Dando la nota: episodios musicales

En breve Grey´s Anatomy tendrá su capítulo musical, aunque hace años que dejé los pasillos del Seatle Grace tal vez regrese para tan señalado evento. La serie de Shonda no es la primera ni será la última en echar mano de este recurso para atraer televidentes y hacer las delicias de los fans. Veamos algunos ejemplos de episodios musicales:

Mi primer encuentro con los capítulos musicales fue de la mano de Joss Whedon y Buffy, The Vampire Slayer. En la sexta temporada de la serie tuvimos Once More, With Feeling, un episodio que es recordado por los fans con muchísimo cariño. Un extraño hechizo hace que todos en Sunnydale canten y bailen como si la vida fuese un musical. En principio no debería ser algo malo pero estamos en la boca del infierno y ni siquiera las canciones y los bailes son algo inocente. Digno de verse, incluso más de una vez.

  • Xena: The Warrior Princess, tiene dos, The Bitter Suite y Lyre, Lyre, Hearts on Fire. El primero es más serie que el segundo. The Bitter Suite es el duodécimo capítulo de la tercera temporada, mezcla humor y drama. Xena y Gabrielle son transportadas a Ilusia, para poder huir con vida deberán aparcar sus diferencias y colaborar. Callisto, su gran enemiga, las guía y durante el viaje ambas resuelven los problemas que las habían separado. Por su parte, Lyre, Lyre, Hearts on Fire es el décimo episodio de la quinta temporada. Las dos protagonistas y Joxer llegan a Melodia, la capital griega de la música, para participar en un concurso de bandas. El premio es la Lira Dorada. A mi me resultaron muy sorprendentes los dos pero mi preferido es el segundo.

  • La sitcom Scrubs tiene llevó a cabo en su sexta temporada el capítulo My Musical. Una paciente tiene una aneurisma, eso provoca que en vez de escuchar hablar a la gente, las escuche cantando. Todo el musical está hecho desde el punto de vista de la paciente, y cuando es operada, todo regresa a la normalidad. El vídeo que he elegido es el de la canción que más me gusta del capítulo. JD y Turk, siempre grandes.

  • Fringe nos sorprendió en el capítulo 20 de su segunda temporada con un pequeño paréntesis musical que dividió a los fans. Hubo opiniones para todos los gustos, personalmente Brown Betty me gustó mucho. La historia empieza con Walter bastante drogado, la sobrina de Olivia llega al laboratorio y él le cuenta un precioso y extraño cuento donde los personajes cantan.

  • That´s 70 Show celebró su capítulo 100 con un especial musical titulado That '70s Musical. Los personajes cantaban algunas canciones muy conocidas de los años setenta. La trama surgía todo de la mente hiperimaginativa de Fez.

  • En la serie británica Blackpool cada capítulo, de los seis que la componían, era un musical. Canciones todas ellas conocidas que se amoldaban a la trama. La historia giraba en torno a un empresario de la ciudad de Blackpool que habría una enorme sala de juegos, de sus problemas familiares, laborales y personales. Una serie entretenida y diferente.

  • Chicago Hope en su cuarta temporada también se apuntó al musical. El capítulo Brain Salad Surgery nos dio la oportunidad de ver a los doctores del hospital cantar y bailar. ¿El motivo? El doctor Shutt sufre una aneurisma que le hace ver a la gente cantando y bailando. Similar a lo que posteriormente sucedió en Scrubs.

Podría citar más series que han hecho un capítulo musical como How I Met Your Mother, Malcolm In The Middle o Aída. Aquí sólo he nombrado algunas, dejándome llevar por las que más me gustaron y más me impactaron en su momento.