[Primera Impresión] Body of Proof

[spoiler2]

Por fin se resolvió el misterio Body of Proof, y es que después de que la ABC aplazase varias veces su estreno, al final la hemos podido ver. Hablo desde el desconocimiento absoluto pero intuyo que las cadenas extranjeras que tenían comprados los derechos de emisión desde hace tiempo han forzado que se estrene en España, Italia o Polonia antes que en Estados Unidos. En su momento ya comenté que me parecía muy sospechoso que la cadena no se atreviese a estrenarla pero ahora ya podemos hablar con conocimiento de causa. ¿Ha valido la pena tanta expectación?

Depende. Si eres fan de los procedimentales con protagonista con carácter y contestón te gustará, o al menos te entretendrá, si no, ni lo intentes. Muchos de los que la vieron hace meses en pase de prensa comentaron que era inevitable asociar a su protagonista con la Maura Isles de Rizzoli & Isles por eso de sus gustos caros, pero yo le añadiría que también tiene una pizca (por no decir un mucho) de Gregory House, y me explico. Dana Delany interpreta a Megan Hunt, una neurocirujana brillante que se convierte en patóloga forense por culpa de las secuelas de un accidente. La parestesia crónica que padece le provoca hormigueo y adormecimiento en las manos, y después de perder a una paciente en la mesa de operaciones, decide que lo mejor es que se pase a a la medicina forense porque no se puede matar a un muerto.

Hunt busca la redención a través de la investigación de los crímenes que pasan por su mesa de autopsias, y no duda en enfrentarse a sus jefes si así consigue su objetivo. No tiene demasiados amigos, por no decir ninguno, y no pretende caer simpática a nadie porque está centrada en su trabajo (aunque está claro que eso cambiará). Y precisamente a causa de la exacerbada dedicación a su carrera, perdió a su marido, del que lleva cinco años separada, y a su hija, con la que mantiene muy poca relación pero con la que intenta reconectar.

El peso de la serie recae en Dana Delany al completo y eso puede llegar a ser un problema. A mí Delany siempre me ha gustado pero las operaciones de su cara no le han sentado nada bien. No quiero ser cruel pero por momentos me recordaba a un muñeco de un ventrílocuo porque apenas puede mover la cara de nariz para arriba. Una lástima, la verdad. Aún así, aquí hace lo que puede con lo que tiene, que no es demasiado.

El resto de los personajes son exageradamente prototípicos porque su única función es la de hacer destacar a la protagonista. Pero si algo me molesta de Body of Proof es que la manera que tienen de enseñarnos que Hunt es muy inteligente es rodeándola de personajes muy tontos, y con esto me refiero a sus compañeros forenses. Por cierto, ¿lo del lupus es un guiño a House?

Por otro lado, el primer caso de la semana es bastante flojo y su resolución es bastante absurda y cogida con pinzas. Entiendo que esto es algo bastante habitual en este tipo de series porque ya hemos visto en televisión asesinar de mil y una maneras pero no es buena señal que empiecen con un caso así. Además, espero que dejen de repetirnos que mató a una persona, que cada vez que lo repetían me daba la sensación de que los guionistas me estaban tomando por tonta. Que sí, que en televisión hay que repetir la información y le Hunt está traumatizada pero todo tiene un límite. Y ya de paso, también estaría bien cortar los dircursitos trascendentes que no llevan a ninguna parte.

En definitiva, es una serie bastante normalita pero que puede entretener al aficionado a este tipo de producto. Eso sí, la ABC ya puede buscarle un buen sitio en su parrilla porque tanto marear con su fecha de estreno al público norteamericano (que es el que cuenta) no creo que le ayude precisamente. ¿Katherine volverá a Desperate Housewives antes de tiempo? Ya veremos, por ahora habrá que esperar al menos hasta el 29 de marzo, día en que se estrenará en Estados Unidos.