[Recap] 1×02 Episodes: Episode 2

[spoiler2]

Mientras las mandíbulas de Sean y Beverly se vuelven a encajar tras escuchar que Matt LeBlanc es el actor propuesto por la cadena para interpretar al protagonista de su serie, Carol y su equipo intenta convencerles de que le den una oportunidad y que acudan a una reunión/comida con él por cortesia. ¿Existe una manera mejor de convencer a un inglés para que haga algo? Yo creo que no.

La pareja acepta el encuentro pero el resultado es desastroso. Matt se presenta sin saber por qué está allí, sin conocer el proyecto y pendiente del móvil porque está intentando comprar un restaurante japonés en el que el cliente se hace su propio sushi. Poco apetecible ¿no os parece? La cuestión es que, si tanto Sean como Beverly tenían prejuicios en contra de que Joey pudiese interpretar a su erudito director de un internado de élite, todo esto no hace más que confirmar que Matt LeBlanc no es el actor adecuado para el papel. Y eso lo sabe hasta el propio LeBlanc.

Pero a pesar de que ambas partes parecían estar de acuerdo, por culpa de los intermediarios no van a tener más remedio que entenderse. Carol convence al representante de Matt de que los guionistas están encantados y éste le promete a su representado un camión de dinero irrechazable. ¿Habrá algo que se le resista a Merc Lapidus?

Por cierto, Merc es un personaje tan fascinante como impresentable. En el piloto ya vimos que era capaz de introducir en su discurso los comentarios más incorrectos pero no fueron más que minucias en comparación a los comentarios sobre su mujer ciega y los gestos que hacía mientras ésta explicaba la historia más triste del mundo.

A pesar de todo, la fiesta dio mucho de sí. Para empezar, Matt se mostró muy interesado por el proyecto de Sean y Beverly, y consigue cambiar la desastrosa primera impresión de ambos a base de adulaciones. Aún así, siguen pensando que no es el apropiado pero al menos es encantador y inteligente, aunque que sea él el que les diga que no dejen que les obliguen a contratar a nadie que no quieran tiene tela. Por cierto, vaya pullita a Eliza Dushku, ¿no?

Más tarde, Sean se entera de la manera más tonta de que Carol tiene una aventura con Merc. Teniendo en cuenta como es Carol, no creo que se tenga que preocupar demasiado de que Sean lo vaya a explicar porque aquí la peligrosa es ella y sus despistes. Debe ser por lo poco que comen.

Y mientras tanto, Beverly mantiene una interesante conversación con Matt en la que éste se muestra como un padre orgulloso y encantador. Definitivamente a Matt parece sentarle mejor la noche que el día, y hasta casi consigue que Beverly piense en que le podrían buscar otro personaje en la serie. Lástima que la conversación no acabase ahí porque pierde casi todo lo ganado al decir que le parece gracioso un documental sobre niños con síndrome de Tourette.

Y aquí me asalta una duda, ¿el autentico Matt es el encantador o el insensible? Seguramente ambos, pero lo digo porque consigue lo que quiere al hablar sobre el cambio de personaje con Merc. Si es una estrategia meditada, es para quitarse el sombrero porque reconozco que me encanta este lado maquiavélico suyo. Todavía está por ver si la serie se acabará titulando Pocks y si será protagonizada por un profesor de hockey, pero Sean y Beverly tienen muchas razones para estar preocupados y todos los tacos que se les ocurran serán pocos para aliviar la tensión.