[Recap] 1×05 Game of Thrones: The Wolf and the Lion

[spoiler2]

Cuanta sangre, cuanta muerte y cuanto horror en este capítulo. Ya sabíamos que había violencia en los libros de Martin, ya sabíamos que la íbamos a ver en pantalla pero aún así, no puedo evitar que los pelos se me pongan de punta cuando veo tanta sangre. Por otro lado el capítulo ha estado centrado en Desembarco del Rey, con Ned y sus problemas y su investigación; y en el viaje de Catelyn con Tyrion Lannister como prisionero.

Empecemos hablando de Catelyn y de Tyrion. Tras capturar al Lannister, Catelyn y su grupo de hombres lo trasladan hacia el Nido de Aguilas. Allí vive su hermana Lysa, la misma que le envió la advertencia de que los Lannister habían matado a su marido, John Arryn. Ambas hermanas hace más de cinco años que no se ven. Durante el viaje son atacados por un grupo de salvajes. Catelyn desata a Tyrion quien, aún teniendo la oportunidad de escapar durante la confusión de la pelea, se queda y salva a Cat. En el grupo, uno de los hombres destaca por su bravura y su eficacia con la espada. Tyrion se fijará en él y le caerá en gracia.

Cuando por fin están en presencia de Lysa, la escena no puede ser más grotesca. La mujer está amamantando a su hijo de seis años. Un niño que en seguida notamos que no está bien de la cabeza, como su madre, una mujer desquiciada que quiere acabar con Tyrion allí mismo pues lo acusa de ser el asesino de John Arryn, la anterior Mano del Rey. Catelyn se lo impide, el Gnomo es su prisionero y ella decidirá lo que se hace con él. Así que lo encierran en una de las celdas de la fortaleza, unas celdas que tienen tres paredes ya que la altura evita que nadie escape. Así dejamos a Tyrion, encerrado en el Nido de Águilas, en poder de una lunática. Catelyn Stark no sabe que sus acciones afectarán a Ned en Desembarco del Rey.

En Invernalia nos encontraremos con Bran quien está estudiando las casas de los Siete Reinos, sus lemas y blasones. Una escena que ayuda a conocer a las diferentes casas que irán apareciendo o ya han aparecido en la serie. Bran está enfadado con su madre, ya que ella no estaba a su lado cuando despertó. Por otro lado vamos conociendo un poco más a Theon Greyjoy. Hijo de un noble que inició una revuelta, quedó a cargo de los Stark como pupilo, aunque también podemos considerarlo como un prisionero. Theon lleva ocho años en Invernalia pero no olvida su hogar, ni quien es ni a que linaje pertenece. Hay mucha rabia contenida dentro de él, mucho orgullo.

Mientras en Desembarco del Rey el Torneo continúa. Robert quiere participar en la justa pero tras una conversación con Ned desiste en su empeño. El Rey está gordo, tanto que no cabe en su armadura y disfruta mortificando a su escudero, un Lannister. Lo cierto es que el Rey está rodeado por ellos. Ese día en el Torneo participa Sir Loras, el Caballero de las Flores. Una mirada a Renly Baratheon e inmediatamente sabemos que entre estos dos personajes hay algo, además Petyr Baelish hace un comentario que no deja lugar a dudas. Sir Loras se enfrenta a La Montaña. Una escena de lucha bestial. Loras consigue descabalgar a la Montaña, quien sin dudarlo saca la espada y le corta la cabeza a su caballo (momento sangriento). Luego arremete contra el Caballero de las Flores pero inesperadamente, el Perro, se interpone entre ambos y lucha contra la Montaña. Todo el mundo mira sin dar crédito a lo que acaba de pasar hasta que el Rey Robert reacciona y detiene la lucha.

Varys visita a Ned para decirle que confía en él, que el Rey está condenado porque es un estúpido y que será envenenado como lo fue John Arryn. Varys le dice que fue el escudero de Arryn quien puso el veneno pero no quien pagó al escudero para hacerlo. ¿Por qué alguien querría matar a la Mano? Porque estaba haciendo preguntas. Poco después veremos a Varys hablar en las mazmorras con un mercader de más allá del mar, con el Magister Illirio, el hombre que acogía a Daenerys y Viserys. Arya que había llegado a las mazmorras persiguiendo gatos escucha parte de la conversación, oye cosas como asesinar, muerte, la guerra está próxima, la Mano del Rey, el libro y los bastardos. Varys sabe muchas cosas pero Petyr Baelish también. Poco después ambos consejeros se encuentran en la sala del Trono. Su conversación no tiene desperdicio. Se están midiendo, retando y poniendo las cosas claras pero con sutileza y elegancia. Ambos tienen espías e informadores en todas partes, ambos saben cosas que podrían destruir al otro pero se frenan porque aún no vale la pena enseñar las cartas.

Mientras Arya regresa al castillo hecha un auténtico espanto y le cuenta a su padre lo que escuchó, lástima que no vió quien hablaba. En ese momento Ned, recibe la visita de Yoren, el miembro de la Guardia de Noche, que le informa de lo que ha hecho Catelyn. Arya, que es una niña muy espabilada, empieza a preocuparse por la seguridad de su padre.

Se convoca una reunión de urgencia del consejo con el Rey. Robert sabe que Daenerys está embarazada ¿Cómo? Gracias a la información que le envía el caballero Jorah Mormont. Así que Daenerys tiene un espía en su sequito. El Rey quiere matar a la joven porque si tiene un hijo podría significar la guerra contra los dothraki. Ned, como Mano, aconseja que no se haga nada. No está bien matar a una joven embarazada, los dothraki no cruzarán el mar pero Robert no está tan seguro de eso. Ambos discuten y Ned renuncia a su puesto como Mano, dejando a un Robert iracundo dando voces y amenazando.

Ned se prepara para dejar la ciudad y regresar a Invernalia pero Baelish le dice que antes de partir debería ver a la persona con la que John Arryn habló poco antes de morir. Ned acepta. Se trata de una joven de cabellos castaños que tiene un bebé, otro bastardo del Rey Robert, una niña de cabello oscuro. Tras ver a la joven Baelish le dice a Ned que John Arryn había estado buscando a muchos bastardos del Rey ¿Por qué? No se sabe aún. Al salir de la casa Ned y sus hombres se encuentran con Jaime Lannister y la guardia de la ciudad. Jaime sabe lo de Tyrion y quiere apresar a Ned, ahora que ya no es la Mano del Rey, no tiene privilegios. Hay una lucha y Ned pierde a todos sus hombres. Se enfrenta a Jaime, ambos son buenos luchadores, fuertes, con experiencia. Sin embargo, un soldado atacará a Ned por la espalda. Herido y en el suelo, así acaba lord Stark.

Un capítulo realmente vibrante y lleno de emoción. No ha dado tiempo a aburrise y aunque Daenerys y John Nieve no han salido, no se les ha echado en falta. Ned ha llevado el protagonismo del episodio. Sus problemas en la corte, su investigación y su nobleza le predisponen a ser blanco de las intrigas del trono. ¿De quién puede fiarse? ¿Varys? ¿Baelish? Todos son demasiado ambiguos y nadie juega de cara como Ned. Ese es su mayor problema.

El capítulo ha tenido además dos escenas de los más interesantes: la protagonizada por Renly y Sir Loras, donde queda claro que son algo más que amigos y donde Loras anima a Renly a hacerse con el trono de los Siete Reinos. Le dice que él sería un buen Rey, tiene apoyos, es bueno y carismático. No me esperaba esta escena la verdad, ni que Sir Loras fuese tan intrigante como los demás, pero me ha gustado mucho.

La otra escena se ha dado entre el Rey Robert y Cersei. Creo que nunca habían cruzado más de dos palabras hasta este momento. Robert le explica los problemas que podría suscitar que Daenerys tuviese un hijo, como se desarrollaría una guerra si los dothraki cruzasen el mar. Cersei escucha con paciencia. Lo que ha mantenido unido al reino los últimos 17 años ha sido su matrimonio pero nunca hubo amor, aunque ella lo quiso un tiempo, ese tiempo ya pasó. Ahora no hay nada. Es una escena donde ambos dejan claro lo que sienten y como se sienten. Tras tantos años están cansados de todo.

Cersei le pregunta por Lyanna Stark, la hermana de Ned, la mujer que Robert amó y por la que inició una guerra. Robert confiesa que ya no recuerda su aspecto, sabe que la amó y que le fue arrebatada, sabe que ni el Trono pudo llenar el vacío de su pérdida. Es la primera vez en 17 años que Cersei le pregunta por ella. El fantasma de Lyanna hizo imposible que el matrimonio tuviese alguna oportunidad. Ha sido una escena realmente deliciosa y muy bien planteada.

Gran capítulo donde parece que nada pasa pero donde no dejan de suceder cosas. Esperando el próximo con muchas ganas.