[Recap] 5×11 Friday Night Lights: The March

[spoiler2]

En Don’t Go el entrenador tomó la determinación de quedarse en Dillon rechazando una oferta difícil de resistir por su vinculación emocional al equipo y porque siente que sus chicos se lo merecen. Yo no soy quién para contradecirle pero, a veces, toca ser un poco egoísta ya que, en general, (casi) nadie te acaba agradeciendo tus sacrificios. Así de injusta es la vida. Así pues, ¿el entrenador se acabará arrepintiendo de sus decisiones?

Yo apuesto a que ya se está arrepintiendo. Desde el principio de esta quinta temporada (y casi diría de la cuarta), los Lions han visto peligrar su continuidad por culpa de sus altos gastos pero eso parecía más o menos solventado con el éxito del equipo, que conllevó un aumento espectacular de espectadores. Pero la crisis mundial nos ha golpeado a todos, y el East Dillon no es una excepción. Los recortes de presupuestos son inevitables, y eso no se arregla echando a un profesor sino que se necesita un replanteamiento de la distribución de los recursos de raiz, y como suele pasar, las actividades extraescolares son las primeras víctimas.

Así pues, el entrenador ve peligrar su puesto de trabajo a pesar de estar haciendo historia y de haber sacrificado (y seguramente) hipotecado su futuro profesional. Además, ni siquiera tiene la certeza de acabar dirigiendo el equipo que unifique a los dos equipos de la ciudad porque todos sabemos que en West Dillon hay gente muy poderosa y que le guarda mucho resentimiento al entrenador. Pero mientras no se llega a una decisión, intenta concentrarse en llevar al equipo a la final estatal y para ello echa mano incluso de Jess. Reconozco que nunca he sido muy fan de Jess pero me ha encantado cómo se nos ha mostrado su relación con el entrenador, y como consigue que éste le de la oportunidad de entrar en el staff técnico como su sombra. El que la persigue la consigue.

Otro que siente que se ha sacrificado inútilmente es Tim. Aún está intentando adaptarse a su nueva situación fuera de la cárcel pero no debe ser nada fácil ver como su hermano Billy sigue siendo bastante desastre, aunque en su defensa tenemos que decir que en los Lions parece irle muy bien. ¿Será eso lo que más le molesta? Lo digo porque debe fastidiar ver como su hermano ocupa su puesto en el equipo, y es que casi se puede decir que le ha robado su vida, y ver a su excompañero de los Panthers Smash triunfando como jugador profesional tampoco es que ayude.

Además, se encuentra con una Becky que es algo así como una vaca sin cencerro, siendo menor de edad y trabajando en un club de streaptease. Siente que se merece algo más, como él también se lo merece pero ¿tiene derecho a poner patas arriba la vida de Becky? Yo creo que en este caso sí, y es que Billy y Mindy como tutores son un auténtico desastre pero Luke no tiene la culpa de (casi) nada. Por todo esto, es normal que Tim necesite apartarse de los Riggins y buscar su propio camino, que seguro no será el de ser el camarero del bar de Buddy de por vida, aunque es un principio.

Por otro lado tenemos a Vince y la relación con su padre, que finalmente ha acabado por estallar. Todos lo veíamos menos él, aunque no le podemos culpar por querer tener, por una vez, una familia normal. Por suerte, por ahora han conseguido apartarse de él y de su perniciosa influencia, veremos cuanto dura.

Por último tenemos a Tami y su nuevas oportunidades profesionales. Ella siempre ha sido la que ha tenido que renunciar por seguir a su marido en su carrera profesional. ¿Habrá llegado el momento de que sea ella la que siga su sueño? Le oferta de convertirse en decana de admisiones de la Univesidad de Braemore en Philadelphia es muy difícil de rechazar dado que significaría para Tami un gran salto cualitativo. Eric no parecía demasiado emocionado con la idea de que su mujer fuese a la entrevista porque eso significaba que no estaba con él en la semifinal así que es de esperar que la noticia de la oferta caerá sobre él como un jarro de agua fría. Pero viendo como le ha ido a él con su sacrificio, ¿no sería lo más inteligente apoyarla?

En el próximo episodio veremos cómo reacciona pero ¿no os parece que tal y como han ido las cosas parecería que la finale es la semana que viene? En este episodio han pasado tantas cosas y se han jugado tantos partidos (cuatro en total) que sorprende que aún nos quede un episodio en medio. Y no es que me queje, pero reconozco que pensé que las tramas llegarían al punto en el que actualmente las tenemos en el episodio anterior a la finale, así que me muero por ver qué nos espera en Small Town. Por otro lado, sabéis que hace unos días publicamos cómo será la series finale, y que si queréis conocer muchas de las cosas que pasarán sólo tenéis que echarle un vistazo a los vídeos, aunque vuelvo a avisar que hay muchísimos spoilers. Pero a parte de esto, ¿qué pensáis que decidirán los Taylor? ¿Creéis que será la oportunidad que Tami estaba esperando?