la pena que luzcan en pantalla.

Off the Map puede parecer, a primer vista, un universo paralelo de Grey's Anatomy, al seguir el mismo modelo. Sin embargo, es muy temprano para condenarla al fracaso. Falta más adrenalina, más hardcore, más medicina al extremo y momentos que sean únicos de la serie. Rescato la belleza natural de la locación. Aunque me resulta difícil pensar que los fanáticos de Lost sigan esta serie, ellos notarán los escenarios que ofrece Hawai; una mejora en comparación a las producciones mencionadas de ShondaLand. Seguiremos de cerca los avances de la serie.