[Recap] 7×14 Grey’s Anatomy: P.Y.T. (Pretty Young Thing)

[spoiler2]

En medio de todo el "drama post-traumático", Grey's Anatomy retoma sus inicios. En medio del ensayo médico sobre el Alzheimer, Meredith Grey recibe otra gran oportunidad que podría cambiar el rumbo de su carrera por completo; todo gracias al legado de su madre, sus anotaciones y el nombre que deja. A su vez, Mer nos muestra otro paso importante en la formación de un residente: priorizar. ¿Qué resulta más importante?, ¿continuar el trabajo de su madre o encontrar la cura para su enfermedad? Este episodio en particular resalta la madurez que ha alcanzado la nueva Meredith Grey, no «dark and twisted» como en un principio.

En P.Y.T.(Pretty Young Thing) -- según las palabras de Meredith -- pasan meses desde el inicio de la investigación de Shepherd. A diferencia del episodio anterior, vemos a Mer participando en las pruebas. Justo ahora Webber le ofrece participar en otra investigación, una investigación que podría curar la diabetes tipo 1. En tanto, Thatcher Grey reaparece en el hospital con un malestar y viene acompañado de su nueva novia; una joven de la edad de Lexie. Como subtramas tenemos a Alex Karev, cometiendo un pequeño error con la obstetra a cargo; Callie Torres enfrentando los cambios del embarazo; y, Mark Sloan utilizando a Avery para saber cómo está Lexie.

El monologo del episodio resulta interesante y adecuado para su desarrollo. Al principio de la serie, Meredith Grey era una personaa diferente: resentida con sus padres, a la sombra de una doctora que sólo conoció parcialmente como madre. Ahora es una residente destacada, con un matrimonio «post-it» estable, una mujer más madura en general. La invitación de Richard Webber, entre la diabetes y el Alzheimer, ponen a Meredith en una decisión entre Ellis Grey, la doctora y su legado o la madre y la enfermedad que se la arrebató -- mientras, Cristina Yang se muere de envidia --. El que haya elegido continuar el estudio con Derek, muestra crecimiento, madurez.

Resulta interesante que esta decisión importante para Mer coincida con la crisis de Lexie Grey, cuando descubre que su padre sale con una chica de su misma edad. Como dice Bailey, el idioma Grey es complejo y a estas alturas, Meredith es la mejor interprete. Lexie, en cambio, no acepta que su padre salga con una mujer tatuada de su edad, aproximadamente. Probablemente es un reflejo del pasado de Meredith, por su relación complicada padre/hija. La escena más significativa, Lexie pidiendo a Meredith que odie a su padre con ella. La respuesta de la mayor sirve de ayuda para Lex, quien debe madurar y dejar a su padre ser feliz.

Mark Sloan se divide entre apoyar a Callie con su embarazo, saber como se encuentra Lexie y varias rinoplastias. Por fin Jackson Avery se encuentra a sus órdenes -- sinceramente, se debería quedar en plastics --. Con un poco de brillo Avery y la ayuda de una buena cantidad de dulces, Lexie comparte sus angustias. Entre su padre y Mark, vemos que Little Grey tiene miedo a ser desplazada. Es un oportunidad para Jackson en hacer su jugada. En cuanto a Sloan, ese hombre no tiene remedio: es el clásico adolescente disfrazado de hombre, éste como cirujano plástico. Probablemente pronto reciba una llamada de la vida, ese pequeño golpe de realidad que reciben los hombres de su tipo al ver que la mujer de su vida se aleja poco a poco.

Durante esta temporada Alex Karev se ha enfrentado a demonios del pasado, entre su familia y su preparación como médico. Lo vemos más comprometido hacia la formación pediátrica, pero le queda mucho por aprender en cuanto al respeto hacia el paciente. Lucy Fields, la obstetra en turno, le llama la atención al llamar «nabo» a un bebé con muerte cerebral. A pesar de esta mala costumbre de llamar las cosas por sobrenombres, resalta el nivel de compromiso para ambos doctores. La escena en el elevador resulta un clásico Grey's -- existe buena química, ¿será que Rachel Taylor se quede un rato más en la serie?

Por último, hablemos de Callie Torres y sus votos extras. Entre doctores más vale extremar ciertas precauciones -- lo sabré yo, que crecí con un médico en casa --. Pero esta situación es especial, hay tres de por medio esperando a un bebé. Callie no quiere sólo un café, quiere un poco de libertad en esta relación tan asfixiante; no quiero saber lo que pasará con el pobre bebé. Mientras tanto, las descargas de ira las recibe April Kepner -- cambia tu tono de voz --. En un plano totalmente distinto, su paciente se daña a propósito con tal de entretener a millones vía YouTube. Mis respetos a Hunt, que los deja callados al contarles sobre su paciente, un soldado que salvó a otros seis de una granada. Priceless.

Siendo sincera, me divertí viendo P.Y.T.(Pretty Young Thing). A lo mejor no es un episodio extraordinario, pero marca una diferencia radical en comparación del pasado Don’t Deceive Me (Please Don’t Go). Me gusta como plantean a la evolución de Meredith Grey, que acepta el pasado y vive el presente, rescatando lo importante para el momento. Las breves dosis de otros personajes, como Altman y Yang, por ejemplo, están justificadas y se agradecen. Mi momento favorito: varios, entre Lexie pidiendo a Mer que se una en su odio y Callie en medio quirófano, arreglando la cadera de su paciente al grito de «quiero un café». ¿Qué opinan del episodio?, ¿cuál fue su momento favorito?