[Primera Impresión] Skins (USA)

[spoiler2]

La versión norteamericana de Skins ha estado rodeada de polémica desde el principio. Los primeros en quejarse fueron los fans de la versión británica, que pusieron el grito en el cielo sólo con la idea, y criticaron la elección del reparto sin esperar a ver como lo hacían. Después llegó el momento del estreno y los que se quejaron fueron los de la Parents Television Council (PTC), un grupo de padres preocupados por lo que ven sus inocentes hijos que parecen vivir en una burbuja y que consideran Skins (USA) vulnera las leyes federales de pornografía infantil. ¿Pero hay para tanto?

Bajo mi punto de vista, no. Me cuesta bastante ser objetiva en este tipo de temas pero cualquiera que haya visto la versión británica sabe que la norteamericana es mucho más light. Los actores son más guapos, la suciedad no es tan sucia y la sordidez no es tan sórdida. Por no hablar de los tacos, que si en la británica hubiesen tenido que poner un pitido cada vez que se pronunciaba la palabra fuck como en la versión de la MTV habríamos acabado sordos.Y como muestra de la suavización de la serie sólo hace falta fijarse en el edredón de Tony en una y otra versión, pero que quede claro que con esto no estoy diciendo ni que sea mejor ni peor sino que simplemente no es para tanto. ¿Acaso no se suponía que Gossip Girl era tan escandalosa? ¿O es que lo que molesta es que estos chicos de Baltimore se parezcan más a los chicos que tenemos a nuestro alrededor que los del Upper East Side?

Pero vayamos al principio. La historia es la misma, los protagonistas son un grupo de adolescentes con ganas de divertirse y para ello no dudan en experimentar con las drogas y el alcohol (y sí, con el sexo también). Cada episodio se centra en un personaje pero sin dejar de lado las tramas de los demás. El piloto está dedicado a Tony, un chico inteligente y manipulador, que es algo así como el líder del grupo. Él es el encargado de presentarnos al resto de los personajes y lo hace igual de bien que en la versión británica. ¿Se puede decir más de unos personajes en tan poco tiempo? Yo creo que no.

La mayoría de los personajes son similares a los originales (por lo menos que sepamos ahora) con la excepción de Cadie (Cassie) y Tea (Maxxie). Cadie está tan loca como Cassie (aunque la naturaleza de su locura sea diferente) pero ni es anoréxica ni tiene tanto carisma, aunque habrá que esperar a verla en su episodio. Y eso lo digo porque al ver el piloto no entendí por qué convirtieron a Maxxie, el chico gay de la británica, en una chica lesbiana pero todo tuvo sentido al ver el segundo episodio precisamente dedicado a Tea. Ahí descubrimos que los guionistas han sacrificado a un personaje sin demasiado peso en favor de un personaje mucho más potente y a la altura de Tony.

Y precisamente ahí es donde reside la gracia de esta versión, que es mucho mejor cuanto más se aleja de la original. Según explican sus responsables, que son los mismos en las dos versiones, que las tramas se parezcan tanto responde a que no dispusieron del tiempo necesario, y prometen que en la segunda temporada todo cambiará bastante. Lástima que no pudieran hacerlo antes, ahora las comparaciones son inevitables pero también bastante injustas.

El problema es que ahora mismo no tiene demasiadas posibilidades de renovar. Varios anunciantes (General Motors, Taco Bell...) han huido del escándalo generado, y el segundo episodio tuvo un 52% menos de audiencia que el primero (más por culpa de que ya no tenía delante Jersey Shore que por todo el jaleo). De todas maneras, esto no es una razón para que los que no la hayáis visto la descartéis porque detrás de las imágenes supuestamente escandalosas se esconde una buena historia de amistad de un grupo de jóvenes como los que somos o fuimos cualquiera de nosotros.

Foto: Pop Tower