[Recap] 1×05 The Killing: Super 8

[spoiler2]

El pasado episodio nos quedó algo claro: no tenemos que creer casi nada de lo que nos dicen por ahora porque seguramente no llevará a ningún sitio. Por ahora, no hay nada en este Super 8 que nos haya hecho cambiar de opinión pero lo que sorprende es que, a diferencia de lo que pasó con los sosprechosos de El Diablo, no han corrido a desmontarnos las sospechas sino que las han incrementado. Y mucho.

Las notas que encontró Linden en la habitación de Rosie ponían en el punto de mira a Bennet, y su papel como portavoz del Seattle All-Stars le relacionaban directamente con la campaña de Richmond. Demasiado fácil, ¿verdad? No estamos ni a mitad de temporada así que podríamos ir descartando que Bennet sea el culpable pero es que no puede parecerlo más. Su relación con Rosie parece seguir una pauta ya que por lo visto está acostumbrado a mantener relaciones intelectuales con sus jóvenes e impresionables alumnas hasta el punto de que se casó con una de ellas. Demasiadas coincidencias.

Por otro lado, y aunque Richmond haya conseguido neutralizar el daño que la muerte de Rosie causó en su campaña gracias a las vallas pagadas con el dinero de Drexler, si detuviesen a Bennet enseguida le volverían a relacionar con él y eso sería fatal para sus aspiraciones políticas. Al menos ya sabe quién es el topo, y aunque era previsible que no fuese ninguno de los personajes principales, reconozco que me decepcionó un poco. Eso sí, es interesante que Yitenes sea la que está detrás de todo pero lo es más que ahora se encuentre con que ella misma se ha metido en un lío del que no podrá salir sin que su reputación salga perjudicada. ¿Pero eso quiere decir que Gwen no esconde nada? Sinceramente, lo dudo mucho.

El que desde el principio también parece esconder algo es Holder. Ahora le vemos con sobres de dinero para arriba y para abajo, y que acaban en misteriosos buzones. Una de dos, o se trata de su familia o de alguien a quién le hizo daño en el pasado. Bueno, hay más opciones pero ahora mismo no se me ocurren, pero me da la sensación de que hay algo de remordimientos en esa mirada. Y Linden, mientras tanto, que continua en su intento por convencerse a sí misma que puede marcharse a Sonoma sin el caso resuelto. Por más que no quiera repetir errores del pasado obsesionándose está en su naturaleza y sudo que se marche sospechando como sospecha del comportamiento de Holder.

Por último, hasta ahora nos habíamos centrado en el dolor de Mirth y Stan Larsen pero los niños también están sufriendo su particular duelo. El pequeño Denny piensa que ya no importan a sus padres y decide buscarse la vida y Tommy, por su parte, ha empezado a mojar la cama. Y no sólo eso sino que Denny se gana una buena bronca sin comerlo ni beberlo mientras se estaba tomando un baño. Como le dice Richmond a Mitch en su encuentro nada fortuito en el supermercado, la cosa mejora con el tiempo pero recordemos que tan sólo han pasado cinco días y que ni siquiera han enterrado todavía a Rosie.

Para el próximo episodio, el objetivo de Linden y Holder será el de situar a Rosie en casa de Bennet porque el hidróxido de amonio les une, aunque intuyo que el vídeo Súper 8 de Rosie nos guiará hacia otro sospechoso. Confiemos en el escáner de Linden. ¿Será que grabó algo que no debía como dicen? Si es así, no sé por que me da la sensación de que el proyecto del alcalde puede tener algo que ver, pero sólo es una teoría. ¿Vosotros qué pensáis?