[Primera Impresión] The Cape

[spoiler2]

The Cape es la nueva apuesta de la NBC por las series de superhéroes después de la cancelación de Heroes la temporada pasada. Muchas elementos separan una de la otra pero el principal es que el protagonista no tiene unas capacidades innatas especiales sino que se vale de un artefacto (como dirían los de Warehouse 13) para hacer justicia: una capa.

Vince Faraday (David Lyons), un honesto policía de la ficticia e hipercorrupta ciudad de Palm City, es acusado de Chess, un asesino enmascarado, como castigo por meter las narices dónde no le llamaban. Después de una explosión, es dado por muerto cuando en realidad ha sido rescatado por la compañía de un circo que le ayudarán a recuperarse y que le permitirán convertirse en The Cape, el héroe favorito de su hijo.

A lo largo de los dos primeros episodios emitidos somos testigos del nacimiento de un héroe y para ello los guionistas echan mano del manual de tópicos del género, algo normal dado que la serie busca asemejarse a los héroes clásicos de cómic. El problema es que quiere parecer más ambiciosa de lo que realmente es. Estéticamente es muy pobre, aunque lo intenta esconder, los diálogos quieren ser épicos y se quedan en tristes peroratas, y los efectos especiales son directamente vergonzosos empezando por la propia capa. Tiene tela (nunca mejor dicho) que el elemento supuestamente definitorio de esta serie sea un efecto tan cutre aunque su presentación a lo torero no presagiaba nada bueno.

Pero esto no sería tan importante de no ser por el grave problema de esquizofrenia que tiene la serie. Por un lado es un dramón aburrido con Vince intentando luchar contra el mundo y, de paso, limpiar su nombre, y por el otro una entretenida comedia bizarra de superhéroes que parecen sacados directamente de Mystery Men. Y es que para mí, la serie pierde mucho cuando se pone seria y el poco carisma de David Lyons no es que ayude demasiado.

Además, y como ya aventuré, de nuevo experimentamos el extraño fenómeno de los niños con padres superhéroes que no se enteran de nada (y que también es aplicable a las novias). Por el bien de todos, espero que no se repitan demasiado las conversaciones padre-hijo a lo Aguila Roja porque son realmente ridículas y no consiguen alcanzar el buscado efecto emotivo.

Lo más interesante de la serie es, sin duda, el Carnival of Crime, cuyos componentes lograron que soltase más de una carcajada (aunque en algún caso fuese a su pesar) y que me temo que no tendrán demasiado papel. Por suerte, los villanos parecen ser bastante interesantes (teniendo en cuenta el panorama), empezando por Peter Fleming, interpretado por el siempre inquietante James Frain, y acabando por el rudo Scales. Por cierto, parece que los responsables de la serie tienen algo en contra de Gran Bretaña ya que, por ahora, todos los malos de la serie provienen de ahí (incluso el Chef, supuestamente francés, es interpretado por un actor británico).

La cadena ha puesto en marcha un concurso en el que los espectadores pueden crear su propio villano ya que suponen que van a necesitar a muchos. Un poco aventurado por su parte ¿no os parece? Esperemos que en los siguientes episodios la parte más bizarra tenga más protagonismo porque si no, no le aventuro mucho futuro a The Cape (lo cual puede significar que dure diez temporadas).