[Recap] 1×02 Game of Thrones: The Kingsroad

[spoiler2]

El segundo capítulo de Game of Thrones ha seguido la estela marcada por el primero. Una ambientación que quita el hipo, unos actores y actrices totalmente metidos en sus papeles y una trama que se va complicando lentamente. Podemos diferenciar claramente cuatro historias en este episodio, la de Jon Nieve, la de la comitiva real que viaja a la capital, la de Catelyn Stark y la Daenerys con su nuevo marido.

Empezaremos con Daenerys. La joven de cabello plateado poco a poco va aprendiendo las costumbres de los dothrakis. El caballero exiliado Jorah Mormont intenta animarla diciéndole que con el tiempo su relación con Drogo y su pueblo será más fácil. En una conversación entre Viserys y Mormont sabremos que el caballero huyó de los Siete Reinos porque Ned Stark lo condenó por vender esclavos. Daenerys se encuentra fascinada por los tres huevos de dragón que recibió como regalo de bodas.

La joven está siempre acompañada por sus ayudas de cámara que la llaman khaleesi. Ellas le contarán historias y leyendas sobre los dragones y su origen. Una de esas chicas, trabajó en una casa del placer antes de ser propiedad de Drogo. Así que Daenerys le pide que le enseñe trucos para satisfacer a Drogo. La lección que le da es de mucha ayuda, ya que la Targaryen usará esos conocimientos para que su marido la trate como a una igual. La pareja conecta por primera vez.

Mientras en Invernalia el rey y su séquito se preparan para partir. Ned les acompañará al sur, a Desembarco del Rey, para ejercer de Mano. Se llevará a Sansa y Arya con él. Jon Nieve por su parte se dirigirá al norte ya que ha decidido formar parte de la Guardia de Noche en el Muro, Tyrion Lannister lo acompañará porque quiere ver con sus propios ojos el famoso Muro. Catelyn Stark se encuentra superada por los acontecimientos, Bran está inconsciente desde hace semanas, sobrevivió a la caída pero aún no ha despertado. No se ha separado de su lado ni un momento y ahora su marido se va y se queda sóla al mando de Invernalia y destrozada por el dolor.

Un día Catelyn recibe la visita de Cersei, la reina le cuenta como ella también perdió a su primer hijo. Un niño moreno, muy parecido a Robert porque luchó hasta el último momento pero no consiguió sobrevivir. Es increíble que a pesar de ser la culpable del estado de Bran, la reina consiga emocionar con su relato y su pérdida. Catelyn también recibirá la visita de Jon quien se despide de Bran. Se nota que ella nunca ha soportado la presencia del bastardo de Ned y siempre se lo ha hecho saber. Jon se despide también de Arya y le regala una espada que ella bautizará con el nombre de Aguja.

Jon se va al Muro con Tyrion. Cuando se despide de Ned Stark le pregunta por su madre, y el noble le dice que cuando vuelvan a verse hablarán del tema. Ned parte para Desembarco del Rey. Catelyn se queda con el resto de sus hijos en Invernalia. Durante su viaje Jon tendrá tiempo para hablar con el gnomo y descubrir a un hombre con una mente fascinante que sabe perfectamente cual es su lugar en el mundo. Tyrion destaca por ser uno de los personajes más complejos e interesantes de toda la historia.

Mientras en Invernalia, durante la noche, un hombre intenta acabar con Bran. Catelyn se lo impide. Es una escena de lucha brutal, la mujer agarrando el cuchillo con las manos, sangrando a borbotones y justo cuando parece que el asesino va a conseguir su objetivo el lobo huargo del niño lo ataca destrozándole la garganta y matándolo. Catelyn empieza a investigar la zona donde Bran cayó y descubre en lo alto de la torre un pelo largo rubio. Se reune con sus hombres de confianza para explicarles sus temores. Cree que a Bran lo tiraron de la torre y que el asesino fue contratado por los mismos que lo tiraron porque temían que los delatase. El cuchillo que usaba el asesino era demasiado bueno, de acero valyrio, algo que sólo los nobles usan. Catelyn está convencida de que los Lannister tienen la culpa de lo sucedido y decide viajar de incógnito a la capital para contarle a Ned lo que sucede.

Por otro lado la comitiva real tiene sus propios problemas. El rey Robert durante una comida con Ned le cuenta que Daenerys Targaryen se ha casado con Khal Drogo, quien tiene un ejército de cien mil hombres. Ned le tranquiliza diciendo que nunca atravesarán el mar para invadir su reino. Sin embargo Robert no está tan seguro y su odio por los Targaryen le ciega.

Un día paseando por los bosques Sansa y Joffrey se encuentran con la pequeña Arya. La norteña está jugando con el hijo de un carnicero, fingiendo que pelean con espadas. Joffrey, mostrando ya lo odioso que puede llegar a ser, atacará a Arya pero la loba huargo de la niña, Nymeria, le muerde en el brazo desarmándolo. Tras el ataque los hombres del rey capturan a Arya, pero no a la loba pues su dueña la mandó a los bosques.

Ante el rey, Joffrey acusa a Arya de atacarlo. Cersei no hace más que meter cizaña, quiere un castigo ejemplar. Sansa es llamada a testificar pero no apoya a su hermana. Finalmente Robert, el rey, decide que es una simple riña entre chiquillos pero Cersei exige que, al menos, maten al animal. Como Nymeria se ha ido sacrificarán a la loba de Sansa, Dama. Una lástima porque es un lobo precioso que además no ha hecho nada. Odiosos los Lannister. Ned se encarga de matar a la loba y cuando lo hace, en el norte, Bran se despierta.

Un capítulo que no ha dado tregua. Han pasado muchas cosas. Los personajes se van perfilando de manera muy natural y brutal. ¿A alguien le caen bien los Lannister? Salvamos a Tyrion pero el resto son de lo peor. Catelyn se descubre como una mujer mucho más fuerte de lo que aparentaba y Ned, está visto, que no podrá hacer mucho contra Cersei. Ella es la reina y aunque Robert no le haga mucho caso tiene cierto poder. La justicia de los Lannister pasa por matar a niños, en este capítulo, el hijo del carnicero que jugaba con Arya. El Perro del príncipe Joffrey llega con el niño muerto al campamento. Brutal.

Para los que hemos leído los libros; está siguiendo la historia al pie de la letra. A mi me parece bien además puedo rellenar los huecos de la trama porque ya sé que pasará.