Especial Aaron Sorkin: Sports Night

El equipo de TVlia lo teníamos muy claro, sabíamos que el Oscar al mejor guión adaptado se lo llevaría Aaron Sorkin por The Social Network. Un premio más que merecido para una de las mentes más brillantes y creativas del mundo del espectáculo. Este neoyorkino de casi cincuenta años ha escrito obras de teatro y guiones de películas como Charlie Wilson´s War o A Few Good Men. Sin embargo, donde verdaderamente ha destacado, ha sido en la televisión. Allí se ha labrado una carrera plagada de premios, prestigio y reconocimiento. Creando un estilo propio que se ha mantenido a lo largo de las tres series en las que ha estado involucrado: Sports Night, The West Wing y Studio 60 on the Sunset Strip. Desde TVlia queremos hacer un pequeño homenaje a este hombre que tantas horas de buena televisión nos ha regalado. Empezaremos hoy hablando de su primera serie. La muy recomendable pero poco conocida Sports Night.

Sports Night

Esta serie fue emitida por la cadena ABC entre 1998 y 2000. Fueron un total de de 45 capítulos repartidos en dos temporadas. El argumento narra el día a día de un programa fictio de deportes, Sports Night, en una cadena de televisión igualmente ficticia. A pesar del título, la historia gira en torno al grupo de profesionales que trabaja duramente para que el programa se emita, teniendo que lidiar con problemas de todo tipo: confusiones en los guiones, ejecutivos enfadados, fallos técnicos y un largo etcétera. Lo más importante de Sports Night son sus personajes y como se relacionan entre sí. El deporte está presente claro está, pero es una excusa para contar algo más interesante. Eso sí, el mundo de la televisión y de las noticias deportivas está genialmente retratado.

Al ser la primera creación de Sorkin podemos decir que esta serie es el germen de su estilo televisivo. Los diálogos veloces, los personajes que casi nunca se están quietos, la mezcla exquisita de comedia y drama, la crítica social, la moralidad y la importancia del trabajo bien hecho. Rasgos que se repetirían en sus dos posteriores proyectos. Sorkin es un gran guionista, inteligente y mordaz. Sus diálogos suelen ser mucho más que unas frases hilvanadas correctamente, están cargados de intención.

El reparto está plagado de caras que, hoy por hoy, son muy conocidas. Casi todos los actores y actrices que aparecen en la serie, triunfaron poco después. La imagen del programa de deportes son los dos presentadores; Dan Rydell (Josh Charles) y Casey McCall (Peter Krause), dos hombres que además de compañeros de trabajo son amigos y que han conseguido transformar su pasión por los deportes en su medio de vida. Dan es más joven, más alegre, más hablador pero también es inseguro y pasará por momentos muy duros a lo largo de la serie. Casey está recién divorciado, tiene un hijo, es más serio que su compañero y está más centrado. Dana Whitaker (Felicity Huffman), es la productora ejecutiva del programa, es una profesional que se deja la piel en cada emisión, le encantan los deportes y es muy buena en su trabajo. Entre ella y Casey se establece un tira y afloja constante debido a la mútua atracción. Como productores asociados tenemos a Nataly (Sabrina Lloyd) y Jeremy (Joshua Malina), dos jóvenes apasionados y talentosos que forman una pareja distinta y entrañable que aportará muchos momentos divertidos a la serie. Y por encima de todos ellos está el editor jefe de Sports Night, Isaac Jaffe (Robert Guillaume). A todos estos personajes hay que sumar a los guionistas, técnicos, secretarias, periodistas, ayudantes y demás personal que pulula por el estudio. Personajes secundarios pero habituales que complementan las historias y aportan variedad.

Sports Night fue una adelantada a su tiempo, y el estilo realista y poco complaciente de Sorkin, no encajaba con la idea que la ABC tenía de sitcom. Los capítulos duraban unos 20 minutos y el humor se basaba en los diálogos, un humor inteligente, exquisito y totalmente alejado de las típicas sitcoms que plagaban la televisión hace más de diez años. La ABC no quiso darse cuenta de lo que tenían entre manos y se empeñó (malditos ellos) en ponerle risas enlatadas a la serie. Algo, que si la veís, llega a ser realmente molesto. Ese tipo de risas no pega nada con el estilo de la serie, y sin embargo, ahí están. Ellas solas son capaces de destrozar casi todo lo bueno que tiene Sports Night.

La serie fue un éxito de crítica pero no de público, así que la ABC la canceló. Otras cadenas como la HBO le ofrecieron a Sorkin un lugar en su parrilla, pero Sorkin dijo que no pues prefería centrarse en un nuevo proyecto. ¿Adivináis cual? The West Wing.

Si os gusta el trabajo de Aaron Sorkin es indispensable sacar algo de tiempo y ver Sports Night, ya que asienta las bases de todo el trabajo de Sorkin en la pequeña pantalla. Y además es una auténtica delicia poder disfrutar una serie breve, inteligente y divertida. Fue una lástima que la cancelasen pero si no lo hubiesen hecho no sé si hoy conoceríamos The West Wing. La vida es así de curiosa.

Un pequeño extracto del primer capítulo para que veáis de que hablo.

Foto: Isabella