Libros convertidos en series: Parte IV

Después de un pequeño parón en nuestro particular repaso de libros que han dado el salto a la pequeña pantalla, regresamos. Hoy hablaremos de una serie de ciencia ficción que no llegó a triunfar aunque tenía todas las papeletas para convertirse en un título de culto. Lástima. ¿Preparados para dar un salto al pasado?

Flashforward

La serie de ciencia ficción de la ABC que estaba llamada a ser la heredera de Lost , resultó ser, un espectacular fracaso y fue cancelada tras una más que decepcionante primera temporada. El argumento se basaba en un libro escrito por el autor canadiense Robert J. Sawyer, la obra se titula igual que la serie pero que aquí, en España, se editó como Recuerdos del Futuro. El libro fue escrito en 1999. La trama nos sitúa en el año 2009. Ginebra, Suiza; allí los científicos Lloyd Simcoe y Theo Procoplides van a poner en marcha el colisionador de partículas para recrear los momentos previos al Big Bang. Cuando lo hacen, todos los seres humanos se desmayan durante exactamente 1 minuto y 43 segundos y su consciencia se ve transportada al futuro, concretamente al año 2030.

Existen notables diferencias entre el libro, una lectura bastante recomendable para los amantes de la ciencia ficción, y la serie:

  • En el libro, el protagonista es Lloyd Simcoe. En la serie era el agente del FBI Mark Benford (Joseph Fiennes). Aunque en la serie el personaje de Simcoe aparecía. Recordemos que era el hombre que estaba destinado a birlarle la mujer a Benford y que estaba relacionado directamente con el flashforward.

  • En el libro el apagón dura un minuto y cuarenta y tres segundos, mientras que en la serie era algo más largo, duraba dos minutos y diecisiete segundos. No sé porque hicieron este cambio de tiempo, no es muy significativo. Si hubiesen alargado a cinco minutos el desmayo colectivo podría entenderlo, pero no, lo aumentaron unos 34 segundos más. ¿Por qué?

  • En el libro las visiones del futuro ocurren en el año 2030, ventiún años en el futuro. En la serie, nos daban seis meses de margen. Es una diferencia bastante importante.

  • En la novela, durante el apagón, los dispositivos electrónicos no funcionan, así que no hay registros visuales de lo sucedido. En la serie sí que los tenemos.

  • En la novela se sabe desde el principio que provocó el desmayo, sin embargo la trama de la serie se centra en descubrir que y quien ha provocado este suceso.

Tengo que decir que yo empecé con muchas ganas la serie, el piloto me gustó bastante pero la dejé tras seis capítulos. Se me hacía aburrida, repetitiva y cargante. Ningún personaje resultaba interesante y las tramas no avanzaban. Sé que hay gente que a pesar de los defectos de Flashforward disfrutó con ella. Así que, si os quedásteis con ganas de más, haceros con el libro.

En España el libro lo editó La Factoría de Ideas. También podéis haceros con él en Amazon.

Foto: Trend PK