True Blood: más detalles sobre la cuarta temporada

[spoiler]

Estos días se está celebrando en Beverly Hills el PaleyFest 2011 y los responsables de nuestras series favoritas están aprovechando para mostrar sus novedades para la próxima temporada. Y claro, si se trata de poner los dientes largos a los espectadores, la que no podía faltar a la cita es True Blood, que ha presentado oficialmente la que será su cuarta temporada. Para ello, Allan Ball se ha rodeado de gran parte del reparto de la serie, y entre todos, nos han avanzado hacia dónde se dirigen las tramas que nos quedaron pendientes al final de la tercera temporada.

Para empezar, Bill y Sookie no volverán a estar juntos ni a corto y a medio plazo porque la traición de Bill es demasiado grande. Recordemos que Eric le reveló a Sookie que Bill preparó su encuentro para que ésta se alimentase de su sangre siguiendo las órdenes de la Reina Sophie-Anne. Y la cosa es tan grave que el propio Ball bromea que necesitarían diecisiete temporadas para que la situación se normalizase. ¿Os lo creéis? Yo, sinceramente, no.

Por otro lado, Sookie va a estar muy entretenida intentado entender en que consiste esto de ser una hada, y aprendiendo a controlar sus poderes, así que tampoco es de extrañar que ahora mismo no se plantee volver con Bill. Además, ya tiene a Alcide con el que sí podrá pasear a la luz del día sin miedo a que se convierta en cenizas.

El que tampoco va a estar para muchos romances es Eric, que perderá la memoria completamente porque ha metido la nariz dónde no debía. No sabrá quién es, pero en Bon Temps tendrá quién le ayude (y quién se querrá deshacer de él, claro). Lo malo, bajo mi punto de vista, es que Eric ya no será el duro vampiro vikingo que tanto nos gustaba sino que se convertirá en su polo opuesto, es decir, un vampiro vulnerable y perdido.

Seguramente esto guarda relación con el hecho de que Godric, su creador, vaya a volver a hacer acto de presencia. Aunque todavía no sabemos si su aparición será mediante un flashback, una alucinación (como sucedió la pasada temporada) o un sueño, está claro que jugará un papel importante en la búsqueda de identidad con la que se enfrentará el vampiro escandinavo. Y todos esto con un Russell en stand-by que puede volver en cualquier momento en busca de venganza a pesar de estar sepultado en cemento.

Pero Eric no es el único que volverá muy cambiado ya que Tara retornará a Bon Temps tras su despedida a la francesa con una nueva actitud mucho más positiva y un carácter más estable. Creerá haber encontrado finalmente la felicidad pero, por suerte nuestra y para desgracia suya, esto no durará demasiado.

Además, como suele pasar en True Blood, tendremos sorpresas desde el minuto uno ya que Arlene tendrá el hijo demoníaco de Rene en la season premiere y veremos la resolución del enfrentamiento entre Bill y la Reina. ¿Cómo pensáis que acabará la cosa? No tengo ni idea pero normalmente estos cliffhangers supuestamente tan impactantes los suelen resolver de una manera bastante tonta y saliéndose por la tangente. Creo que sería una lástima que se deshiciesen de un personaje tan fascinante y poco aprovechado como el de la Reina. ¿Vosotros qué pensáis?