[Recap] 1×01 Episodes: Episode 1

[spoiler2]

¿Cuantas veces hemos visto que las cadenas americanas adaptan éxitos de otros países? Muchas. ¿Y cuantas de ellas han acabado funcionando? Muy pocas. A menudo el producto resultante es tan diferente del original que apenas se reconoce y deja descontentos tanto a los que ya vieron el original como a los que sólo vieron copia. Así pues, ¿Por qué se siguen haciendo adaptaciones? Pues porque las cadenas no pueden evitar sentirse atraídos por el éxito de los otros y porque esos otros no pueden resistirse a las promesas de Hollywood.

Sean (Stephen Mangan) y Beverly Lincoln (Tamsin Greig)son un matrimonio de guionistas de éxito responsables de Lyman’s Boys, la comedia británica del momento, y que cuentan con varios premios BAFTA a sus espaldas. Están en su mejor momento y no podrían pedir nada más a la vida, pero el ser humano es débil por naturaleza, y no dudan en lanzarse a la aventura de realizar una versión americana de su propia serie. ¿Pero quién podría resistirse a Merc Lapidus? Esta especie de Mefistófeles moderno alimenta el ego de Sean y Beverly adulando su serie y les ofrece el oro y el moro a cambio de un esfuerzo mínimo, ¿o tendría que decir a cambio de su alma?

Así pues, la pareja decide cambiar su lluviosa Londres por la soleada Los Angeles deslumbrada por el brillo de Hollywood, pero pronto se da cuenta de que ese brillo proviene del oropel. Columnas de porexpan, bañeras que nunca se llenan, o directivos que no han visto la serie a pesar de que mantienen que les encanta son sólo algunas de las cosas a las que tendrán que acostumbrarse si quieren sobrevivir en la meca del entretenimiento, pero si algo les ha quedó claro después de su primera toma de contacto con su nueva cadena es que tendrán que aprender a ceder.

Y su primera cesión consistirá en la elección del protagonista. Sean y Beverly daban por hecho que el protagonista seguiría siendo Julian Bullard (interpretado por un magnífico Richard Griffiths) pero Merc quiere que pase un casting por el papel porque, como dice su subordinado Andy, he is not a big TV watcher.

La audición se convierte en una auténtica tortura y acaban descartando al actor por ser demasiado inglés y antiguo y creen que esto no va a gustar al espectador guiados por la opinión de alguien que sabemos que no ha visto nunca la serie original y seguramente no sabe de qué va. Por cierto, esto del acento me hace pensar en la cantidad de actores que se pasean por nuestras pantallas escondiendo sus acentos (Hugh Laurie, Anna Torv...) y que seguro que se han encontrado en esta situación más de una vez.

La bomba final del episodio no es tan explosiva porque todos sabíamos desde el principio que el actor elegido iba a ser Matt LeBlanc pero las caras de unos y otros son impagables. ¿Podrían haber buscado a un actor que encajase menos que Joey? Como vimos al principio del episodio, esto no ha hecho más que empezar porque siete semanas después la situación será insostenible y hará que Beverly deje a Sean. ¿Pero como llegarán a ese punto? Veremos.

Para acabar, no puedo dejar de comentar que las actuaciones me parecen fantásticas y que han sabido conjugar a la perfección el humor de los dos lados del Atlántico. Como comenté anteriormente, para mí Episodes está más cerca de la Extras de Ricky Gervais o Curb your enthusiasm que de Entourage por su humor incómodo a la vez que hilarante. Veremos si este experimento funciona pero sospecho que no conseguirá grandes audiencias ni tendrá legiones de fans pero espero que alcance el nivel suficiente para que no la cancelen.

Como anécdota, el gran Steven Moffat ha comentado en su cuenta Twitter que las situaciones de Episodes le parecían dolorosamente familiares y que las escenas de los ejecutivos no le parecen exageradas. ¡Hay que ver como está el negocio!