La invasión de los hashtags

Hace unos días, cuando estaba viendo el episodio de Fringe de la semana pasada, me sorprendió que encima del logo de la FOX aparecía de vez en cuando un hashtag haciendo referencia al nombre de la serie. En aquel momento me pareció curioso y no le di más importancia porque pensé que se trataba de un hecho anecdótico, pero en último episodio de Glee se ha volvió a repetir y es que la cadena ha iniciado una campaña con un objetivo muy claro: conseguir que cada vez más espectadores vean los episodios en vivo.

Desde FOX dicen que la impresión de los hashtags responde a que pretenden unir los comentarios de los fans de sus series en un solo hashtag oficial. Por ejemplo, en el caso de Glee, además del oficial también hay quien utiliza #Gleeks o incluso #WhiteRippers pero a la cadena no le interesa esa diversificación de los comentarios ya que hace que sea más difícil que la serie se convierta en Trending Topic.

No sé si la campaña ha dado ya sus frutos (basta que se cree un hashtag oficial para que aparezcan mil no oficiales) pero lo cierto es que demuestra que las redes sociales se han convertido en una herramienta básica de promoción y fidelización de clientes/espectadores. Eso sí, no sé si esto es demasiado efectivo con episodios normales pero estoy segura de que en casos concretos como eventos o episodios especiales puede ser muy útil. En mi caso, suelo ver mucha televisión enlatada, es decir, en diferido porque me cuesta adaptarme a los horarios de las cadenas pero reconozco que, de vez en cuando, hago excepciones porque hay cosas que es mucho más divertido comentarlas en el directo y en grupo.

Pero FOX no es la única preocupada por conseguir que sus productos se vean en directo ya que, sin ir más lejos, la NBC lanzará la próxima semana NBC Live, una web en la que los usuarios podrán comentar lo que están viendo en aquel momento con otros espectadores a tiempo real. Además, la CBS hace unos días celebró su particular Tweet Week en la que los usuarios de Twitter cada día podían preguntar lo que quisieran a actores y presentadores de la cadena.

Pero volviendo al tema, diría que no es casual que la campaña se haya iniciado con Fringe ya que es un ejemplo claro de serie muy seguida y con unos fans muy activos en la red pero poco vista en directo. De hecho, casi todas las semanas nos encontramos que los espectadores que graban el episodio doblan a los que lo ven en directo. Ahora bien, veo difícil que por un rotulito los espectadores cambien sus hábitos de consumo televisivo pero por probar que no quede.

Además de Fringe y Glee, también hemos podido ver el correspondiente hastag en la nueva serie de Christian Slater Breaking In y Bones. Y no sé que pensáis vosotros pero, funcione o no, me parece fantástico que las cadenas entiendan que tienen que estar pendientes de algo más que las audiencias.