FOX limpia a fondo su parrilla

Tradicionalmente las cadenas esperan a los upfronts para anunciar su parrillas televisivas, pero como os ha comentado hoy mismo mi compañera Becky, unos días antes empiezan a filtrar las renovaciones y cancelaciones. El ejemplo más claro es el de FOX, que empezó anunciando las renovaciones de House y de dos de las series de Seth MacFarlane, y continuó con los encargos de Alcatraz, The Finder, The New Girl y I Hate My Teenager Daughter. Pero como antes de entrar hay que dejar salir, la cadena ha decidido cancelar cinco de sus series para hacer hueco a las novedades.

Human Target, The Chicago Code, Lie to Me, Breaking Iny Traffic Light han sido las damnificadas, y lo cierto es que no hay ninguna gran sorpresa porque se trata de series que han obtenido datos de audiencia más bien mediocres o incluso desastrosos. Claro está que no todos los casos son iguales porque si bien tengo que reconocer que, aunque es absolutamente comprensible, me apena la cancelación de The Chicago Code o incluso de Human Target por el cariño que le había cogido a los personajes, pero no puedo decir lo mismo de las otras tres.

Lie to Me se salvó de la quema el año pasado por los pelos, y de no haberse cancelado Lone Star, a saber cuando se habría estrenado la tercera temporada porque lo cierto es que no tenía hueco y a la cadena tampoco le preocupaba demasiado encontrárselo. En cuanto a las comedias Traffic Light y Breaking In, la segunda era la que tenía más números de renovar porque sus datos eran menos malos pero ni mucho menos eran para tirar cohetes. Además, no hay que obviar el factor gafe de Christian Slater que con esta ya es la tercera serie consecutiva que se carga tras My Own Worst Enemy y The Forgotten. NBC, ABC y ahora FOX, ¿cuál será la siguiente en caer?

Pero volviendo al tema, con esta decisión la cadena se ha deshecho de todas las series que estaban en peligro de cancelación (excepto Fringe, claro está) y apuesta por renovar su parrilla, que falta le hacía. Además, no olvidemos que una de sus vacas sagradas puede que finalice la próxima temporada y la mejor manera de encontrarle una sustituta es probar con varias series nuevas. Lo malo es que, sabiendo que FOX suele tener poca paciencia, no sería raro que el año que viene se encontrase con huecos sin llenar. Por ahora parece que la cadena ha descartado definitivamente el piloto de Locke & Key, pero todavía se reserva Exit Strategy y Touch. ¿Será que se están guardado algún as en la manga para los upfronts?