¿Se acabaron las «vanity cards» de Chuck Lorre?

De todos es conocido el lío que ha montado Charlie Sheen después de unas incendiarias declaraciones en una emisora de radio. La principal víctima de todo esto ha sido Two and a Half Men, que todavía está por ver qué es lo que hacen con ella pero que, por lo pronto, ha tenido un final de temporada abrupto. Pero no es la única víctima ya que Chuck Lorre anunció hace unos días que iba a darles un descanso a sus conocidas vanity cards.

Para los que no sepáis que son, las vanity cards son esos textos que aparecen al final de cada episodio de las series creadas por Chuck Lorre y en los que el guionista pone lo primero que se le pasa por la cabeza, ya sea un chiste o una disculpa. Yo no es que me las haya leído todas pero hay quién está pendiente cada semana de lo que dice y esto le ha provocado algún que otro dolor de cabeza en el pasado. Por esa razón, Lorre ha tomado la decisión de dejar de escribirlas por un tiempo y es que esto ha dejado de ser divertido. Todos esperan que se manifieste sobre lo ocurrido con Sheen, y si habla mal de él, mejor que mejor.

Tras unas semanas mareando la perdiz para esquivar el tema, Lorre rompió su silencio a través de la vanity card del episodio de esta semana de Mike & Molly. En ella no nombra directamente de Charlie Sheen pero la referencia es clarísima ya que habla de los problemas de la sociedad actual que celebra la individualidad a la vez que promueve su desintegración mediante las drogas y el alcohol. Pero por si esto no fuese suficientemente claro, el texto finaliza de la siguiente manera:

The Fall from Grace is, in fact, a Spint from Grace. Or perhaps more accurately, "Screw Grace, I am so outta here!"

Según Deadline, esto hace referencia a la sitcom de Lorre Grace Under Fire, en la que tuvo que pasar por un trance similar. Entonces fue Brett Butler la que pasó por rehabilitación y la ABC acabó cancelando la serie por culpa de su comportamiento errático en el set a pesar de sus elevados índices de audiencia. ¿Os suena, verdad?

Después de conocer estos antecedentes, ¿alguien se extraña de que Lorre intente apartarse del tema? Sea cual sea el desenlace de este culebrón, él no gana nada contestando a Sheen en su tour televisivo pero sí que tiene mucho que perder. De todas maneras, espero y confío en que este descanso de las vanity cards no dure demasiado ya que sería una pena acabar con una tradición de tantos años por esto, ¿no creéis?