[Recap] 4×10 Californication: The Trial

[spoiler2]

Llega el episodio número 10 de la cuarta temporada y, con él, el juicio del Estado de California contra Hank Moody. Después de pasar un día perfecto, nuestro anti-héroe debe dejar atrás al adolescente que lleva dentro para enfrentar las consecuencias del evento que lo inicia todo. Podrá tener una de las mejores abogadas, se podrá haber preparado para el juicio, pero nada puede evitar que surjan ciertas historias y declaraciones que no favorecen a su causa. Un episodio con flashbacks, pláticas interesantes y una buena referencia. Comentemos a continuación.

The Trial cuenta con una sola línea argumental; como el título lo menciona, todo se trata del juicio. Sin embargo existen momentos en donde se explora una subtrama interesante: las relaciones de Hank, entre Karen Ven Der Beek y Abby Rhoads. El episodio comienza en el hogar Moody, donde Hank se prepara para el juicio. Lo vemos vistiendo un traje, su disfraz de adulto como ocurre en Freeze-Frame. En esta ocasión se complementa con un corte de cabello, peinado, realmente interpretando a un adulto. La referencia a Fox Mulder es genial pero, lejos de parecerse al agente del FBI, Hank Moody muestra miedo. Mucho, mucho miedo.

Karen lleva a Hank a la corte, como si fuera dejar su otro niño a la escuela. Hank, visiblemente descompuesto, sólo quiere ir a un aeropuerto, buscar un vuelo a donde sea y nunca regresar. El adolescente hablando. A estas alturas, no sé cómo Karen soporta a Moody. Siempre está ahí cuando más lo necesita, cuando necesita un empujo, cuando tiene que convencer a la abogada en retomar el caso. Creo que la fuerza es el amor que siente por este hombre; por más cursi que suene.

Este juicio implica reencuentros, tal vez nada agradables. Al bajar del automóvil, la primera persona con la que se topa Hank es Bill Lewis; una excelente escena. Haciendo a un lado los hechos, Bill destaca un punto importante. ¿En algún momento Hank se puso en los zapatos de Bill?, ¿qué hubiera pasado que esa chica hubiera sido Becca y que aquel hombre hubiera sido Bill?, ¿Hank hubiera reaccionado igual? Algo difícil de imaginar. En ocasiones Becca parece más madura que su propio padre y su nivel de "daño" llega a ser normal en comparación a la misma Mia. Aun así, la idea afecta a Hank; sabe que cometió un error grave y no está listo para enfrentar las consecuencias.

Después de la presentación de Karen, el Estado llama a Charlie Runkle al estrado. Agente y mejor amigo, su compañero de aventuras, otro adolescente que le gusta divertirse. Sus palabras en nada ayudan al caso de Moody -- eso que lo prepararon para el juicio --. Entre la historia del director y su esposa, las palabras «Revancha es un plato que se sirve mejor con mi pene» y la historia de Hank dejando un "regalo" sobre la camioneta de Bill, vamos ni a cual irle. Mucho menos con las especificaciones sobre la amistad entre ellos, lo que significa ser mejor amigo. Mientras tanto, la paciencia de Abby comienza a ponerse en prueba.

A Karen tampoco le va muy bien que digamos. Ante sus ojos queda otra versión inmadura de Hank, tomando "venganza" de Bill con una pistola con salsa picante. Lo que vale de ese recuerdo, para ella, es el empeño de Hank por recuperar a su familia; algo que pasa después de todo, en el día de la boda entre Bill y Karen. Su mujer le ha pasado por alto varias, todo por esa sonrisa que le da esperanza. El recuento de los hechos señalado por Abby y confirmado por Karen. Después de cualquier falta mayor, Karen acepta de regreso a Hank. Un detalles que hace pensar a Abby, algo no precisamente referente al juicio.

El siguiente a subir al estrado es Bill, quien da un dato importante para el juicio: Hank tuvo una conversación con Mia, un mes antes de su encuentro. En dicha ocasión Hank estaba totalmente dañado, ni recordaba el momento, mucho menos el rostro de la chica. La última en ser cuestionada es Mia. La chica reconoce que lo dañada que estaba en ese momento; reconoce que salió esa noche a buscar problemas y lo logró. Sabía con quien se metía, sabía lo que estaba haciendo. Ironías de la vida. Mientras Karen se preocupaba por Mia, con un instinto maternal, la chica se alejaba de ella. Tuvo la oportunidad de causarle un daño enorme, sin medir consecuencias. ¿Sus palabras convencerán al jurado?, ¿será clave para la libertad de Hank?

Al final, nuestro anti-héroe permanece solo en un taxi. Abby termina molesta pues el caso queda fuera de sus manos con la declaración de Bill. Puede que el jurado tenga esa semilla de duda; en Karen ha germinado de manera instantánea. ¿No escuchó las palabras de Mia? Ahora resta esperar el veredicto y la sentencia. The Trial es un excelente episodio que perfila un final de temporada intenso, con muchos sentimientos a flote para Hank. Momento favorito: en honor a una de una de mis series favoritas, Hank Moody viéndose al espejo como si fuera el supuesto Fox Mulder en Small Potatoes.