Chase regresa para transmitir los últimos episodios

Supimos del proyecto de Chase desde febrero del 2010. La serie se presentaba como una adaptación de la mítica película de Harrison FordThe Fugitive. Contrataron a Kelli Giddish para representar a Annie Frost, una policía de Estados Unidos cuya misión es capturar a uno de los fugitivos más buscados del país. Procedía del sello de calidad de Jerry Bruckheimer y a priori se antojaba como una serie espectacular. Fue de las mayores propuestas de la NBC para este año, he incluso se ganó temporada completa desde un principio. Los problemas de Chase comenzaron básicamente en diciembre del año pasado, cuando la NBC en plena crisis de contenidos decidió recortar la primera temporada de dieciocho entregas a tan sólo veintidós. Sólo la cancelación directa es peor que el recorte, y es una señal clara de que las cosas no van bien.

Todo terminó de sucumbir en febrero, cuando simplemente de la nada desapareció Chase del catálogo de la NBC. Hasta el momento no se sabía nada al respecto sobre los episodios restantes de la primera --y evidentemente única temporada-- de Chase, hasta ahora. La NBC ha anunciado que a partir del próximo 23 de abril comenzará a transmitir los últimos cinco episodios de la serie. Pésimas noticias por donde se le vea, ya que se sabe que el primetime en días sábado no existe y no aspira a nada, tan sólo ha funcionar como simple relleno. Para los pocos fanáticos del procedural de la NBC les quedará el consuelo de ver el desenlace de la serie, un proyecto fallido de principio a fin, así de triste.

En lo personal me alegra porque Chase era terrible, ofrecía cuarenta minutos insufribles de persecución ridícula. En mi opinión Chase y Undercovers han sido los mayores fracasos del año, curiosamente ambos son de la NBC... ¿Ahora me creen que se encuentran en crisis? -- urge un recambio.

Foto: Herald Tribune