[Recap] 2×10 The Good Wife: Breaking Up

[spoiler2]

El principio de esta segunda temporada estuvo marcado por la decisión de Eli Gold de borrar el mensaje de Will en el que se declaraba a Alicia, y eso le escatimó a ésta una información que pudo ser decisiva para su futuro. Ahora ya ha pasado el momento y la decisión a la que la señora Florrick debe enfrentarse tiene un cariz muy diferente: qué bando escoger ante la inminente ruptura de Lockhart/Gardner.

El caso de esta semana parecía que iba a ser sencillo: un par de jóvenes a los que se les acusa de posesión de drogas. Tanto Jonathan como Alexis (Leelee Sobieski) aseguran que las drogas eran para consumo propio. El fiscal, de nuevo representado por Cary ya que por lo visto se encarga de todos los casos de Lockhart y Gardner, les ofrece la condicional, y que el caso permanezca activo pero sin condena a cambio de que identifiquen al traficante que les suministró las drogas y que presuntamente asesinó a un farmacéutico. Sencillo ¿no? Demasiado.

Jonathan y Alexis identifican mediante a unas fotografías al que supuestamente les vendió las drogas pero resultó ser una triquiñuela de Cary para acusarles de asesinato ambos. La pareja es separada e interrogada de nuevo, y Dianese encarga de defender a Jonathan y Will y Alicia de Alexis. Esto no hace ninguna gracia a Cary, que ve como su caso se desmorona al no tener testigos y teniendo unas pruebas provenientes de un registro ilegal, así que consigue que la madre de Alexis desconfíe de la buena voluntad de Will y Alicia y consigue que sean sustituidos por Wilk Hobson.

Así pues, el caso sencillo se convierte en una carrera por ver quién confiesa antes ya que éste será acusado de robo con una condena de ocho meses, y el otro tendrá que enfrentarse a una pena de 25 años por asesinato durante la ejecución de un robo. Unos y otros no dudan en utilizar cualquier cosa para convencer a sus respectivos clientes ahora que tienen el arma con las huellas (por culpa de una treta de Will que salió realmente mal). Para conseguir que Jonathan delate a Alexis, Will no duda en hacerle creer que ella le estaba engañando con otro a sabiendas de que era falso y que Alexis iba al ginecólogo porque está embarazada.

Por suerte o por desgracia, Jonathan sabe más de lo que Will cree y lejos de denunciar a Alexis, acaba confesando ser el culpable para salvarla. El joven Jonathan consigue darle una lección a los mayores, mucho más cínicos y descreídos (y seguramente tienen razón de serlo), al sacrificarse por amor.

Y eso nos lleva a la divertida trama que nos ha traído de vuelta a Owen, el hermano de Alicia, que ha roto con su novio. Además de que gracias a él hemos visto a la madre de Peter borracha y con una película africana, nos ha permitido conocer de primera mano que Alicia cree que el corazón a veces necesita que le dirijan, o lo que es lo mismo, que no siempre hay que dejarse llevar por la pasión y hay que analizar cada paso que se da. Y eso lo sabe bien Will, ¿verdad? Alicia necesita un plan antes de lanzarse al vacío.

Por último, la noticia de la ruptura de Lockhart/Gardner & Bond ya es pública gracias a Tamara, la novia de Will. Diane estaba preparando la ruptura pero Will ha sido el que finalmente ha declarado el inicio de la guerra al reunir a los socios capitalistas para expulsarla del bufete. Será muy duro pero ya llegado el momento de elegir bando. ¿Hacia qué lado se decantará Alicia? Yo diría que Kalinda lo tiene muy claro pero este caso le ha permitido a Alicia ver a un Will ambicioso y sin escrúpulos que no parece gustale nada. ¿Esto tendrá algún peso sobre su decisión? ¿Vosotros qué creéis?