[Recap] 2×15 Glee: Sexy

[spoiler2]

Después del alcohol entre adolescentes, la producción de Glee toma otro tema delicado de tratar: el sexo. Sinceramente, después de hacer circo, maroma y teatro entorno al alcohol -- me pareció promoción, más que otra cosa -- , temía por este episodio. No estoy en contra de que traten este tema, al contrario. Me gusta que desarrollen tramas sobre esta y otras temáticas sociales en la adolescencia. Por el demográfico al cual se dirige la serie, se requiere cierto cuidado para exponer estas situaciones; hay que ser socialmente responsables, ¿verdad, Murphy?Afortunadamente con Sexy se logra un gran ejemplo.

En Sexy tenemos de regreso a Holly Holliday, interpretada por Gwyneth Paltrow y, de nuevo, su presencia arrasa con todo. El motivo de su llegada a McKingley High se debe a la sustitución de la maestra de salud y educación sexual, muy apropiado para el desarrollo del episodio. Sus métodos son algo gráficos y, para algunos, inapropiados -- como comenta Emma --. Impresiona que los chicos pongan cara de terror al relacionar un pepino con el VIH. ¿En serio hay adolescentes así de perdidos? Pensemos que los chicos viven en el pueblito de Lima, Ohio, así que doy el beneficio de la duda. Las palmas a la más desorientada se las lleva Brittany al creer que está embarazada porque una cigüeña hizo su nido fuera de su ventana.

La señorita Holliday no es la única que se preocupa por los chicos. Después del comentario de Brittany, Will Schuester propone una semana de canciones con el tema «Sexy» y la colaboración de la profesora sustituta. Gracias a este ejercicio ocurren dos cosas importantes: los chicos del club -- y unos adultos despistados -- se acercan a Holly para aclarar sus dudas y, por otro lado, Will Schuester se siente atraído por la maestra. O, simplemente, Holly se acerca a los chicos, como ocurre en el caso de Puck y Lauren, quienes tienen el plan de hacer un video porno para que ella sea la siguiente Kardashian. Así de ridículo como se escucha, seguro hay chicas que piensan lo mismo.

Santana es una de las chicas confundidas, que necesita ayuda y orientación. Tengo que admitir que me encantó esta subtrama, pues ayuda a entender mejor al personaje, aclara de una vez por todas -- sin rodeos -- su relación con Britanny y muestra el temor que llegan a sentir los adolescentes a ser etiquetados o señalados. De entrada, queda claro que Santana se porta egoísta con Brittany, además la manipula con tanta facilidad. A Santana le resulta difícil reconocer sus sentimientos hacia Brittany y, cuando lo hace, cuando le pide que este con ella, Brit decide quedarse con Artie, pues también le ama. Posiblemente, en un futuro, se vuelve a tocar esta línea, sería interesante.

Hace un buen tiempo que Emma Pillsbury no tomaba un papel central en un episodio. Ahora ella es la presidente del Club de Celibato, el cual contaba con sólo tres miembros al principio: Emma, Rachel y Quinn. Emma lleva cuatro meses casada con Carl, no han tenido relaciones porque no se siente preparada -- y pensar que estuvo a punto de tener relaciones con Will --. Emma está confundida y, cuando Holly hace la pregunta indicada lo admite. ¿Sigue enamorada de Will Schuester? Vamos, es tan obvio. Me mata de la risa Emma, sus reacciones, sus argumentos. En este episodio se luce; no sé que fue mejor, al finalizar su interpretación de Afternoon Delight o su queja sobre Holly con Schuester.

Fuera de McKingley, el ser sexy se vuelve un asunto importante. Gracias a Sue Sylvester, los Warblers preparan un número novedoso, sexy, para los Regionales. Blaine se da cuenta que Kurt se siente incómodo, que su cara sexy es cara de terror. ¿Creen que Blaine se pasó de la raya al hablar con el padre de Kurt? Personalmente, me pareció lo más adecuado. En vista de que Kurt no quiere hablar con nadie sobre el tema, quien mejor que su mismo padre para aclarar las dudas. Como dice Burt, será difícil para ambos pero serán mejores hombres por ello. Amé las palabras de Burt. Además, Kurt ya le había dicho a su padre que se informara para cuando él tuviera dudas.

En cuanto a Will Schuester, el hombre cae en los encantos de Holly Holliday al ritmo de Kiss en "tango" -- ridículo, como dice Holly --. A pesar de que la mujer reconoce que está dañada, al final reconoce que le haría bien una relación más allá de las 36 horas, un poco de romance. Para eso, Will se pinta solo. Lo bueno de abrir esta posibilidad es que tendremos de regreso a Gwyneth Paltrow, lo cual se agradece. A ver cómo le va a Will en este nuevo romance; su historial no es el mejor de todos, además Emma se enfrentará a una verdadera crisis matrimonial. Veremos, veremos.

Como cada episodio de Glee, nos detenemos a los números musicales. Do You Wanna Touch Me, interpretado por Holly Holliday, un poco subido de tono -- por algo el Parents Television Council se está quejando --; Animal con los Warblers, como siempre Blaine se luce y Kurt nos enseña sus "caras sexys"; Kiss, con Schuester y Holly, buen montaje, aunque el arreglo me hace dudar -- amo esa canción --; Landslide, interpretada por Holly, Santana y Britanny, linda escena; y, Afternoon Delight, vamos que es broma.

Debemos de admitir que Sexy es un episodio divertido, que toca un tema importante y lo desarrolla de la mejor manera que puede. Da gusto ver de nuevo a Gwyneth Paltrow y saber que regresará. Mi momento favorito, en esta ocasión son varios: Britanny explicando su "embarazo"; Emma dirigiendo las juntas del club de celibato; la consulta de Carl y Emma con Holly Holliday; la plática entre Kurt y su padre. Por cierto, como odio a Rachel Berry.