[Recap] 1×02 Outcasts: Episode 2

[spoiler2]

Tras el inesperado final del primer capítulo, del cual aún no me he recuperado, volvemos a Carpathia y a Forthaven. Varias lanzaderas de salvamento del carguero se han estrellado contra la superficie y hay supervivientes. Entre ellos Julius Berger (Eric Mabius) un personaje de lo más inquietante que podría romper el precario equilibrio de Carpathia.

Los supervivientes del carguero llegan a Forthaven y Julius Berger hace acto de presencia ante Richard Tate, el dirigente de la colonia. Es un encuentro un tanto tenso. Tate parece que no se fía de Berger mientras que éste es todo amabilidad y buenas intenciones. Al parecer durante su viaje en el carguero vio algo que le transformó acercándole a la religión y la fe. Tate parece sorprendido por este cambio.

Mientras Stella espera ansiosa noticias de su hija Lilly. La joven viajaba en el carguero y cree que pudo subirse a una de las lanzaderas y sobrevivir. Su angustia y desazón son inmensas. Sin embargo, a pesar de estar pasando por un duro momento personal, no duda en ayudar a una joven que viajaba en el carguero, Aisling ( Laura Greenwood) quien le asegura que Julius Berger robó el pase de salvamento a su madre y que por eso él estaba en la lanzadera mientras que su madre murió en la explosión de la nave. Stella, una mujer directa y objetiva, no duda en encararse con Berger y preguntarle si las acusaciones son ciertas, a lo que él responde que la mujer le ofreció voluntariamente su puesto.

Entretanto, un grupo de rescate, liderado por Jak, Cass y Fleur sale en busca de una de las lanzaderas. La última de ellas en la que tal vez puedan encontrar a Lilly, la hija de Stella. Lo que no saben es que esa lanzadera fue encontrada por un grupo de hombres que recogieron a la única superviviente, una chica que parece encajar con la descripción de Lilly, y se la llevaron con la intención de que curase a un bebé que tienen en el grupo. El grupo de rescate es interceptado por estos hombres, dirigidos por Rudi, y llevados a su asentamiento en las montañas junto con la chica. Quieren que curen al bebé así que hacen un trato. Fleur regresa con la criatura a Forthaven mientras que Cass, Jack y la joven se quedan con este grupo de hombres. Rudi, el líder, quiere ver a Richard Tate y exige la salvación del niño a cambio de la vida de los rehenes.

Este grupo de hombres misteriosos son aquellos de los que hablaba Mitchell en el primer capítulo. Resulta que son clones, manipulados genéticamente para comprobar si los seres humanos podían adaptarse en Carpathia. Cuando la misteriosa enfermedad C-23 empezó a matar a los infantes, Tate los expulsó del asentamiento y ordenó su eliminación, cosa que Mitchell no hizo. Los AC, que así se llaman, buscan venganza contra Tate y la colonia por diezmarlos y abandonarlos. Una vez en Forthaven, Fleur se encara con Tate y le pregunta por los AC. Él intenta explicarle que cuando todo sucedió actuó como creyó mejor pero hay algo más que le intriga, los AC, en principio, no podían reproducirse ¿cómo es posible que tengan un bebé? Ese bebé puede ser la respuesta a la supervivencia de los seres humanos ya que el indice de natalidad en la colonia ha descendido.

Una vez curado el bebé se produce el intercambio, cerca de las montañas, pero algo sale mal y uno de los AC muere a manos de Cass, quien no soporta la idea de volver a ver sus manos manchadas de sangre. El bebé no es entregado a los AC y el grupo regresa a Forthaven donde Stella los espera ilusionada. Lilly le demuestra a su madre lo enfadada que está con ella por haberla abandonado, años atrás, en la tierra.

El capítulo no estuvo mal aunque para mi gusto fue algo lento y parece que no tienen muy claro que nos van a ofrecer. Hay muchas historias interesantes que contar pero apenas han empezado a trazarlas. Durante el capítulo aparecieron nuevos personajes que tendrán peso en el futuro, como Aisling, Julius y Rudi. Así intentan hacerme olvidar la faena de matar a Mitchell (Jamie Bamber) en el primer capítulo. Hubo cosas que me llamaron la atención como por ejemplo el momento en el que Richard Tate, solo en su despacho, ve moverse un dibujo. O cuando Cass dice que él no quiere repetir los errores del pasado. Fleur, parece que será la conciencia de los humanos en esta historia y Berger, con su aura mística y personalidad turbia, promete.