[Primera Impresión] Mr. Sunshine

[spoiler2]

Durante años se habló de la maldición de Friends ya que serie que tocaban, serie que fracasaba. Y daba igual la calidad porque tan mal le fue a Matt LeBlanc con su discutible Joey como a Matthew Perry con su magnífica Studio 60 on Sunset Strip, por no hablar de la espantosa Dirt de Courtney Cox. Por suerte, ahora la situación es muy diferente porque tanto LeBlanc como a Cox están triunfando en sus respectivas series. ¿Le pasará lo mismo a Perry?

Todavía es muy pronto para saberlo pero, aunque el piloto dista mucho de ser perfecto, Mr. Sunshine tiene potencial. Perry es Ben Donovan, un hombre egoísta y con miedo al compromiso que acaba de cumplir los cuarenta, y que empieza a plantearse que tal vez tendría que cambiar su manera de ser. Lo que pasa es que se da cuenta demasiado tarde y ha perdido la oportunidad de comprometerse con Alice, su amiga con derecho a roce además de compañera de trabajo interpretada por Andrea Anders, que casualmente era la vecina de Matt Leblanc en Joey.

Ben es el gerente del Sunshine Center, un pabellón multiusos que tan pronto celebra un partido de hockey, como una convención política, un rodeo o un partido de fútbol en ropa interior. Y precisamente éste es uno de los puntos fuertes de la serie ya que puede pasar cualquier cosa en función del espectáculo que se esté preparando. Esta semana se ha escapado un elefante del circo y han tenido que echar mano de unos payasos armados con hachas para deshacerse del hielo de la pista, pero las posibilidades son infinitas.

Otro de los puntos fuertes es la alocada Crystal Cohen, la rica e incorrecta propietaria de las instalaciones interpretada por Allison Janney, que es susceptible de liarla cada semana. Momentos como en el que utiliza a un niño como escudo humano demuestran que es, con mucha diferencia, el personaje más subido de tono de la serie, y aunque entiendo que algunos la encontrarán detestable, yo reconozco que encuentro su locura tan entrañable como la de Veronica en Better of Ted o la de Karen en Will & Grace.

Por otro lado, tanto Alonzo, el optimista crónico, Roman, el hijo simplón de Crystal, y Heather, la secretaria psicópata de Ben dan color a la serie pero por ahora no han aportado demasiado, así que tendremos que ver cómo evoluciona. Y lo digo porque me da la sensación de que todavía no hemos visto la auténtica Mr. Sunshine. El piloto me recuerda en cierto sentido al piloto de Cougar Town, que tenía un tono muy diferente a lo que ha acabado siendo la serie.

Este Ben se parece sospechosamente al Chandler Bing que dio a conocer a Perry pero como si no hubiese encontrado a Monica. El tiempo le ha hecho más egoísta y solitario, y tiene bolsas en los ojos pero sigue utilizando el sarcasmo para relacionarse con los demás. El problema es que tal vez necesite algo más de mala leche, o lo que es lo mismo, elevar un poco el tono general de la serie. Si Ben es un tipo triste y amargado, pues que lo demuestre de verdad, y que cuando intenten ser incorrectos, lo sean de verdad.

Además, los que la habéis visto ¿no os pareció algo extraño que apareciese Jorge García? Y no lo digo porque no fuese gracioso, que lo fue, sino porque no es demasiado normal que en un piloto en el que el espectador conoce a los personajes habituales de la serie aparezca una guest star como Garcia. A parte de que creo que han desaprovechado la posible promoción, apuesto a que muchos buscarán a Hurley en el segundo episodio y se sentirán decepcionados cuando no lo encuentren. Pero de todas formas, insisto que creo que Mr. Sunshine tiene posibilidades y que, en cuanto encuentre su personalidad, nos va a hacer reír mucho. Confío ciegamente en las capacidades de Perry y Janney, espero que no me decepcionen.

Foto: Direct Previews