House: ¿será renovada para una octava temporada?

House se encuentra a unas semanas de concluir su séptima temporada y, a estas alturas, no ha recibido la renovación por parte de FOX. Pero ¿a qué se debe esto?, ¿FOX no le tiene fe a su serie?, ¿será cancelada?, ¿hay posibilidades de salvación? La situación es un poco más compleja de lo que parece, pues involucra a (por lo menos) dos partes y hay muchos intereses de por medio (por no decir millones de dólares).

Hace tres semanas Cèlia nos comentaba sobre las negociaciones entre FOX (cadena que emite la serie en Estados Unidos) y Universal Media Studios (compañía productora). Resulta que FOX quiere reducir el costo de la serie, algo que no parece a Universal porque, al final del día, ellos tendrían que costear el déficit (algo que no ocurre comúnmente en la industria televisiva). La negociación tenía como fecha límite el 15 de abril; rebasado este día, Universal tenía la posibilidad de ofrecer la serie a otras cadenas. Este escenario no ocurrió. El plazo se extendió y, a la fecha, continúa. En su momento ésta no era la única serie que FOX mantenía en la cuerda floja; la otra producción que entraba en juego era Bones.

Así pasaron los días de incertidumbre para los fanáticos de ambas series, esperando alguna noticia... hasta que llegó la primera: Bones fue renovada, disminuyendo las posibilidades para House. No se hicieron esperar los comentarios de desaliento entre los seguidores del drama médico.

De acuerdo con Deadline, FOX negocía disminuir el costo de su cuota a 5 millones de dólares por episodio, lo cual significa una reducción del 20%. Según Universal, esta cantidad es insuficiente para realizar un episodio del nivel que hemos visto en las últimas temporadas -- edificios desmoronándose, automóviles monstruo, musicales, lo común para la serie fuera del quirófano --. Esto significa que la productora buscará la manera de reducir el presupuesto para hacer viable la octava (y posiblemente última) temporada de House.

Una de las opciones es castigar la paga del reparto, de los actores que todavía no firman un contrato; entre ellos se encuentran Lisa Edelstein, Robert Sean Leonard y Omar Epps. Los actores reciben, actualmente, una paga de 175 mil dólares por episodio y se está negociando una baja tanto en la cantidad asignada a sus cheques como en el número de episodios. En un caso extremo, se buscaría prescindir de alguno de ellos; se habla de Epps o Edelstein. En el caso de Hugh Laurie, tiene asegurada la cantidad de 400 mil dólares por episodio; paga intacta. Después de la contratación de los actores, se comenzará la negociación con el creador y showrunner David Shore y la productora Katie Jacobs. Será entonces cuando se tome una decisión sobre la renovación.

Como ven el escenario es más negro de lo que parece, aunque seguramente FOX logrará la renovación. Me parece pésimo que una producción de este nivel tenga este tipo de problemas; mucho peor que traten al reparto de esta forma, notando el extraordinario trabajo que realizan con sus personajes. Bajo estas circunstancias no me extrañaría que House se despida el próximo año porque, por lo visto, FOX se empeña a mantenerla viva una temporada más... como pueda. Personalmente, me gustaría que de una vez le dieran un final digno, pues con el trato que está recibiendo la serie en general, es posible que se vea afectada la calidad de la misma.