[Recap] 7×18 Grey’s Anatomy: Song Beneath the Song

[spoiler2]

El sueño de Shonda Rhimes es una realidad. Hace cuatro temporadas -- antes de la existencia de Glee -- la producción de Grey's Anatomy tuvo una idea: hacer un episodio musical. En su momento, sólo mencionarlo sonaba extraño, una locura. Con el tiempo, Shonda pudo aterrizar una trama ideal para el género, sin sacrificar a la serie, sin ser fiel a su esencia. Como resultado, tras dos meses de producción, tenemos un episodio atípico que rescata el talento de los actores y el drama muy al estilo Grey's. Un episodio que dará mucho de que hablar... por mucho tiempo.

Aunque cuesta trabajo creerlo, Song Beneath the Song funciona perfecto como un musical y, lo más importante, tiene una justificación. El episodio comienza con Arizona gritando por ayuda, mientras Callie se encuentra tendida entre cristales rotos y cubierta de sangre. Su cerebro entra en shock y su "alma" se desconecta por unas horas, mientras el cuerpo se cura. ¿Cómo salvar a una vida?, ¿cómo salvar dos?

Si hacemos memoria, no es la primera vez que esto ocurre en Grey's. Recordemos Some Kind of Miracle, de la tercera temporada. Los médicos hacen todo lo posible para salvar a Meredith, mientras ella se encuentra en una especie de "limbo" en compañía de Denny Duquette (entonces, ya fallecido). En el caso de Callie Torres, es como si hubiera quedado en un limbo musical. Ella canta. Sus compañeros cantan. Todos cantan -- bueno, casi todos, que no vi a Patrick Dempsey decir ni pío --. Así es como decide protegerse del impacto emocional; así es como Shonda Rhimes equilibra un evento de esta magnitud... porque ya ha corrido suficiente sangre en el hospital en el último año.

El accidente mueve las fibras de su familia, sus amigos y compañeros en el Seattle Grace Mercy West. Mark Sloan no puede creer lo que ocurre. Su mejor amiga y su bebé podrían morir en cualquier momento. En el caso de Arizona, se trata de la mujer de su vida y su hijo. Fue interesante explorar la relación entre estos dos personajes, especialmente en un momento como este. Ambos aman a Callie, a su modo; buscan lo mejor para ella. Sin embargo, ¿quién tiene la última palabra en las decisiones? Si Callie estuviera casada con Arizona, sería muy diferente la situación. Al final, la novia y el mejor amigo se unen un poco más aunque no lo suficiente para lo que está por venir.

Haciendo un correcto seguimiento al desarrollo de la temporada, el trauma es atendido por Owen Hunt, el médico que tiene la cabeza más fría casos personales y graves. Su paciencia y serenidad aseguran que el curso a seguir sea el indicado -- además, justifica las canciones interpretadas por el actor --. Siguiendo su entrenamiento y la experiencia, apoya a Teddy en su decisión con respecto a la propuesta de Cristina; vaya posición para el médico. Hay que admitir que Hunt es buen material para ser Jefe de Cirugía, en caso de que Webber considere el retiro... de nuevo.

Para atender una emergencia de este nivel, es necesario contar a los expertos en cada área. Después de un susto, Lucy Fields admite no estar calificada para el caso. Así justifican la llamada a Addison Montgomery; una visita que dista de ser meramente social. Sabemos que es la mejor médico en su rama, con doble certificación y la única que puede hacer ciertos procedimientos de última generación. Era lógico que llegara a Seattle a salvar a una de sus mejores amigas, además. Lo que me parece atinado es crear esa inseguridad en Fields, algo que podría indicar el boleto de salida para el personaje. Como dice Karev, no tengan tantas esperanzas de que sea su final feliz.

A lo largo del episodio, Meredith se comporta de manera acertiva, calmada. Se comporta como una profesional. Sin embargo, tiene su momento de colapso, en el elevador, en brazos de su esposo de post-it. Se arrepiente de los celos que sintió por Callie, por haber quedado embarazada sin realmente buscarlo, como si se estuviera echando la culpa del accidente o de la obra de Dios. Un pequeño quiebre para Mer que le recuerda que es más que otra doctora de la paciente. Un momento significativo para la pareja, que han intentado de todo para quedar embarazados. ¿Cuál será el siguiente paso para cumplir su sueño?

Hablando de las Grey y sus relaciones, queda más que claro que Lexie sigue enamorada de Mark. Ahora lo acompaña en un momento difícil, entiende su situación, más se siente ajena a este nuevo concepto de familia. Jackson se da cuenta del amor que hay entre ellos y lanza la advertencia. ¿Será que su relación dará el siguiente paso?, ¿dejará de ser sólo algo físico para comenzar un noviazgo?

Así como hacemos con Glee, es hora de hablar de los "números musicales". Antes que nada, Shonda Rhimes se lució con la estructura del episodio y la selección de canciones... hasta justifica que Callie haya tenido el accidente. La cantidad de solos que tiene Sara Ramirez a lo largo del episodio, no es gratuito. La actriz se formó en Broadway y aquí lo demuestra. ¡Que voz!

  • Chasing Cars quedó increíble, comenzando con la llegada de Callie a emergencias, acompañada por las voces de Owen Hunt y Miranda Bailey -- la cara de Callie cuando los escucha cantar, no tiene precio --.

  • Breathe (2 A.M.) con Lexie Grey resultó una gran sorpresa; además el montaje queda perfecto con la canción y el momento.

  • How We Operate con Owen Hunt, canción justificada... pero no me gustó tanto la interpretación. Se nota que esta escena es una mina de bloopers.

  • Wait por Miranda Bailey, Lexie y April en los coros, queda excelente en referencia con Mark.

  • Running on Sunshine con Callie acompañada de Eli, Hunt, Henry, Alex, Teddy, Miranda, Arizona, Lexie, Meredith... casi todo el reparto. Una canción divertida para alivianar el resto del episodio y mostrar a las parejitas del hospital. Nada más.

  • The Universe & U interpretada por Callie y Arizona. Una reafirmación de su amor.

  • Grace por Callie, una hermosa melodía que pone en distinta perspectiva la emergencia. Queda perfecto el movimiento lento, mientras preparan la cirugía.

  • How to Save a Life, con (casi) todo el reparto, da un toque de realidad al procedimiento, accelera el ritmo. Reconozco que el montaje quedó genial, pero no me agradó verlos cantar con cubrebocas. Hubieran dejado el track nada más.

  • The Story, la mejor canción de todas, gran interpretacion de Callie. Queda perfecta para el cierre del episodio; recupera la consciencia aceptando la propuesta de matrimonio. Un paso más en su historia.

Song Beneath the Song es un gran episodio a nivel de producción; eso hay que reconocerlo. La trama, las canciones, el desarrollo. La cámara, la edición, los momentos surrealistas. Todo queda perfecto en su conjunto; se nota el trabajo de dos meses. Sin embargo, espero que sea el debut y la despedida para el género musical en Grey's Anatomy. Resultará difícil realizar otro episodio bajo estas características; algo así como en su momento vimos en el pseudo documental/mockumentary del episodio These Arms of Mine. Con respecto a la historia de Callie, no todo está dicho. La bebé nació prematura y vendrán complicaciones... en unas cuantas semanas.