Cinco razones para ver Hawaii Five 0

La serie Hawaii Five 0 me ha sorprendido gratamente. Cuando vi que Soot Canan estaba nominado a un Globo de Oro como mejor actor de reparto por su papel de "Danno" Williams os aseguro que me quedé con la boca abierta. Por aquel entonces aún no veía la serie y no lograba entender esa nominación. Hoy por hoy ya me he puesto al día y la sigo al ritmo de emisión americano. ¿Qué me ha pasado? ¿A qué ha venido ese cambio radical? Pues decidí empezar a ver la serie, por curiosidad. De pequeña veía la original y me gustaba. El piloto no me horrorizó. El segundo capítulo no estuvo mal. El tercero me gustó. El cuarto ya me hizo sonreír. A partir del quinto ya no pude parar. La CBS me había conquistado con este remake.

Razones por las que esta serie merece la pena.

La relación McGarret-Williams

McGarret (Alex O’Loughlin) recluta a Danny Williams (Scoot Caan), recién llegado de New Jersey y encargado de la investigación del asesinato de su padre, en el primer capítulo. Entre ambos se establece una relación de lo más curiosa. Se complementan perfectamente a nivel laboral aunque los métodos de uno y otro difieran bastante. McGarret, es un militar, un hombre de acción, capaz de casi cualquier cosa. Danny, es un policía, acostumbrado a las normas, el papeleo y con mucha labia. Suelen discutir debido a sus diferentes enfoques sobre como aplicar la ley. A parte, forman un dúo cómico muy entretenido. Sus conversaciones-discursiones en el coche (muy Bones) han hecho la serie más amena, más divertida, más humana. Además de compañeros de trabajo, McGarret y Danny, han conectado en seguida a nivel personal, y poco a poco se están convirtiendo en grandes amigos. El uno por el otro harían lo que fuera. Un bromance en toda regla.

Acción, acción y más acción

Hawaii Five 0 da lo que promete. Persecuciones, tiroteos, bombas estallando, peleas cuerpo a cuerpo, persecuciones en coche. Pura adrenalina. Y no aspira más que a entretener. Solo quiere que desconecte la mente durante cuarenta minutos, que disfrute, que pase un buen rato y que sonría.

Hawaii

Paisajes de ensueño. Playas, bosques, agua cristalina, el surf, los collares de flores... si ya tenía ganas de visitar Hawaii antes imaginaos ahora. Para las islas, esta serie, es una manera perfecta de promocionarse. Yo no me quejo, me encanta ver las cascadas, los volcanes, los luau. Un paraíso casi perfecto. Me gusta sobre todo que aprovechen las particularidades y la cultura de la isla para las tramas, da mucho juego y aporta realismo. Ah, y Grace Park en bikini y Alex O’Loughlin en bañador.

Scoot Caan y su personaje

Su relación con McGarret ya está explicada pero es que este hombre tiene más puntos positivos. Es, de lejos, el personaje más carismático de la serie. Suele robar todas las escenas en las que aparece. La vida personal de su Danny está llena de matices, de pequeñas cosas que hacen que sea más interesante, más vibrante, que parezca más vivo que el resto. Su negativa a dejar de usar corbata, su tupé, que no le guste la playa, que sea un hombre familiar y cariñoso. Danny adora a su hija, cosa que se encarga de recordar cada cuatro minutos y tiene una ex-mujer que es capaz de desquiciarlo con dos palabras. Scoot Caan está muy creíble en la piel de Danno, ahora me explico porque lo nominaron.

La nostalgia

La serie original se mantuvo en el aire durante 12 largos años. Forma ya parte de la cultura popular y su influencia en series posteriores fue muy grande. Este remake ha hecho dos cosas bien. Primero, ha mantenido casi intacta la intro de la serie, el mítico tema musical de Morton Stevens ha sido modernizado que no destrozado; han sabido mantener vivo el espíritu de la original. Segundo, la frase más emblemática de la serie, Book´em Danno (Fíchalos Danno), también se ha mantenido. Estos dos apuntes conectan la serie original y el remake, y los fans y nostálgicos de la década de los setenta agradecen estos guiños.

Foto: Taringa