[Recap] 7×11 Desperate Housewives: Assassins

[spoiler2]

Antes del receso de fin de año, hace ya unas tres semanas, Desperate Housewives nos dejó en medio de un caos y con muchas preguntas por resolver; en su momento comentamos la que, para nosotros, resulta más importante: ¿quién disparó a Paul Young? ABC plantea la misma interrogante en su publicidad, en avances y tráilers, dedicados al episodio con el cual se retoma la trama. El resultado, nos dejan con la misma interrogante, sólo que ahora tenemos algunos nombres tachados de la lista de sospechosos. Por supuesto, en el universo de las mujeres desesperadas, los giros son el pan de cada día y está vez no será la excpeción.

Assassins inicia a unas horas de distancia de la conclusión de Down the Block There’s a Riot. En el episodio: Paul Young es trasladado al hospital al mismo tiempo que los detectives asignados inicial la investigación del caso. Después de ser aplastada por una multitud, Susan Delfino se encuentra delicada de salud, aunque le cuesta trabajo reconocerlo. Renee Perry no soporta la presión, por lo que decide revelar a Lynette el error cometido con Tom 20 años atrás. Gaby Solis pasa por un momento muy difícil, después de perder contacto con Grace y crear un abismo enorme en su relación con Juanita. Bree Van De Kamp recibe una inesperada visita de Orson, justo cuando Keith se acaba de mudar a su casa.

Comencemos con el arco principal de la temporada, el misterio que relacionado con Paul Young. El hombre tiene muchísimos más enemigos que propiedades en Wisteria Lane; justo en este episodio vemos a un par de detectives investigando el atentado. No resulta sorprendente su primera conclusión, cuando comunican a Young que prácticamente todos lo quieren ver muerto pero tienen una coartada. En paralelo, nos muestran a una Felicia Tilman, ansiosa por saber quién ha jalado del gatillo. Descartamos a: Beth, su hija, quien a estas alturas está perdidamente enamorada de Paul. Tampoco fue Mike Delfino, quien recibiera la propuesta de la misma Tilman. Hasta la misma Tilman queda descargada al desconocer el autor material del disparo.

Los investigadores sospechan de Beth Young y encuentran la conexión con Felicia Tilman. Paul disimula su sorpresa ante la noticia, pues realmente no se lo esperaba. Le han dado el nombre de una posible sospechosa, pero para él será la culpable. Mientras que el hombre se encarga de Beth -- porque, hay que reconocerlo, a la mujer no le queda mucho en la serie… a menos que ocurra un milagro --, nosotros tenemos pendiente la respuesta. Según declaraciones de la producción, quien dispara es un personaje que lleva tiempo en Wisteria y no es una de las protagonistas. Personalmente, sigo apostando por Lee. ¿Ustedes?

Por fin Susan Delfino tiene un desarrollo realmente dramático, pues se encuentra en una condición muy delicada que le cuesta trabajo asimilar. Pasa todo el episodio buscando alternativas para la diálisis, pues tiene que velar por su pequeño M.J., se muestra fuerte ante él. Me quedo con la escena en el pasillo del hospital, cuando Susan colapsa en presencia de su hijo. La diálisis es el camino por el momento, queda pendiente la larga búsqueda de donador -- o tal vez sea más rápido de lo que pensamos --.

El secreto de hace 20 años, por fin sale a la luz. Después de su visita a Susan, Renée comprende el daño que causa a su amistad con Lynette. Es hora de decir la verdad, sin importar lo que piense Tom Scavo. De repente, tal cual historia del Grinch, vemos que Renee tiene sentimientos y valora su amistad. La tortura mental incluye anécdotas de la universidad, a media entrevista del trabajo. Después le invaden las lágrimas y no puede más. Para Lynette la noticia es como un balde de agua fría, pero se contiene con su amiga; sólo le pide una cosa, no decirle a Tom que han hablado de esto. ¡Uy!, lo que le espera al hombre.

Ahora que ha perdido contacto con Grace, su hija biológica, Gaby tendrá graves conflictos. En este momento los Solis se preocupan por Juanita, por lo que Carlos y Gaby asisten con una especialista. El consejo es eliminar a Grace de sus vidas, todo lo referente a ella. Para Carlos es una orden, en cambio para Gaby es una tortura. Carlos no lo hace fácil, nada fácil para su esposa. Al final la vemos comprando una muñeca, una especie de sustitución para Grace. Puede que Juanita haya festejado un feliz cumpleaños, pero Gaby va derechito a una crisis emocional con destino a la locura. A ver ahora de lo que es capaz Carlos para devolverle la tranquilidad a su esposa.

En medio de tanto llanto y subtramas realmente dramáticas, el peso de comedia recae en Bree Van De Kamp y sus hombres: Keith y Orson. Justo cuando la relación entre Bree -- la cougar -- y su contratista pasa al siguiente nivel, Orson reaparece en escena. Su presencia remarca las diferencias entre la pelirroja y su joven novio: una mujer obsesionada con la perfección con un hombre que no utiliza camisa en la mesa. Orson se vale de esto para intentar acercarse a Bree, pero termina uniéndolos más. La escena de la guerra de comida funciona perfecto como válvula de escape para todo el drama acumulado por las demás subtramas; vaya par de niños peleando por la mujer.

Assasins resulta un buen episodio para retomar el misterio central de la temporada. Define el rumbo de los personajes y mantiene la pregunta principal abierta. Ahora que hemos eliminado algunos nombres de la ecuación, díganme qué opinan, ¿quién disparó? En general, ¿qué les pareció el episodio?

En TVlia: Desperate Housewives, séptima temporada