Ayuda a Nathan a comprar Firefly

Nathan Fillion es un tipo peculiar (y encantador). Después de una carrera llena de secundarios y algún que otro protagonista en producciones de segunda o tercera categoría, llegó su momento cuando Joss Whedon le convirtió en la cabeza visible Firefly, su primer proyecto post universo Buffy. Pero el western galáctico no obtuvo los resultados esperados y FOX la fulminó sin miramientos, dejando a un nutrido número de fans huérfanos que se han pasado ocho años reclamando su vuelta, y es que el Serenity, como epílogo, supo a poco.

Entre estos se encuentra el propio Fillion, que aprovecha cualquier ocasión para hablar de la serie en Twitter y que ha conseguido que el apartamento de Castle esté lleno de referencias a la serie e incluso que Richard Castle se disfrace del Capitán Mal. ¿Se puede ser más fan? Y claro, cuando el Science Channel decide reemitirla y Entertainment Weekly aprovecha para hacerle una entrevista, éste aprovecha la ocasión para decir que si le tocasen en la lotería 300 millones de dólares lo primero que haría sería comprar los derechos de Firefly, hacerla él mismo, y distribuirla por Internet.

A raíz de esas declaraciones, un grupo de fans han iniciado una campaña para conseguir que Fillion consiga su sueño al grito de ¡Let’s get the Captain his money!. Por ahora cuenta con una web y un grupo en Facebook pero ¿Realmente existe una posibilidad de que Firefly vuelva? Como serie propiamente dicha creo que hay pocas, por no decir ninguna, pero no descartaría que hubiese algo así como un reencuentro en forma de webserie.

Y es que, a parte del tema monetario, la mayoría de los actores están ocupados en otros trabajos. Morena Baccarin está en V pero ésta tiene difícil la renovación, lo mismo que Summer Glau y *The Cape, y Adam Baldwin, que depende lo que pase con Chuck que, como cada año, están al filo de la navaja. Por otro lado están Gina Torres que se quedó sin trabajo al no renovar Huge, y Jewel Staite y Sean Maher que ahora mismo parece que están libres.

Por tanto, el principal problema estaría en el propio Nathan Fillion, que es el único con el trabajo asegurado pero estoy segura de que si hubiese alguna posibilidad real de llevar a cabo el proyecto sacaría el tiempo de debajo de las piedras. Además, tanto José Molina como Jane Espenson, ambos guionistas de la serie, se ofrecieron para ayudar así que tan negra no está la cosa ¿no? Yo me alegraría enormemente de que se volviesen a reunir, y vosotros ¿qué pensáis? ¿Le veis posibilidades?