[Recap] 7×11 Grey’s Anatomy: Disarm

[spoiler2]

Después de media temporada sufriendo la recuperación emocional de los médicos de Grey's Anatomy, por fin tenemos un gran avance para todos en general y, en particular, para Cristina Yang. La catarsis viene con un nuevo tiroteo, este ocurrido en una universidad local. El revivir en cierta forma la tensión vivida aquel día, hace que los doctores expongan sus heridas más profundas… porque, después de todo, para superar el trauma lo mejor que se puede hacer es enfrentarlo de lleno.

En Disarm… las víctimas del tiroteo ocurrido en Pacific College llegan a la sala de emergencias del Seattle Grace Mercy Grace, ocupando cada quirófano, cuarto y espacio del hospital. En medio del caos, Cristina Yang vuelve a pisar el quirófano, Meredith Grey expone la herida que tanto había guardado para ella misma, Lexie entra en pánico, mientras Avery se niega a atender al responsable de tantas víctimas. Al mismo tiempo, Arizona regresa al hospital para recuperar su puesto y Teddy da el primer paso para ayudar a Henry con sus cuentas médicas.

El episodio inicia con una discusión entre Meredith y Derek como manera de ligar el día de pesca -- ocurrido en Adrift and at Peace -- con el cambio que Cristina está por experimentar. Más tranquila, Yang decide salir a conocer Seattle por primera vez en años, para encontrarse con un escenario similar al que vivió aquel trágico día. Sin pensarlo dos veces, Cristina asiste al chico, entra al quirófano como si nunca hubiera dejado la residencia. Pero quizá lo más importante es ver que Yang continua en cirugía después de enterarse de que aquel chico que está salvando es el responsable del tiroteo. Y, después, lo que hacía falta, Cristina y Meredith reanudan su amistad.

Para la fuerte Mer tampoco resulta sencillo el día. Después de una temprana discusión con el esposo post-it, ambos trabajan juntos para salvar la vida de un profesor. Durante la cirugía, Derek no entiende por qué Meredith insiste en mantener actualizada a la esposa del paciente. Con la presión de las palabras de Shepherd, Meredith expone su herida: ella ha estado en esa situación, sabe lo que es ser la esposa en espera. En esa ocasión ella ofreció su vida cuando el señor Clark estuvo a punto de disparar a Derek en la tabla de operaciones. A ese nivel de angustia llegas, a dar todo porque la persona que amas este bien. Después de todo, Derek termina entendiendo el mensaje.

Jackson Avery es otro afectados por aquel evento, quizá -- a lado de Cristina -- uno de los peores casos en cuanto a trauma se refiere. El residente no es capaz de salvar la vida del chico que disparó, no comprende por qué se gasta recursos en él, especialmente cuando el hospital está al tope. Cuando habla con la madre del chico, recuerda que es un paciente más, una vida que salvar sin importar lo que haya hecho -- por principio de ética profesional --. En paralelo, vemos a Avery salvando a un chico con ayuda de Karev y las palabras de Bailey, quien ve reflejado a Charles en el paciente -- gran momento Bailey.

Al vivir de nuevo una situación de angustia, Lexie Grey entra en un pequeño shock emocional. Desde que ve las imágenes de la cobertura, comienza a llorar y a sentir pánico. Gracias a Mark Sloan, logra enfrentar la situación cuando ambos tratan a un paciente. Mark lleva de la mano a Lexie en el proceso, ella es la encargada del procedimiento, como si estuviera tratando el toro por los cuernos. Al final, Lexie le dice a Sloan que lo ama, un paso importante para su relación. ¿Será que permanezcan juntos?, ¿Mark está listo para comprometerse en el siguiente nivel?

Arizona Robbins regresa para rockear peds como ella lo sabe hacer. Y es que si hay alguien que está fuera de lugar es Dr. Stark. Primero, por el trato que da a sus pacientes, sin pensar en las consecuencias a futuro. Segundo, porque el hombre ni siquiera sabe lo que esta gente a pasado. Así como él no soporta el hospital, nosotros no lo soportamos. Gracias a Alex Karev y su bloqueo corporal, Arizona tiene la oportunidad de salvar a una pequeña con la ayuda de Callie. Ambas hacen magia en el quirófano, pero fuera del mismo su relación se mantiene igual.

En este episodio tenemos dos temas que se mantienen como pendientes. Por un lado, vemos que Meredith y Derek siguen intentando quedar embarazados y seguramente tendremos noticias pronto. Por otro lado, tenemos el arco de Teddy Altman y Henry, quienes se acaban de casar para que este sea beneficiario de su seguro. Algo me dice que sí, estamos ante un nuevo caso Denny Duquette. O ustedes ¿qué opinan?

Disarm resulta un gran episodio para retomar la temporada. Todos los personajes por igual muestran avances en relación a sus traumas. Vale la pena rescatar un momento emotivo, cuando escuchamos el alma mater del Pacific College y vemos en paralelo el esfuerzo de los médicos por salvar la vida de las víctimas. Hermoso.

En TVlia: Grey's Anatomy, séptima temporada