Chaos, muy cerca de la cancelación

La televisión es muy dura y no perdona falencias, al menos no en cadenas grandes. Seguramente si Chaos estuviese en cadenas medianas --en cuanto a calidad-- como The CW, o cualquier otra cadena de cable premium --en cuando a las estadísticas-- como Starz, Chaos sería un éxito rotundo; pero en CBS lo que ha facturado al momento es mediocre. CBS es por excelencia, la cadena más longeva y grande de toda la televisión mundial, y para lograr mantenerse en el primer lugar siempre ha sido muy fiel en sus decisiones, todo pensando hacía su futuro inmediato. Sólo han bastado tres entregas transmitidas de Chaos para que CBS, ese imperio televisivo, decida desaparecerla de su catálogo de primetime, ¡apenas tres episodios!

Recordemos que Chaos es la serie de género dramedy en la que veíamos a Freddy Rodríguez y Eric Close. Desde un comienzo se dudaba del proyecto ya que incluso fue rechazada en un primer intento, para después ser revivido por la misma CBS. Fiel al estilo de la productora, se tenía un mundo de confianza con el proyecto de drama procedural con varias innovaciones, relatando la vida de un ingenuo y dedicado agente quien aún tiene fe en la gente y cree que el mundo se puede convertir en un mejor lugar para vivir, es decir, mostrar el otro lado de la burocracia de la ley y sobre todo de la CIA. El argumento sonaba original, pero en su corta estancia jamás logró facturar grandes ganancias, al menos no al nivel que CBS exige.

Sólo para que nos demos una idea, Chaos debutó con 6.4 millones de televidentes el pasado 2 de abril, en su segundo episodio bajó a 5.6 y en la tercera promedió los 5.5 millones de espectadores. Para cualquier seriéfilo amante de las estadísticas, sabrá que estos números serían una maravilla en cualquier otra cadena, pero CBS está acostumbrada a la gloria absoluta y consideraba lejos de sus aspiraciones estos números. Al momento se desconoce lo que pasará con los diez capítulos restantes que conforman la primera temporada, seguramente en un par de semanas escucharemos algo al respecto. Mi predicción: pasará al olvido. Curioso año el que estamos viviendo: Chaos, Chase y Undercovers, proyectos que prometían pero que al final decepcionaron.

Foto: Entertainment Valley